Advertisement

No espere que los robots le quiten el trabajo a alguien

No espere que los robots le quiten el trabajo a alguien
Se dijo que las máquinas ATM iban a reducir la cantidad de cajeros en los bancos. Es cierto, el número de cajeros se redujo en cada sucurdal, pero los bancos abrieron más sucursales, en parte, debido a que las máquinas ATM hizo más barato hacerlo. Como resultado el numero de cajeros ha aumentado de manera permanente desde 1980 hasta el 2010. (Eric Risberg / Associated Press) (Associated Press)

¿Cuántos trabajos son vulnerables a la automatización?

Un estudio de la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica dijo que alrededor del 46% de los trabajadores tienen más posibilidades de ser automatizados.

Advertisement

En el 2016, un estudio de Citigroup Inc. y de la Universidad de Oxford reportaba que el 57% de los trabajos estaban en elevado riesgo de automatización, aunque un documento de los dos investigadores en el 2013, predijero que sería el 47%.

Un estudio reciente de PricewaterhouseCoopers reporto números menores, dependiendo el país. Pero aun así, eran grandes números.

Advertisement

Aún más problemático, es que la mayoría de los estudios llegan a conclusiones similares —la mayoría concluye que casi la mitad de los empleos son muy vulnerables a la automatización—. Pero no entre en pánico. Nadie sabe exactamente cómo muchos de estos empleos serán reemplazados por robots, o qué significa ser reemplazados.

¿Qué significa que un empleo se pierda por la automatización?

¿Significa que el empleado ha quedado obsoleto y que está obligado a ir a las filas del desempleo? ¿O significa que perderá su empleo actual, con su empresa actual? ¿Pero si el empleado obtiene un nuevo empleo en diferente compañía pero con la misma industria y con mejor salario, todavía puede percibirse como un empleo perdido? ¿Qué tal si el nuevo empleo tiene un salario 85% mejor?

Los estudios no son claros en esto. Usualmente su metodología básica es presentar a algunos expertos en tecnología la descripción de un empleo, o las tareas que, en el papel, un trabajo debe hacer, y entonces los expertos expresan lo que consideran son las posibilidades que la tecnología tiene para llevar a cabo dichas tareas. Pero aun asumiendo que los expertos están en lo correcto, nadie sabe realmente qué pasa con un empleo cuyas funciones pueden ser automatizadas.

Advertisement

En su libro, "Prediction Machines: The Simple Economics of Artificial Intelligence", el economista y los especialistas en Inteligencia Artificial, Ajay Agrawal, Joshua Gans y Avi Goldfarb predicen que algunos trabajos van a ser completamente reemplazados en un futuro cercano por la inteligencia artificial.

¿Qué ocurre con un empleado que ahora tiene una máquina que hace la mitad de su trabajo, pero que todavía se necesita la otra mitad? El empleado podría tener una reducción de pago del 50%? O podría tener un incremento debido a que ahora podrá hacer más trabajo en menos tiempo. Su descripción del trabajo y su título podrían cambiar, pero el trabajador podría estar ganando más dinero que antes.

En otras palabras, el llamado riesgo planteado por la automatización no es del todo negativo, también tiene una serie de considerables ventajas.

Aún más importante, los estudios citados arriba no pueden decir mucho sobre lo que la automatización hace al mercado laboral en general. Es casi seguro que algunos de los trabajos se automatizarán, otros se crearán para ocupar su lugar. Sólo considere los nuevos trabajos que no existían hace unos años o hace años: gerente de redes sociales, científico de datos o productor de podcast. Además están aquellas categorías de trabajo que no están completamente automatizadas.

Los estudios tampoco tienen en cuenta los efectos en los ingresos. La automatización hace que sea más económico administrar un negocio, lo que puede hacer que el número de negocios crezca. Eso significa que incluso si cada empresa emplea a menos personas para un trabajo en particular, la cantidad de personas que realizan ese trabajo puede aumentar.

Un caso famoso de esto es cuando se predijo que los cajeros automáticos reducirían el número de cajeros. De hecho, el número de cajeros por sucursal ha disminuido considerablemente, pero los bancos han abierto muchas más sucursales, en parte porque es más barato hacerlo.

Como resultado, el número de cajeros bancarios en realidad aumentó de manera constante entre 1980 y 2010 (aunque ha disminuido un poco desde entonces, debido a la consolidación de la industria). Los cajeros son otro ejemplo: a pesar del advenimiento de las máquinas de autoservicio, el número de personas que trabajan en el área se ha mantenido de manera constante.

La automatización de una o más cosas durante siglos: herramienta, palas de vapor, procesadores de palabras, barrenderos y muchas otras máquinas son solo formas de automatización. Y sin embargo, la mayoría de la gente todavía tiene un trabajo.

Advertisement

Noah Smith, es profesor asistente de finanzas en la Universidad de Stony Brook, escribe una columna para Bloomberg.

Advertisement
Advertisement