Advertisement

¿Por qué los vuelos se retrasan? La verdadera maravilla es que despeguen

¿Por qué los vuelos se retrasan? La verdadera maravilla es que despeguen
Hay tantas piezas móviles en el despegue de una aeronave que los retrasos son casi inevitables. (vitapix / Getty Images/iStockphoto)

Además de la muerte y los impuestos, agregue "vuelos con retraso" a las verdades obvias de la vida. Los dos primeros tópicos suelen atribuirse a Benjamin Franklin. Puede usted atribuirme el último a mí.

Después de haber trabajado más de 30 años como auxiliar de vuelo, he soportado miles de horas de retrasos en los vuelos. He esperado a que se reparen fugas hidráulicas y a que se quite la nieve de la pista. He esperado a que cesen los relámpagos para que los encargados de cargar el equipaje puedan reanudar la carga de la aeronave sin temer por sus vidas, he esperado a un capitán que llegó tarde por el tráfico de la Interestatal 95, he esperado a que la policía aborde el avión y se lleve a un pasajero problemático.

Advertisement

Como muchos asistentes de vuelo veteranos, he experimentado prácticamente todo tipo de retrasos de vuelo. Toda esa espera me ha enseñado una lección importante: conseguir que los vuelos salgan a tiempo no es fácil; de hecho, se necesita algo parecido a un milagro.

Muchas piezas móviles

Advertisement

En 2018, los mayores transportistas de Norteamérica, Delta, Southwest, United y American, registraron cifras de puntualidad del 83.08%, 78.20%, 78.06% y 77.65%, respectivamente, según el informe de la Liga de Puntualidad OAG. Los números no son tan malos como parecen, teniendo en cuenta todas las piezas móviles necesarias para que los vuelos lleguen y salgan según lo previsto.

En primer lugar, y quizá lo más importante, la aeronave debe estar en la puerta de salida a tiempo. Muchas salidas de vuelo se basan en la llegada de la aeronave al aeropuerto y que proviene de otro lugar, una vez esto, la misma, se convertirá en una aeronave de salida. Por ejemplo, si usted ha reservado un vuelo a la 3 p.m. desde LAX a Chicago, lo más probable es que su avión llegue de otro lugar.

Ese avión puede estar programado para aterrizar a la 1:30 p.m., sólo 90 minutos antes de la salida de su vuelo de ida. Si su vuelo entrante se retrasa, es muy probable que su salida a Chicago se retrase en consecuencia.

Incluso cuando una aeronave entrante aterriza según lo programado, se requiere de un gran esfuerzo por parte de una serie de empleados de la aerolínea para que su vuelo salga a tiempo.

Advertisement

Piense en la carga y el equipaje facturado, cada vuelo lleva toneladas. Tan pronto como el avión entrante se detiene en la puerta de llegada, un equipo de controladores de equipaje desciende sobre el avión como abejas en un panal.

La velocidad a la que se mueve el equipo está directamente relacionada con el clima. El frío o el calor extremo, la lluvia, la nieve, el hielo, los vientos fuertes y los rayos (que obligan a cerrar temporalmente la zona de la rampa) pueden alargar los tiempos de carga y provocar retrasos en los vuelos.

A medida que se descargan las bolsas de carga y maletas de pasajeros, el personal de servicio de cabina aborda el avión para limpiarlo, a menudo comenzando en la cabina de clase ejecutiva antes de que los pasajeros de la cabina principal hayan desembarcado. Los empleados de servicio de la cabina aspiran, retiran la basura que se encuentra en los bolsillos del respaldo del asiento y la que arrojan en el piso, además de limpiar baños y lavabos.

En el transcurso, un camión de catering se acerca al avión o al menos, el camión de la comida intenta llegar al avión. A menudo, los carros de equipaje y otros equipos bloquean el acceso. El camión de catering, lleno de comida, bocadillos y bebidas que se consumirán a bordo de la aeronave, debe esperar hasta que los encargados del equipaje terminen de descargar.

El reloj sigue corriendo.

La aeronave debe cargar combustible. Los desechos humanos se retiran de los baños utilizando una manguera larga conectada al puerto de desecho de la aeronave y conectada a un camión de desecho. Los encargados de la carga transportan el equipaje entrante y regresan minutos más tarde con la carga y el equipaje saliente.

Mientras esto sucede, llegan los pilotos y los auxiliares de vuelo. Si uno de mis colegas asistentes de vuelo no se presenta, el departamento de programación de la tripulación solicitará a la sala de operaciones del aeropuerto, un elemento del grupo de reserva  en espera.

Si uno de los pilotos no llega al vuelo, puede despedirse de salir a tiempo. La mayoría de las aerolíneas no requieren que los pilotos de reserva presten servicio en modo de espera en el aeropuerto porque los costos serían demasiado altos. Si un piloto se enferma una hora antes de su vuelo de las 3 p.m. a Chicago, la programación de la tripulación llamará a un piloto de reemplazo que tendrá un par de horas o más (dependiendo de la aerolínea) para reportarse.

Advertisement

Mientras tanto, inicia el proceso de abordaje. Puede tomar entre 30 y 40 minutos para que aproximadamente 300 pasajeros aborden un Boeing 777-300. Si hay problemas de asignación de asientos o un sobrecargo es mordido por el perro de un pasajero (sí, ha ocurrido), el vuelo puede retrasarse.

Uno de los retrasos más graves: un pasajero que registra su equipaje en el mostrador de boletos y no sube al avión. Los protocolos de seguridad de la Administración Federal de Aviación exigen que las aerolíneas retiren el equipaje facturado, un proceso que requiere mucho tiempo. Cuando el capitán anuncia el motivo del retraso, los pasajeros a menudo miran a los auxiliares de vuelo, que rara vez, o nunca, son los culpables.

Una vez que se completa el abordaje, que la tripulación está presente y lista y que se han retirado todas las maletas no acompañadas, el avión se aleja de la puerta de embarque.

¿Fin de la historia? No. La ley de Murphy siempre está en juego.

Mientras se desplaza hasta la pista, otras cosas pueden salir mal. El clima puede cambiar, causando estragos en las operaciones de las aerolíneas. Un problema de mantenimiento de la aeronave puede obligar al avión a regresar a la puerta de embarque. El control del tráfico aéreo puede emitir una orden de detención de salida debido a la congestión del tráfico. Si la central no logra enviar los números de peso y balance (el peso bruto de la carga y las posiciones relativas en las que esa carga se distribuye en toda la aeronave), el avión tendrá que esperar en la pista de rodaje hasta que los pilotos reciban y confirmen esos datos.

Teniendo en cuenta todo lo que puede suceder y de hecho sucede en un vuelo comercial, es toda una odisea que cualquier aerolínea, por no hablar de las cuatro más grandes de Norteamérica, despegue o aterrice a tiempo al menos las tres cuartas partes del tiempo.

Y, pasajeros frustrados, siento su dolor. Después de todo, soy a quien le gritan cuando su vuelo se retrasa.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement