Advertisement

Vea cómo el Bellagio Las Vegas crea una obra maestra navideña con flores en solo seis días

Vea cómo el Bellagio Las Vegas crea una obra maestra navideña con flores en solo seis días
La Reina de Hielo deslumbra en el Conservatorio y Jardín Botánico del Hotel Bellagio en Las Vegas. (Jay Jones)

El último día de noviembre, el Conservatorio y Jardín Botánico del Hotel Bellagio estaba lleno de sonidos de villancicos de Navidad y motosierras. Las multitudes se reunieron anticipando la apertura de decoraciones navideñas elaboradas que transforman el jardín interior y atraen a 30,000 personas por día.

Hasta el 5 de enero, los visitantes de Las Vegas explorarán los jardines las 24 horas del día, observando desde caballos que tiran de un carruaje reluciente hasta un oso polar que se encuentra sobre un iceberg balanceandose sobre un estanque de agua.

Advertisement

"El viernes es como una semana de lunes maníacos en un solo día", dijo Ed Libby, diseñador de eventos y el visionario detrás de la exhibición floral "Majestic Holiday Magic" del Bellagio.

Luego está un árbol de Navidad de 42 pies decorado con 2,500 adornos y 7,000 luces, perfecto para el público amante del selfie y de Instagram.

Advertisement

Pero el último día de noviembre, aún quedaba mucho por hacer.

Los claveles blancos que crearían el pelaje de un oso polar todavía tenían que ser cuidadosamente instalados, una flor a la vez. Las ventanas tenían que ser agregadas al Castillo de Invierno para crear una apariencia más gótica. Las piedras de imitación tenían que ser pegadas a los párpados de la Reina de Hielo para hacerla brillar. Un árbol de hoja perenne en alza debía ser reducido significativamente para evitar ocultar una estrella de plata colgada del techo.

Ed Libby, a la izquierda, es la mente maestra detrás de “Majestic Holiday Magic” que transforma los jardines del hotel-casino en seis días. (Jay Jones)
Ed Libby, a la izquierda, es la mente maestra detrás de “Majestic Holiday Magic” que transforma los jardines del hotel-casino en seis días. (Jay Jones) (Jay Jones)
Un oso polar es cubierto de claveles blancos, cada uno colocado a mano.
Un oso polar es cubierto de claveles blancos, cada uno colocado a mano. (Jay Jones)

Se requieren meses y meses de planificación intrincada para las exhibiciones botánicas, que también cambian para el Año Nuevo Chino, la primavera, el verano y el otoño, o el tiempo de cosecha. Las exhibiciones en el espacio de 14,000 pies cuadrados hacen de esta una de las mejores atracciones gratuitas de Las Vegas.

"Este espectáculo sería como construir una casa en seis días", dijo Jerry Bowlen, director ejecutivo de horticultura del resort. "Hay muchas partes en eso".

Advertisement

Bowlen estaba a cargo de guiar a 100 trabajadores encargados de convertir los sueños de Libby en realidad.Comenzando temprano en la mañana del 25 de noviembre y continuando durante las 24 horas del día por seis días, los trabajadores con cascos de protección desarmaron la exhibición otoñal, "Falling Leaves", para dejar espacio para la transformación al invierno.

La noche del primer día, se había retirado lo suficiente para dejar espacio para el pino gigante. El mobiliario y los visitantes, que pueden observar desde un costado, fueron apartados del camino mientras el árbol fue maniobrado cuidadosamente a lo largo de los pasillos del hotel y hacia el conservatorio.

Bowlen descubrió el árbol hace dos veranos en un bosque cerca del monte Shasta en el norte de California. Recibió atención especial, incluido el riego necesario para mantenerlo saludable durante la sequía. Los árboles de Navidad que se utilizarán en 2019 y 2020 ahora reciben la misma atención.

A mediados de la semana, la decoración del pino estaba en pleno apogeo. Los trabajadores lo recorrieron, buscando puntos descubiertos. Se desplegó una plataforma elevadora, su canasta llevaba a dos trabajadores más y una bolsa tamaño Santa con adornos de gran tamaño.

En medio de la escena ocupada, el olor de los gases de escape de las máquinas y la pintura se mezclaron con el aroma de flores y ramas recién cortadas.

Jerry Bowlen, a la izquierda, estaba a cargo de guiar a 100 trabajadores que convirtieron el Conservatorio y Jardín Botánico del Bellagio en una sensación de vacaciones.
Jerry Bowlen, a la izquierda, estaba a cargo de guiar a 100 trabajadores que convirtieron el Conservatorio y Jardín Botánico del Bellagio en una sensación de vacaciones. (jayJones)
El árbol de Navidad en el Conservatorio y Jardín Botánico del Hotel Bellagio proviene de un área cerca del monte Shasta en el norte de California.
El árbol de Navidad en el Conservatorio y Jardín Botánico del Hotel Bellagio proviene de un área cerca del monte Shasta en el norte de California. (Jay Jones)

Cerca del lobby del hotel, los visitantes ingresan al conservatorio a través de un carruaje de 22 pies de alto, estilo Cenicienta. De acuerdo con la misión del equipo de horticultura de utilizar la mayor cantidad posible de especies botánicas, el exterior del carruaje está cubierto con 1,000 libras de perlas de tapioca. Sus ruedas contienen 300 libras de semillas de lino marrón y dorado. Los guardabarros están recubiertos con lentejas negras.

Cuatro enormes caballos blancos que tiran del carruaje están adornados con arroz dulce; los decoradores descubrieron que el arroz blanco no funciona porque tiene un tinte gris. Las semillas de amapola negra proporcionan contraste.

"Estoy tratando de seguir lo más cerca posible, donde sea posible, las pautas del Desfiles de las Rosas", dijo Libby. "Estamos usando materiales naturales donde podemos".

Advertisement

(Las carrozas anuales del desfile de Pasadena deben cubrirse con materiales naturales, como flores, plantas, semillas, corteza, vegetales o nueces).

En el Bellagio, abundan las camas de flores de Pascua rojas. Por encima de ellas, varias creaciones contienen miles de flores. Por ejemplo, el torso de la Reina de Hielo se asienta sobre una falda fluida hecha de 600 orquídeas, 1,800 hortensias y 2,300 hojas de palmito.

Cada mañana, los jardineros reemplazan los recortes a medida que se doran y se marchitan.

"Cuando tenemos una pieza que tiene 1,500 flores en ella, lo más probable es que reemplacemos 100 o 200 flores todos los días", dijo Bowlen.

Tyler Rhodes, un hombre de negocios de Virginia que asistía a una conferencia en la ciudad, observó cómo la exhibición tomaba forma durante toda la semana.

"Estoy absolutamente asombrado de lo rápido que pueden hacer esto para lograr este efecto", dijo. "Ver lo que son capaces de hacer, algo tan hermoso en tan poco tiempo, es extraordinario".

Para la noche del 30 de noviembre, Libby proclamó que la exposición estaba lista para ser vista por el público. Mientras una multitud fluía, partió para aún más exhibiciones navideñas en sus hogares en la ciudad de Nueva York y en Hollywood Hills.

Al igual que en Las Vegas, él asigna el trabajo práctico a otros. "Los diseño cada año y están listos cuando llego", dijo.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement