Advertisement

Rumores falsos vía WhatsApp desatan caos y muerte en India

Rumores falsos vía WhatsApp desatan caos y muerte en India
WhatsApp, un servicio de mensajería encriptado, se convirtió en un vehículo de rumores y noticias falsas en India, su mayor mercado (Patrick Pleul / EPA / Shutterstock). (Los Angeles Times)

Los oficiales de policía de un distrito del sur de la India tuvieron una tarea inusual. Viajaron de pueblo en pueblo, a principios de mayo, para decirle a la gente que algunos mensajes que se habían vuelto virales a través del servicio de WhatsApp eran falsos.

Estas comunicaciones afirmaban que una pandilla del norte de la India había llegado para secuestrar niños. Una de ellas mostraba dos fotografías de un hombre apresado por oficiales, con el texto: "Por favor, cuiden a sus hijos. No los dejen solos".

Advertisement

S.P. Pakalavan, superintendente de policía en el distrito Vellore, del estado de Tamil Nadu, ordenó a los oficiales en las 57 estaciones bajo su jurisdicción disipar el rumor. Viajando en motocicleta y bicitaxis, algunos con altavoces montados en la parte superior, los agentes cubrieron casi 700 aldeas durante cuatro días, destacó Pakalavan.

"Fue la única forma de tranquilizar a los residentes afectados por el pánico", afirmó.

Advertisement

Otras partes de Tamil Nadu no fueron tan afortunadas. Dos personas fueron asesinadas en el estado el 9 de mayo pasado, por bandas que pensaban que eran traficantes de niños. Un hombre fue golpeado y colgado de un puente y, en otro caso, una mujer de 63 años fue linchada cuando ella y sus parientes, mientras viajaban a un templo, se detuvieron a entregar caramelos a unos niños.

La policía afirmó que no había veracidad en los rumores y que WhatsApp se ha convertido en un vehículo para el caos y las noticias falsas en India, su mayor mercado en el mundo con 200 millones de usuarios activos. Los funcionarios del orden luchan para combatir la difusión de información falsa en la popular plataforma, especialmente aquellos mensajes que predican el odio comunitario o fomentan la violencia.

Shirish Inamdar, excomisionado de policía adjunto en el estado occidental de Maharashtra, aseveró en una entrevista que el servicio de mensajería se convirtió en "un monstruo", ya que los usuarios sin educación no verifican los rumores, y los más educados usan la plataforma para propagar el odio.

Funcionarios de la compañía Menlo Park, propiedad de Facebook, explicaron que controlar la información falsa es un desafío porque, a diferencia de lo que ocurre con la famosa red social, los mensajes de WhatsApp son privados y están encriptados, y la compañía no lee el contenido a menos que el usuario lo considere ofensivo. La empresa intenta educar a los usuarios a estar más atentos a los mensajes potencialmente dañinos.

Advertisement

"WhatsApp facilitó las comunicaciones y las volvió más confiables para millones de indios, incluidas las organizaciones comunitarias y la policía local. Aunque, lamentablemente, algunos sujetos también lo usan para difundir información errónea dañina", aseveró la compañía en un comunicado enviado a The Times.

"Estamos intensificando nuestros esfuerzos de educación para que las personas conozcan nuestras características de seguridad, y cómo detectar noticias y engaños".

Según la policía, al menos cinco personas murieron en el sur de la India en las últimas dos semanas en relación con rumores sobre bandas de secuestros infantiles transmitidos por WhatsApp, donde se destacaba que estas agrupaciones "destrozan cráneos y devoran cerebros". Otras 10 personas fueron golpeadas en casos relacionados, precisaron las autoridades.

En el estado de Karnataka, los mensajes involucraron violencia, como videos de bandas arrastrando a un hombre ensangrentado por la calle, y el maltrato a dos sujetos no identificados antes de entregarlos a la policía.

Un mensaje adjunto afirmaba que 400 traficantes de niños habían llegado a Bangalore, la capital del estado, y decía en inglés: "Estén en alerta máxima. Tres niños fueron secuestrados del área [donde vive] mi amigo esta mañana. Había 10 tipos repartiendo galletas y la gente de la zona los atrapó a ellos y a cinco más, según su información".

Otra comunicación acusaba a personas transgénero de estar involucradas en el tráfico de niños. Durante el fin de semana, en la ciudad sureña de Hyderabad, una multitud atacó a un grupo de mujeres transgénero, mató a una e hirió gravemente a otras dos.

Cuando llegó la policía, los espectadores atacaron al patrullero, acusándolos de proteger a los secuestradores. Algunos oficiales resultaron heridos. Más de 20 presuntos atacantes fueron arrestados y la policía dijo que estaban trasladando a miembros de la comunidad transgénero, personas sin hogar y otros en riesgo de golpizas a refugios o pidiéndoles que abandonen la ciudad temporalmente.

La policía de Hyderabad lanzó una campaña para instar a la gente a no creer en el contenido de las redes sociales, "que está creando pánico innecesario".

Advertisement

No fueron los primeros casos de violencia relacionados con los mensajes de WhatsApp, advirtieron las autoridades. En mayo de 2017, en el norteño estado de Jharkhand, según la policía siete hombres inocentes murieron después de que se difundieran mensajes sobre una banda de secuestradores de otras zonas de la India. Dos individuos fueron arrestados en los asesinatos.

En septiembre de 2015, extremistas hindúes en el estado septentrional de Uttar Pradesh difundieron la noticia de que un hombre musulmán había matado a una vaca -que es sagrada para los hindúes ortodoxos- y la mantenía en su refrigerador. Posteriormente, una turba irrumpió en su casa y lo linchó. La policía presentó cargos por el homicidio contra casi 20 personas, la mayoría de las cuales están en libertad bajo fianza.

Los partidos políticos indios han empleado WhatsApp para reunir seguidores, y grupos radicales lo están utilizando para promover el odio comunitario en un país cada vez más dividido entre la mayoría de los hindúes y los miembros de las comunidades minoritarias, incluidos los musulmanes.

En una reciente elección estatal en Karnataka, trabajadores de partidos fueron acusados de difundir encuestas falsas, engaños sobre los asesinatos de activistas hindúes y afirmaciones falsas de que un legislador musulmán había prometido "un derramamiento de sangre sin fin sobre los hindúes" si lo votaban.

En medio de la creciente protesta y con las elecciones nacionales previstas para 2019, WhatsApp afirmó en mayo que había instituido nuevas características para su opción de mensajería grupal, una de las formas más comunes en que los engaños se propagan rápidamente, dando a los administradores un mayor control sobre la membresía del grupo. También se espera que la compañía incorpore una opción que revele cuándo un mensaje ha sido reenviado por otro usuario, en un intento por alentar al lector a pensar dos veces acerca de su contenido.

Algunos sostienen que los indios seguirán siendo vulnerables a los mensajes falsos, que confirman sus prejuicios. "En una sociedad cada vez más polarizada según la casta y las líneas religiosas, es más fácil explotar eso a través de [mensajes] de WhatsApp", consideró Inamdar, el exoficial de policía.

"Los que [a menudo] comparten propaganda comunitaria en WhatsApp son personas educadas, la clase media, a la cual solíamos llamar la columna vertebral de nuestra sociedad", expuso. "Eso es muy preocupante. Nuestra maquinaria de orden público, junto con los cuerpos de seguridad cibernética, han fallado enormemente al juzgar este peligro".

Advertisement

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement