Advertisement

¿Acaso el nuevo abogado de Trump, Giuliani, empeoró las cosas para el presidente? Algunos piensan que sí

¿Acaso el nuevo abogado de Trump, Giuliani, empeoró las cosas para el presidente? Algunos piensan que sí
El presidente electo Donald Trump saluda a Rudolph W. Giuliani en Bedminster, N.J., en 2016. (Jabin Botsford / Washington Post) (Washington Post)

El presidente Trump y su nuevo asesor jurídico, el ex alcalde de Nueva York Rudolph W. Giuliani, tuvieron un inicio  explosivo, admitiendo lo que Trump había negado recientemente: que reembolsó a su abogado personal por el dinero que se pagó a una actriz porno antes de la elección.

La pregunta que irrita a Washington, desde que Giuliani reveló estos hechos es "¿Por qué lo hizo?"

Advertisement

Si la nueva versión de los eventos tenía la intención de reducir la responsabilidad legal de Trump, el éxito de la estrategia parecía estar en duda el jueves. Algunos expertos legales dicen que Giuliani puede haber empeorado las cosas, no solo para el presidente, sino también para Michael Cohen, el abogado que le pagó a Stormy Daniels $ 130,000 poco antes de las elecciones de 2016 para que guardara silencio sobre un presunto encuentro sexual con Trump.

"Lo que se ve aquí es un esfuerzo real para encubrir todo esto, y la historia sigue cambiando", dijo Larry Noble, ex consejero general de la Comisión Federal Electoral.

Advertisement

Un tema central, dicen los expertos legales, es si los pagos fueron reportados como un gasto de campaña -a pesar de las negativas de Trump y Giuliani- para silenciar a la supuesta amante del candidato y evitar que el hecho influyera en los votantes. El acuerdo de no divulgación con Daniels se produjo cuando la campaña ya estaba enfrentando problemas por las señales de alarma  que sugerían que Trump había  cometido un asalto sexual.

Al decir en tweets a primera hora del jueves que pagó el acuerdo legal con Daniels, Trump podría estar tratando de proteger a su abogado de los cargos de que Cohen violó los requisitos federales de información y los límites a las donaciones de campaña. A los socios de Trump les preocupa si Cohen, que está bajo investigación del FBI en Nueva York, seguirá siendo leal al presidente al tiempo de que los fiscales buscan la cooperación del abogado.

Sin embargo, Trump, al reconocer que pagó el dinero, plantea nuevas preguntas políticas sobre su honestidad y nuevas preguntas legales sobre su propia incapacidad para cumplir con la ley federal y divulgar los pagos, ya sea en los informes de financiación de campaña o en sus divulgaciones financieras personales.

Los expertos legales señalaron que si los $ 130,000 fueron destinados como un préstamo de campaña de Cohen a Trump, eso debería haberse divulgado.

Advertisement

"Giuliani no mejoró la posición del presidente, y en cambio pudo haberla empeorado sustancialmente", dijo Jonathan Turley, profesor de derecho de la Universidad George Washington. "Es desconcertante para mí".

El papel de Cohen en la pre elección para sofocar un potencial problema político sobre la posible colusión de la campaña de Trump con Rusia y la posible obstrucción de la investigación por Trump, ha cobrado un significado adicional con los recientes desarrollos.

La oficina de Cohen, la residencia y la habitación de hotel fueron allanadas el mes pasado por el FBI, lo que sugiere que los agentes federales podrían tener evidencia de pagos de Trump. Giuliani y Trump pueden haber estado previendo eso e intentando adelantarse a cualquier divulgación..

Michael Cohen deja la corte federal en Nueva York en abril. (Seth Wenig / Associated Press)
Michael Cohen deja la corte federal en Nueva York en abril. (Seth Wenig / Associated Press) (Associated Press)

El mes pasado, en su primera declaración pública sobre Daniels, el presidente dijo a los periodistas en Air Force One que no sabía nada de los pagos. "Tendrás que preguntarle a Michael Cohen. Michael es mi abogado", dijo entonces.

Trump dijo la semana pasada en "Fox & Friends" que Cohen lo había representado en el asunto de Daniels, aunque no dio detalles. La Casa Blanca ha negado que Trump haya tenido una aventura con Daniels en 2006, como ella sostiene.

A partir de la noche del miércoles en Fox News, Giuliani dio una serie de entrevistas en las que admitió que Trump reembolsó a Cohen a través de pagos de $ 35,000 cada uno durante varios meses, otorgando a Cohen "un poco de ganancia y un pequeño margen para pagar impuestos".

Giuliani dijo al New York Times que el total pagado a Cohen desde el final de la campaña oscilaba entre $ 460,000 y $ 470,000, pero no contabilizó el dinero gastado más allá de los $ 130,000 de Daniels, lo que plantea otra pregunta sobre el propósito de esos pagos.

Trump, en sus tweets, calificó el acuerdo de confidencialidad como "un contrato privado entre dos partes", no relacionado con la campaña, algo "muy común entre celebridades y gente rica". Nuevamente negó que él y Daniels tuvieran una relación sexual y dijo que buscaría daños y perjuicios contra ella por "acusaciones falsas y extorsión".

Advertisement

Giuliani negó en entrevistas que los pagos fueran un esfuerzo para ayudar a la campaña de Trump, insistiendo en que su intención era proteger su matrimonio y reputación de las acusaciones de Daniels. Sin embargo, Giuliani socavó ese argumento al decir "Fox & Friends" el jueves por la mañana, "Imagínense si eso hubiera salido el 15 de octubre de 2016, en el medio del, ya saben, del último debate con Hillary Clinton".

"Cohen ni siquiera le preguntó" a Trump, dijo Giuliani. "Cohen la hizo desaparecer. Hizo su trabajo".

No quedó claro exactamente qué sabía Trump sobre los tratos de Cohen con Daniels, y cuando Giuliani, en su entrevista del jueves con Fox, dijo que el presidente "no conocía los detalles de esto" hasta "hace un par de semanas, tal vez hace 10 días" -una línea de tiempo que podría justificar la denegación previa de Trump y la imposibilidad de estar informado de dichos gastos.

"Pero sí sabía sobre el arreglo general, que Michael se encargaría de cosas como esta", dijo Giuliani al presentador de Fox, Sean Hannity, durante la entrevista del miércoles.

Cohen ha dicho que pidió prestado dinero para pagarle a Daniels a través de una línea de crédito con garantía hipotecaria, y su abogado dijo que Cohen no fue reembolsado. Mediante el gasto de fondos personales, sin reembolso, podría ser responsable de violar el límite federal de donaciones de campaña, que fue de $ 2,700 por candidato en 2016, y la campaña de Trump podría enfrentar problemas por no revelarlos como contribuciones.

La aplicación de la ley federal, sin embargo, es notablemente laxa y lenta. La FEC generalmente trata las omisiones en los informes de divulgación de campaña como violaciones civiles que a veces resultan en multas.

Pero la admisión de Trump de que le reembolsó a Cohen podría resultar en cargos criminales si los fiscales creen que los dos hombres tenían una "intención deliberada e intencional" de ocultar los gastos destinados a influir en las elecciones, dijo Noble.

"Lo que hicieron fue pagar $ 130,000 a Stormy Daniels para evitar que se hiciera pública justo antes de las elecciones, porque temían que iba a perjudicar las oportunidades [de Trump] en la elección", dijo Noble.

Stephen Spaulding, un ex abogado de FEC que es jefe de estrategia en el grupo de vigilancia ética Common Cause, calificó el manejo de Trump y Cohen del asunto como un ejemplo de libro de texto de un posible encubrimiento criminal más serio que la ofensa subyacente.

"Rudy Giuliani solo ha empeorado la situación tanto para el presidente como para Michael Cohen", dijo Spaulding.

Advertisement

Common Cause ha presentado quejas tanto ante el FEC como ante el Departamento de Justicia argumentando que el pago a Daniels fue una contribución ilegal de campaña.

Por separado, otro grupo de defensa del interés público, Ciudadanos por la Responsabilidad y Ética en Washington, ha presentado una queja ante el Departamento de Justicia alegando que si el presidente sabía que le debía dinero a Cohen, violó la ley federal al no informar la deuda en la divulgación de sus finanzas personales del 2016. La ley federal requiere que los funcionarios enumeren pasivos pendientes de más de $ 10,000. Trump firmó su informe en junio de 2017, meses después de que Giuliani dijera que el presidente comenzó a hacer pagos mensuales a Cohen.

Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, está demandando a Trump en la corte federal de Los Ángeles para anular el acuerdo de no divulgación que le impide hablar de su supuesta aventura de una noche con Trump. Ella argumenta, entre otras cosas, que el pacto es inválido porque su propósito era violar las leyes federales al ocultar a los votantes un pago de $ 130,000 que tenía como objeto influir en las elecciones.

El abogado de Daniels, Michael Avenatti, dijo que las revelaciones de que Trump reembolsó a Cohen exponen al presidente a una responsabilidad penal por posible lavado de dinero y fraude. "Esto es una bomba", dijo Avenatti a CNN.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo que la nueva información la tomó por sorpresa y que le envió la mayoría de las preguntas al respecto a Giuliani.

Las noticias sobre los pagos de Trump a una estrella porno deslucieron una celebración del Día Nacional de Oración el jueves. Trump firmó una nueva orden creando un asesor de libertad religiosa, una acción destinada a agradar a los partidarios evangélicos conservadores que se han quedado con él a pesar de las acusaciones sexuales previas. Algunos estaban en la audiencia.

"¿No es un día glorioso?" dijo el vicepresidente Mike Pence dijo a la audiencia, procediendo a caracterizar la Casa Blanca como un lugar de oración y leyendo un versículo de la Biblia.

Trump señaló a la multitud y levantó los puños. "Nuestra nación se renovará con trabajo duro, mucha inteligencia y oración", dijo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement