Anuncio
Share

La cápsula eléctrica que viajará por tierra, agua y aire

La cápsula eléctrica que viajará por tierra, agua y aire
Cápsula Stratosfera en reposo sobre el agua. Foto de Lazzarini D.S.

La estratosfera es una de las tres capas atmosféricas más cercanas a la superficie terrestre y se extiende desde los 12 a los 50 kilómetros de altura aproximadamente. El vehículo diseñado por Lazzarini Design Studio (LDS), con sede en Roma (Italia) lleva ese nombre (Stratosfera, en italiano) y aunque no se desplazará habitualmente a alturas kilométricas, podría alcanzarlas con la ayuda de un globo aerostático, uno de los elementos que se le acoplarán para aumentar su versatilidad.

“Hay aviones que acuatizan, vehículos anfibios que van por carreteras y navegan por mares y ríos. En los filmes hay coches que se sumergen y coches voladores, así como aeronaves o yates que se transforman en submarinos. Un diseñador italiano quiere seguir este camino con un vehículo que sirva para el agua, el aire y la tierra”, señaló la publicación ‘Business Insider’.

“Stratosfera es una esfera de fibra de carbono ultraligera (un material con propiedades mecánicas y de resistencia al impacto similares a las del acero, pero tan ligero como la madera o el plástico), con 1,65 metros de diámetro y capacidad para dos pasajeros”, explica Cinzia Ruggeri, portavoz de la firma LDS.

Señala que Stratosfera es un nuevo tipo de medio de transporte, del que se ha diseñado un prototipo conceptual, que podrá desplazarse sobre el agua y la tierra y por el cielo.

Anuncio

Este vehículo se adaptará a cada medio por el que viajará, al acoplarle y montar sobre su estructura esférica, distintos componentes tecnológicos, como ruedas para circular por carretera, hélices para volar y motores acuáticos y estabilizadores sumergidos para navegar.

En su versión acuática se instalará una quilla o lámina extensible en la parte inferior de la esfera, cuya parte sumergida incorporará todos los conjuntos baterías, con lo cual el centro de gravedad del vehículo se mantendrá en un punto muy bajo, según Ruggeri.

UN VEHÍCULO ESFÉRICO QUE VOLARÁ Y NAVEGARÁ

Añade que en la configuración de la lámina extensible se incluirá un sistema de autoequilibrio, que se adaptará y ajustará la inclinación de la esfera mientras es pilotada.

Stratosfera podrá equiparse con dos motores eléctricos a reacción de unos 150 caballos de fuerza (hp) y volar sobre la superficie del agua con velocidades de hasta 30 nudos (equivalente a 30 millas náuticas o unos 55,5 kilómetros por hora), según las estimaciones de su creador, el diseñador Pierpaolo Lazzarini, especializado en visualización artística y creación de prototipos.

El piloto controlará el vehículo a través de un dispositivo central con forma de campana, denominado ‘cloche’ y equipado con un ‘joystick’ (palanca de mando que gira sobre su base moviéndose en distintas direcciones similar a la de la cabina de vuelo de muchos aviones), según se observa en las imágenes del diseño.

Por otra parte, el compartimento de la cabina podrá ser adaptado para ofrecer diferentes tipos de movilidad, como la versión voladora de Stratosfera, consistente en un eVTOL (vehículo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical) capaz de alcanzar velocidades de 300 kilómetros por hora (Km/h), según Ruggeri.

La cápsula central también podrá surcar los cielos y ganar altura, aunque a menores velocidades, al volar sujeta por un gigantesco globo aerostático, contando con alimentación eléctrica generada mediante por energía solar, explican desde LDS.

Si a la cápsula se le incorpora un globo revestido de paneles solares podría viajar largas distancias sin generar emisiones, según Business Insider, que apunta que las versiones aéreas de Stratosfera llevarán dos patines similares a los de los helicópteros para poder despegar y aterrizar.

UNA VERSIÓN SUBMARINA Y OTRA PARA LA NIEVE

Los pasajeros podrán acceder a Stratosfera a través de un panel de vidrio levadizo situado en la parte frontal de la cápsula o a través de una escotilla o abertura situada en la parte superior de la estructura esférica, aunque la localización del acceso podrá variar, dependiendo de la configuración del vehículo y de si trata de su versión aérea, terrestre o para navegación.

El chasis Stratosfera se podrá adaptar fácilmente para uso en agua, tierra o cielo y además el equipo de LDS está desarrollando otras versiones, basadas en la cápsula esférica principal, como una para viajes submarinos y otra tipo ‘snow cat’, un vehículo de cabina cerrada que se desplaza sobre ‘orugas’ (cadena metálica articulada) diseñado para la tracción sobre la nieve.

Lazzarini prevé lanzar en 2022 un primer modelo de Stratosfera que será “una referencia de código abierto (desarrollo tecnológico colaborativo) para estudiar la movilidad del futuro, donde los participantes podrán invertir directamente comprando las primeras unidades y participar activamente en la optimización y las actualizaciones de la esfera”, según adelanta Ruggeri.

En el video de presentación de la versión acuática, la esfera se desplaza a más de un metro sobre la superficie del agua, sobre una columna metálica aplanada que aflora como la aleta de un tiburón y en cuya parte sumergida se alojan dos turbomotores de cuatro hélices, que propulsan el vehículo, y una estructura estabilizadora, que evita que oscile.

En el video de la versión voladora, la esfera lleva en su techo cuatro hélices de doble pala rodeadas cada una por un anillo perimetral de protección y situadas sobre un mismo plano horizontal y dispuestas como un trébol de cuatro hojas, las cuales propulsan a Stratosfera sobrevolando entornos urbanos y naturales, hasta que aterriza en un helipuerto sobre una azotea.


Anuncio