Anuncio

Durante la ola de calor las órdenes de quedarse en casa por el coronavirus se enfrentan a una gran prueba

La gente disfruta de la temperatura veraniega el miércoles cerca del muelle cerrado de Huntington Beach. Se esperaba una multitud mucho mayor este fin de semana en el condado de Orange, pero no en el condado de Los Ángeles, que mantiene sus playas cerradas.
(Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

Con el sur de California en medio de la primera gran ola de calor del año, la orden de permanencia en casa del condado de Los Ángeles se enfrentará a una prueba importante ya que las 72 millas de la costa de la región permanecen cerradas.

Se reportaron altas temperaturas récord el viernes en el aeropuerto Bob Hope de Burbank, donde un máximo de 99 grados rompió el viejo récord de 93 grados establecido en 1965, y en UCLA, donde un registro de 87 grados rompió el récord de 86 grados establecido en 2001.

Las temperaturas empataron récords en el centro de Los Ángeles, Long Beach, Camarillo, Woodland Hills y Paso Robles, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

Se esperaba que el sábado la temperatura bajara un poco en el centro de Los Ángeles alcanzando un máximo de unos 90 grados, pero aún así por encima del máximo normal para esta época del año, que es de unos 74, señaló Mike Wofford, meteorólogo del servicio meteorológico de Oxnard.

Anuncio

Se espera que la temperatura baje el sábado por la noche, pero se mantendrá por encima de lo normal, en los 80, durante los próximos siete días, dijo Wofford.

Bárbara Ferrer, directora del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, ha dicho repetidamente que las playas deben permanecer cerradas para evitar un desborde de visitantes que podrían ser portadores del coronavirus. Ella ha pedido a los residentes de Los Ángeles que no se amontonen en las playas de los condados vecinos de Ventura y Orange.

“Tenemos altos índices de enfermedad y mucha gente en nuestro Condado que está muriendo. Sabemos que lo mejor ahora es que los angelinos nos quedemos en casa, o fuera pero [en] su propio patio o vecindario”, manifestó Ferrer a los medios de comunicación el miércoles. Hacerlo de otra manera, dijo, aumentaría el riesgo de llevar la infección a Los Ángeles. “Y no necesitamos eso en absoluto”.

El condado de L.A reportó 1.035 casos adicionales de coronavirus el viernes y 52 nuevas muertes. Long Beach, que tiene su propio departamento de salud, también reportó dos decesos adicionales y 22 casos el viernes, llevando el total del Condado a 850 muertes y 18.539 casos.

Anuncio

La mayoría de las playas de Ventura y del condado de Orange están abiertas, pero los funcionarios de ambos condados advierten a los visitantes que se mantengan alejados o que se atengan a las prácticas de distanciamiento social.

La ciudad de Ventura flexibilizó el cierre de parques y playas esta semana en un esfuerzo por ayudar a los residentes a mantenerse mental y físicamente saludables en medio de la pandemia del coronavirus.

En virtud de una ordenanza enmendada, los residentes pueden ahora acceder a las playas, el muelle, el paseo marítimo y los parques de la ciudad, siempre y cuando se mantengan a distancia unos de otros y permanezcan activos. Las personas pueden caminar de un lado a otro en el muelle o en la arena, pero no se les permite sentarse o pararse contra la baranda para pescar, por ejemplo.

“La ciudad tiene una de las tasas de COVID-19 más bajas del condado de Ventura debido al trabajo duro y los sacrificios realizados por nuestros residentes”, dijo el alcalde de Ventura, Matt LaVere, en un comunicado. “Queremos proporcionar una oportunidad a nuestra comunidad para disfrutar de nuestros increíbles recursos de una manera socialmente responsable mientras continuamos deteniendo la propagación del COVID-19".

Anuncio

La ordenanza de la ciudad incluye disposiciones que dan autoridad a la policía para cerrar indefinidamente un área si los visitantes ignoran las reglas tres veces. Por ejemplo, si el paseo marítimo se abarrota y los residentes no siguen las directrices de distanciamiento físico, la policía puede cerrar la zona durante 24 horas.

Hasta el viernes, el condado de Ventura había reportado 476 casos de coronavirus y 16 muertes.

Muchas playas del condado de Orange también están abiertas, pero los funcionarios dejaron en su lugar restricciones de estacionamiento que reducirán el acceso. Algunas ciudades, incluyendo Laguna Beach y Seal Beach, han cerrado sus playas.

El popular destino de surfing la Cuña, en Newport Beach, permanece cerrado, pero la gente seguía acudiendo a la playa el viernes.

Anuncio

“Estamos un poco cansados de estar en nuestras casas”, dijo Brett Polley, de 20 años, y residente de la ciudad de Irvine. “Nos hemos mantenido al tanto de las noticias últimamente... y realmente creemos que esta ola de calor hará que la gente salga, debilitando el virus por lo menos”.

Huntington Beach decidió reabrir su playa, aunque el muelle, el estacionamiento de la playa y algunos estacionamientos que utilizan parquímetros permanecen cerrados.

“Realmente, este no es el momento de venir a la playa”, manifestó Angie Bennett, portavoz del Departamento de Policía de Huntington Beach. “Estamos pidiendo a la gente que se quede en sus áreas si pueden, pero la playa está abierta. No es que no estemos dando la bienvenida a las personas, pero no hay ningún lugar para aparcar, y queremos asegurarnos de que la gente siga las órdenes de distanciamiento social establecidas por el estado”.

Agregó que el Departamento de Policía y la División de Seguridad Marina de la ciudad tendrían patrullas extras en la playa este fin de semana.

Anuncio

El viernes, mientras sus amigos se preparaban para surfear en la calle 11, Natalie Peart dijo que se sentía segura visitando la playa.

“Estamos en California; somos la gente más tranquila”, aseguró Peart, de 23 años. “Todos son sociables. Nadie quiere renunciar a eso”.

Un funcionario del Condado se opuso a mantener las playas abiertas, señalando que la región se ha inundado de gente de los condados de Los Ángeles, San Diego y de Inland Empire.

“Cuando miras a las personas que están llegando, no sólo no se adhieren a las políticas de seguridad en sus propias comunidades, sino que ni siquiera se quedan en sus propios condados. Especialmente con el clima cálido, creo que va a ser problemático”, expuso la supervisora Lisa Bartlett esta semana.

Anuncio

Los funcionarios de salud del condado de Orange anunciaron el sábado 124 nuevos casos de coronavirus y dos muertes adicionales, llevando el total del condado a 1.969 casos y 38 decesos.

Las órdenes de permanecer en casa emitidas por el estado y los condados locales han provocado algunas protestas en San Diego, Huntington Beach, San Clemente, Sacramento y Newport Beach.

Más recientemente, un puñado de manifestantes pudo ser visto protestando en el centro de Riverside el sábado por la mañana.

Aún así, los resultados de las encuestas publicadas el viernes indican que la mayoría de los californianos apoyan la directiva.

Anuncio

Entre los encuestados, el 75% quiere que la orden continúe mientras sea necesaria, según un sondeo de la Fundación de Salud de California/Ipsos. Sólo el 11% deseaba detener la orden de quedarse en casa, mientras que el 13% no tenía opinión.

En todo el estado, California ha registrado una cifra mayor a 41.000 casos de coronavirus, y más de 1.600 personas han muerto.

Wigglesworth y Vega son escritores del Times. Szabo escribe para el Times Community News.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio