Anuncio

Santería cubana afirma saber el origen del coronavirus: Presagiaron un año negro con muchas lágrimas

Los santeros sugieren no comer carne de cerdo y enterrar a los muertos.
(The Associated Press)

Era apenas enero cuando los santeros cubanos salieron al público para revelar sucesos escalofriantes que se veían venir pegados al 2020 como sanguijuelas.

El nuevo año no sería fácil para nadie con el surgimiento de más delincuencia, destrucción gubernamental, la muerte de altas personalidades y hasta enfermedades.

Los sacerdotes babalawos se aseguraron de advertir también fenómenos climatológicos y la ruptura familiar. Unos días antes, China había advertido del peligroso coronavirus y su enfermedad COVID19, pero la población de Estados Unidos, al menos, estaba ajena de los daños que vendría a causar este virus.

Anuncio

¿Pero cómo llegaron a la conclusión? La Asociación Cultural Yoruba de Cuba y la Comisión Miguel Febles Padrón dieron a conocer entonces “Letra del Año 2020".

La “Letra del Año” es la ceremonia más importante que reúne a los babalawos de diferentes ramas religiosas para interpretar las predicciones y cuidados que se deben tener en cuenta durante el período que inicia.

Entre varios malos augurios, esta Letra advirtió enfermedades del sistema reproductor, impotencia a temprana edad, el abuso de fármacos y preparados para aumentar la virilidad y potencia masculina, enfermedades de transmisión sexual e inclusive las epidemias por mala higiene.

Anuncio

Ahora en abril, los mismos religiosos afirman que “la manipulación del oráculo de Ifá” les permite asegurar que el coronavirus se produjo por la rivalidad ideológica “entre altas personalidades a nivel mundial”.

“Ifá está señalando esta rivalidad como causa principal del origen de la pandemia que, en realidad, se establece y se propaga, fundamentalmente, en todas las entradas y fronteras de una ciudad”, explicaron en Facebook.

“No podemos clasificar quién es el que se inclina al Bien ni quien se inclina al Mal puesto que, el Bien y el Mal, son dos conceptos muy relativos. En este mundo contemporáneo cada cual se acoge a la Ideología que considera Buena, mientras que otros la consideran Mala”, explicaron.

Anuncio

Según las predicciones, Oshún, la reina de las aguas dulces, la fertilidad, la feminidad, el amor y la gran protectora de la familia, será la divinidad que gobierna el 2020, con Obbatalá como una deidad acompañante que respalda la paz y la tranquilidad.

El signo regente será “Ogunda Biode” y la oración que lo acompaña reza: “Castigo inmerecido por cosas que se presentan de repente producto del entorno”.

Se habla de “destrucción humana por carne de cerdo”, y de ahí el consejo para reducir su ingesta. Del mismo modo, se sugiere enterrar a los muertos, porque es el “momento para establecer nuevos patrones, tanto de comportamiento como de acción, es el momento de desterrar de nuestras vidas todo lo que ha expirado”.

Anuncio

Con esta Letra llegan recomendaciones tras los presagios de enfermedad y desastres.

No comer Okra (kimbombó, quimbombó) para evitar la humillación y la decepción.

No comer Akara (pastel de frijol) para evitar la mala suerte.

No decir mentiras para evitar la mala fortuna.

Anuncio

No robar ni apropiarse de algo indebidamente.

No pagar el bien con el mal para evitar el desastre lento que calaría en nuestras vidas dolorosamente.

No engañar a nuestro cónyuge para evitar la vergüenza y la humillación.

No usar vestidos de color rojo para evitar la mala suerte.

Anuncio

No romper ningún hormiguero.

No usar nada que tenga pintado o dibujado un mono de cualquier especie para evitar la ira de nuestros ancestros.

Nunca conspirar contra alguna persona para evitar la ira de las divinidades.


Anuncio