Anuncio
Share
California

Multimillonario chino ayudó a un concejal de Los Ángeles a resolver una demanda de acoso sexual, dicen los federales

El concejal de la ciudad de Los Ángeles, José Huizar, y su ex ayudante, Francine Godoy. Un acuerdo de culpabilidad ofrece una explicación de cómo se resolvió la demanda de Godoy contra Huizar.
(Al Seib / Los Angeles Times)

Los documentos de la corte en el caso de George Esparza alegan que un multimillonario promotor inmobiliario chino jugó un papel crucial en ayudar al concejal de Los Ángeles José Huizar a resolver una demanda por acoso sexual mientras buscaba la reelección.

Mientras el concejal de la ciudad de Los Ángeles, José Huizar, se preparaba para postularse a su tercer y último mandato en 2014, enfrentaba una enorme presión política.

La supervisora del condado Gloria Molina, uno de los nombres más importantes en la política de Eastside, acababa de lanzar una campaña para destronarlo. Una de sus antiguas empleadas lo había acusado de acoso sexual y estaba buscando una compensación de la ciudad.

Luego, la demanda se resolvió abruptamente. La ciudad no le pagó nada. Y Huizar se negó a decir cómo había persuadido a Francine Godoy, su antigua jefa de gabinete, para que abandonara sus reclamos.

Después de casi seis años, ese secreto parece haber llegado finalmente a la vista del público, y un exasistente de Huizar acordó declararse culpable en una extensa investigación federal de corrupción y entregar su versión de los hechos a los fiscales.

Anuncio

George Esparza, quien trabajó como asistente especial de Huizar, dijo en su acuerdo de culpabilidad que un multimillonario chino que hacía negocios en el distrito de Huizar jugó un papel crucial para ayudar al concejal a resolver la demanda.

El multimillonario, nombrado en documentos federales sólo como Presidente E, había estado buscando construir un rascacielos de 77 pisos en el distrito de Huizar. En 2014, el multimillonario proporcionó $600.000 en garantía mientras el concejal solicitaba un préstamo, según el acuerdo de culpabilidad de Esparza.

José Huizar dijo que “limitaré mi participación” en el Ayuntamiento de Los Ángeles para evitar ser una “distracción”. Pero los detalles todavía están siendo trabajados, dijo.

El acuerdo le permitió a Huizar obtener un préstamo bancario de $570.000 y pagar el acuerdo de acoso sexual, resolviéndolo sin ninguna divulgación pública, según el acuerdo de declaración de culpabilidad de Esparza.

Anuncio

Si la ciudad hubiera pagado un acuerdo financiero en el caso, sus términos se habrían hecho públicos. No es necesario divulgar los acuerdos privados y, a menudo, requieren que las partes prometan nunca discutir el caso públicamente.

Esparza, que vive en Boyle Heights, es la cuarta persona que acepta declararse culpable en la investigación exhaustiva, que aún está en curso. Su abogado no respondió a los mensajes en busca de comentarios.

Varios funcionarios de la ciudad han pedido a Huizar que renuncie en las últimas semanas. La presidenta del Concejo, Nury Martínez, lo hizo el jueves, diciendo que la última información implica directamente a Huizar en “tratos ilegales, ofensivos y de abuso absoluto de poder”.

El alcalde Eric Garcetti manifestó que apoyaba su llamado a la renuncia de Huizar, diciendo que el concejal había perdido la confianza del público.

Anuncio

Molina, quien finalmente perdió ante Huizar en las elecciones de 2015, dijo esta semana que deseaba que el público pudiera haber sido informado del acuerdo para financiarlo antes de emitir sus votos. Incluso entonces, señaló, nadie que conociera a Huizar creía que tenía la capacidad de pagarle a Godoy.

La ex supervisora del condado Gloria Molina, fotografiada en 2014, dijo que deseaba que los votantes pudieran haber estado enterados ese año sobre el acuerdo que supuestamente se estableció para resolver la demanda de acoso sexual del concejal José Huizar.
(Barbara Davidson / Los Angeles Times)

“Todos sabían que no tenía ese dinero”, destacó Molina en una entrevista. “Nadie diría de cuánto fue [el acuerdo], pero alguien tuvo que dárselo”.

Los fiscales federales no han nombrado a Huizar en ninguno de sus documentos. Pero proporcionaron numerosos detalles en los registros de la corte que dejan en claro que él es el concejal en el centro de lo que describen como una empresa criminal que se basaba en sobornos, extorsiones y otras actividades ilícitas.

Anuncio

Los abogados de Huizar se han negado reiteradamente a comentar sobre la investigación. El abogado de Godoy no respondió a las preguntas del Times.

Los fiscales no nombraron a la compañía que buscaba construir el rascacielos de 77 pisos. Pero los detalles en las presentaciones federales coinciden con un proyecto propuesto por Shenzhen New World Group, que ha estado buscando desarrollar una torre de 77 pisos en una propiedad ocupada por el L.A. Grand Hotel Downtown en la calle Figueroa. El Times no pudo comunicarse con un representante de la empresa para que hiciera comentarios.

El multimillonario chino finalmente proporcionó más de $1 millón en sobornos al concejal para ayudar a avanzar en los planes de desarrollo de su compañía, dijeron los fiscales. Esparza admitió que el desarrollador le otorgó a él y a su jefe “beneficios financieros” en más de una docena de viajes a casinos en Las Vegas y Australia entre 2014 y 2018, incluidos vuelos gratuitos en jets privados, fichas de juego y comidas caras, según muestran los registros judiciales.

En un momento, el asistente de Huizar le dijo a un compañero de trabajo que, considerando lo que le debía su jefe, el desarrollador “debería tener toda la influencia del mundo”, según la presentación federal.

Anuncio

Godoy presentó su demanda en 2013, acusando a Huizar de emprender una “campaña de represalias” contra ella después de rechazar las solicitudes de favores sexuales. También alegó que él saboteó su intento de obtener un puesto en la junta del Distrito de Colegio Comunitario de Los Ángeles y redujo sus responsabilidades, ordenándole que trabajara desde su casa.

“La demandante estaría en su casa la mayor parte de su tiempo sin trabajo que realizar, ya que Huizar estaba tomando represalias contra ella debido a su negativa a tener relaciones sexuales con él”, expone la demanda.

Huizar negó las acusaciones de Godoy y calificó la relación con ella de “ocasional y consensual”. El portavoz del concejal consideró las afirmaciones de Godoy como “falsas y maliciosas” y dijo que Huizar lamentaba profundamente haber participado en el asunto extramarital.

Anuncio

"Él y su esposa están trabajando actualmente en la reparación de su matrimonio”, reveló el portavoz, Robert Alaniz, en ese momento.

Con la demanda en curso, surgió una figura influyente en el Ayuntamiento para ayudar a Huizar a encontrar una solución, dijeron los fiscales esta semana.

Ray Chan, en ese entonces un alto ejecutivo del Departamento de Construcción y Seguridad de la ciudad, instó al multimillonario chino a proporcionar los $600.000 necesarios para resolver la demanda de acoso sexual del concejal, según los detalles en la presentación federal.

Los fiscales no nombraron a Chan en su presentación, identificándolo como el Individuo 1, pero incluyeron detalles biográficos clave que coinciden con su currículum.

Anuncio

Nota Roja

El multimillonario proporcionó la ayuda financiera después de que el concejal había presentado una moción para ayudar a garantizar que el ejecutivo de Construcción y Seguridad mantuviera su trabajo, según la presentación.

Los fiscales no proporcionaron más detalles sobre esa moción. Sin embargo, en una reunión del comité de 2013, Huizar hizo una moción de enmienda con el fin de posponer un plan para combinar la agencia de Chan con otro departamento de la ciudad, una medida que puede haber evitado la pérdida de empleos en su agencia.

El abogado de Chan no hizo comentarios inmediatos sobre las últimas acusaciones. Pero anteriormente dijo que Chan no hizo nada malo.

Anuncio

A cambio de poner la garantía, el multimillonario comenzó a pedir “una serie de favores”, revelaron los fiscales. Para 2017, uno de los ejecutivos del desarrollador estaba presionando, recordándole a Esparza la ayuda que el multimillonario había brindado, dijeron los fiscales.

Los fiscales señalaron que en una llamada telefónica con Esparza, un ejecutivo de la compañía dejó en claro que el desarrollador esperaba ayuda con el proyecto del rascacielos, o de lo contrario el concejal tendría que “devolver esos $600.000".

Las presentaciones federales indican que en diciembre de 2018, semanas después de que el FBI allanó la casa de Huizar, el concejal no había realizado tres pagos de intereses sobre el préstamo bancario que le permitió resolver la demanda por acoso.

Ese mes, el banco que emitió el préstamo de $600.000 tomó la garantía proporcionada por el multimillonario, según la presentación federal. Esa medida, dijeron los fiscales, significaba que Huizar ya no tenía que pagar los 575.000 dólares restantes que le debía al banco.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio