Anuncio

¿Cuándo se abrirá el consulado de El Salvador en L.A. cerrado desde mediados de marzo?

La cónsul general de El Salvador, Alicia Villamariona, asumió su cargo en octubre de 2019.
La cónsul general de El Salvador, Alicia Villamariona, asumió su cargo en octubre de 2019. En esta foto de archivo ella daba declaraciones a este medio.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

A raíz de la pandemia de coronavirus, la mayoría de los consulados latinoamericanos en Los Ángeles cerraron sus puertas en la semana del 16 de marzo; sin embargo, después de tres meses la oficina de El Salvador sigue en la misma condición, mientras que otros gobiernos ya reabrieron sus instalaciones.

Los inmigrantes salvadoreños han comenzado a preguntar cuándo se brindarán los servicios en su consulado, al ver la necesidad de realizar trámites, algo que coincide con la reducción de las restricciones autorizadas por las autoridades y el proceso de reapertura que está en marcha.

¡Deberían de limpiar el voicemail del consulado y atender el teléfono! Necesitamos atención como salvadoreños en el exterior”, escribió Carlos Enrique Rivera en la página de Facebook de esa institución.

La semana anterior, Yessenia González llamó a la línea de emergencia que habilitó el consulado; ahí le informaron que solo estaban atendiendo casos de defunciones. A ella, en cambio, le interesa procesar el pasaporte porque está en proceso para ajustar su estatus migratorio.

Anuncio

“¡Qué bárbaros! Ya les gustó las vacaciones”, comentó González a Los Angeles Times en Español.

“Pues hasta migración está abriendo y ellos no”, agregó.

A partir del 18 de mayo, los consulados de México, Guatemala, Costa Rica y Ecuador reabrieron sus actividades bajo medidas de seguridad, trabajando con citas y con menos cantidad de usuarios. Sin embargo, después de cinco semanas todavía no hay señales de reapertura en la oficina de El Salvador.

Anuncio

El costo de los pasaportes de El Salvador es de $60 en todos los consulados en Estados Unidos.
(Selene Rivera/Los Angeles Times en Español)

Casi de forma simultánea, la Asociación de Salvadoreños en Los Ángeles (Asosal) cerró sus puertas. Es decir, desde el 20 de marzo solo atendieron emergencias de migración. No obstante, el pasado 1 de junio volvieron a las labores y la gente les pregunta en sus redes sociales por el consulado.

“Nos hace falta el consulado”, comentó Teresa Tejada, directora ejecutiva de la asociación, asegurando que la gente más afectada es la indocumentada y los que está regularizando su estatus migratorio, quienes necesitan pasaportes, partidas de nacimiento y Documento Único de Identidad (DUI).

“Aquí en las redes sociales nos preguntan si ya abrieron las oficinas del consulado y uno no sabe, mientras otros consulados ya están trabajando”, agregó.

Anuncio

Tejada entiende que no se puede trabajar al 100%, pero es necesario que la oficina abra y se adapte al ritmo de lo que está permitido por las autoridades de salud, sin poner en riesgo a nadie pero sin dejar de atender las necesidades del público, que está a la espera de hacer algún trámite.

“Nosotros no sabemos cuándo, ni cómo”, se lamentó la líder comunitaria.

Al iniciar la pandemia, se contactó a esta oficina para saber de qué forma seguirían operando, pero se informó que la cónsul general Alicia Villamariona no estaba dando entrevistas. En este momento, de forma extraoficial los empleados aseguran que tampoco saben cuándo abrirán.

Anuncio

A juicio de Nelson Flores, presidente del Comité El Pescador, el trabajo del consulado contrasta con la labor que realiza el gobierno de Nayib Bukele en El Salvador, ya que observa que la oficina local no ha dado un salto cualitativo atendiendo a sus compatriotas que residen en Los Ángeles.

“Estoy decepcionado del trabajo del consulado en el nuevo gobierno”, se lamentó el activista.

“Para una ciudad en donde hay tanto salvadoreño debería haber una comunicación, pero aquí no existe nada, estamos a oscuras. Eso no es justo para la gran cantidad de salvadoreños que hay aquí”, apuntó Flores, cuestionando que antes de la pandemia tampoco se vio un acercamiento a las organizaciones locales.

De forma paulatina están ampliando la cantidad de usuarios que atienden y ahora es obligatorio programar una cita en el número de emergencia

Anuncio

Javier Durán, empresario y activista comunitario, no se ha visto obligado a acercarse al consulado, pero entiende la necesidad que tienen sus connacionales. “Tienen que abrirlo, aunque sea con restricciones, pero debería estar abierto”, manifestó el militante del partido Nuevas Ideas.

Durante la pandemia, Durán se ha dedicado, junto a otros miembros de la comunidad, a enviar ayuda a El Salvador, enfocándose en las familias afectadas por la cuarentena. Por eso, considera urgente que la oficina consular no siga con las puertas cerradas.

“Afecta bastante, sabemos el flujo de personas que llega por sus servicios; toda esa gente se ha quedado varada”, aseguró.

“Con sus restricciones, pero que abran”, exhortó Durán.

Anuncio

Se pidió información a la Cancillería, pero hasta el cierre de esta nota, no se obtuvo una respuesta.


Anuncio