Anuncio

El encierro obligatorio podría regresar a Los Ángeles ante el alza de casos de covid-19

En la actualidad, el condado de Los Ángeles encabeza la lista de las regiones con mayores.
En la actualidad, el condado de Los Ángeles encabeza la lista de las regiones con mayores contagios en todo Estados Unidos.

En la medida que las fatalidades y contagios por coronavirus no menguan, las autoridades están lanzando advertencias a la comunidad y pidiendo la colaboración, porque si los casos se salen de control se impondría otro encierro obligatorio anunció el alcalde Éric Garcetti.

Este jueves, el Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles reportó 50 muertes y 1.777 casos positivos de covid-19; eso significa que la cifra de fatalidades es mayor al promedio que se se ha tenido en los últimos siete días, de 24 decesos.

En este momento, hay 2.037 personas hospitalizadas, 26% de ellas se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y el 17% están conectadas a un ventilador.

Anuncio

En total, en todo el condado ya se contabilizan 124.738 casos de coronavirus y la cifra de muertes llega a 3.689.

“Les pedimos a todos que se queden en casa tanto como sea posible, que se mantengan físicamente alejados de las personas con las que no viven”, exhortó Bárbara Ferrer, directora de Salud Pública, en un comunicado en donde hace énfasis de reforzar las medidas preventivas.

“Use una cubierta para la cara, mantenga la distancia física, lávese las manos y evite las multitudes y los espacios confinados”, insistió Ferrer.

En la conferencia del miércoles, el alcalde de Los Ángeles, Éric Garcetti, dijo que el sistema codificado por colores de la ciudad para describir el riesgo de desarrollar una infección por coronavirus estaba en naranja.

Anuncio

De acuerdo al edil, ese nivel indica que las personas deben quedarse en casa tanto como sea posible. No obstante, si las cosas empeoran el código pasaría a color rojo en las próximas semanas.

“Eso nos pondría en mayor riesgo de infección y probablemente volvería una orden más seguro en casa”, dijo Garcetti.

Pero, si las cosas mejoran, el código bajaría al color amarillo, lo que se convertiría en una señal de que se está aplanando la curva de contagios con éxito.

El informe del Instituto de Estudios Políticos muestra la lista de influyentes empresarios que han amasado una gran fortuna durante la crisis de Covid-19

Anuncio

En la actualidad, el condado de Los Ángeles encabeza la lista de las regiones con mayores contagios en todo Estados Unidos.

Según la base de datos de la Universidad Johns Hopkins, en Los Ángeles hay 123.256 casos positivos, seguido por los condados de Cook (93.496), Maricopa (70.128), Queens (65.428), Kings (59.636), Miami-Dade (53.974), Bronx (48.105), Nassau (42.122), Suffolk (41.799), Harris (40.012) y Westchester (35.154).

Bárbara Ferrer, directora de Salud Pública del condado de L.A., insiste en que los habitantes de esta región deben repetir lo que se hizo hace pocas semanas, evitando el contacto con personas que no viven en su hogar y siguiendo las medidas preventivas para “aplanar la curva nuevamente”.

“Si no podemos tener los números de infección nuevamente bajo control para fines de julio, veremos a miles de personas más que requieren hospitalizaciones y que podrían abrumar fácilmente nuestro sistema de atención médica”, advirtió el miércoles Ferrer.

Anuncio

Lo que Garcetti explicó es que en la región de Los Ángeles en los últimos 28 días se han tenido tantos casos de covid-19 como en los primeros 99 días de la pandemia.

Al mismo tiempo, el alcalde subraya en que hacerse la prueba de coronavirus no es “un pasaporte” para ir a una fiesta, ya que sostiene que ha recibido informes de que algunas personas están utilizando este examen para salir y luego irse a pasar un rato en reuniones sociales.

“Un test de covid no es una excusa para romper las reglas y participar en reuniones sociales fuera de su hogar. No es una excusa para no usar una máscara y no mantener distancia social. Una prueba no es un pasaporte para la fiesta”, apuntó Garcetti.

Anuncio

Hasta la fecha, 93% de las personas fallecidas en el condado de L.A. tenían una enfermedad pre-existente, aseguran las autoridades de salud.

Asimismo, de las 3.434 fatalidades que se ha podido identificar su origen étnico se indica que el 45% eran latinos, el 27% anglosajones, el 16% asiáticos y el 11% afroamericanos.


Anuncio