Anuncio

¿La tasa de infecciones por coronavirus aumentará a casi la mitad de la población? Expertos lo aseguran

Países que tienen un historial de uso de máscaras en público en tiempos pandémicos han visto reducciones drásticas.
Países que tienen un historial de uso de mascarillas en público en tiempos no pandémicos han visto reducciones drásticas.
(Allen J. Schaben/Los Angeles Times)

Sin cubrebocas, pero incluso con el distanciamiento social continuo una vez que se relajen aún más órdenes de encierro, la tasa de infección aumentará y casi la mitad de la población, de acuerdo con nuevos estudios.

Los expertos enfatizan que los casos de coronavirus de hecho podrían reducirse significativamente si al menos el 80 por ciento de las personas usaran mascarilla.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han recomendado usar las cubiertas faciales durante la pandemia en lugares públicos para frenar la propagación, pero hay habitantes que aún insistiendo en que relajen las órdenes de encierro tampoco usan cubrebocas.

Anuncio

La investigación, publicada por un grupo de expertos internacionales, creó un modelo que muestra que los casos podrían reducirse significativamente si se adopta un “enmascaramiento (casi) universal”.

“El enmascaramiento universal en el 80% de adopción aplana la curva significativamente más que mantener un bloqueo estricto”, escribieron los investigadores en el estudio.

“Enmascarar con solo el 50% de adopción no es suficiente para prevenir la propagación continua”, agregaron los investigadores. “Reemplazar el bloqueo estricto con distanciamiento social el 31 de mayo sin el uso de mascarillas resulta en una propagación sin control”.

Anuncio

El equipo de especialistas https://arxiv.org/pdf/2004.13553.pdf sostiene que el uso de cubierta facial debe ser obligatorio o muy recomendable para el público en general cuando se encuentre en transporte y espacios públicos, durante la pandemia. Asimismo, señalan que el usar mascarilla debe ser obligatorio para las personas en funciones esenciales (trabajadores de la salud, sociales y trabajadores familiares, la policía, el ejército, el sector de servicios, trabajadores de la construcción, etc.).

El modelo que construyeron los investigadores se conoce como el simulador de maskim. Uno de los colaboradores del estudio, el economista Guy-Philippe Goldstein, le dijo a Forbes que, además del distanciamiento social, usar una mascarilla es lo único que funciona “para aplanar la curva de infecciones” mientras el mundo espera tratamientos y vacunas.

Anuncio

Los autores también señalaron que varios países o regiones que tienen un historial de uso de cubiertas faciales en público durante tiempos no pandémicos, incluidos Macao, Beijing, Taiwán, Singapur y Japón, han visto reducciones drásticas en el número de casos desde sus respectivos picos. Beijing, Singapur y Japón se sometieron a un “cierre parcial”, mientras que Macao y Taiwán no.


Anuncio