Anuncio

Se viene segunda ola de coronavirus a pesar de disminución de casos en California

El problema es que varias áreas del estado están incrementando en casos de muertes y enfermos.
(Carolyn Cole/Los Angeles Times)

El hecho de que California empiece a registrar un menor número de casos de Coronavirus en el estado, eso no significa que no habrá segunda ola, sostiene el gobernador de California, Gavin Newsom.

Durante su sesión informativa sobre el coronavirus el lunes, Newsom ofreció algunas “buenas noticias”: el promedio de siete días de casos de coronavirus ha disminuido aproximadamente un 21% en todo el estado.

Asimismo, las tasas de positividad también han disminuido al mismo tiempo que la caída del 10% en las hospitalizaciones de COVID-19 en 14 días.

Anuncio

El problema es que en varias áreas del estado están incrementando los casos de muertes y enfermos, lo que seguirá siendo motivo de preocupación en los siguientes meses por venir. En total, unos 38 condados se encuentran en la lista de monitoreo.

“Este virus no va a desaparecer. No solo va a quitarnos el fin de semana libre del Día del Trabajo, Halloween y las vacaciones”, expuso Newsom. “Mientras no tengamos un tratamiento de calidad y una vacuna, viviremos con este virus”.

Estados Unidos todavía está experimentando la primera ola del virus y una segunda ola en el otoño podría empeorar ya que coincide con la temporada de gripe, dijo Newsom.

Anuncio

Esto concuerda con las advertencias de los expertos a principios de julio.

El doctor Anthony Fauci dijo que Estados Unidos todavía está en la primera ola porque los números de casos confirmados no han bajado lo suficiente como para aplastar el brote inicial.

Anuncio

El número de casos aumenta en 44 estados y territorios, y lugares como California y Nevada hasta Louisiana, Mississippi, Alabama, Georgia, Florida, Carolina del Sur y Tennessee están entre los peores.

Si bien los nuevos casos se han estancado en algunas áreas, como Nueva York y Nueva Jersey, solo se ve una caída en los casos en tres estados: Arizona, Delaware y Maine, según informes del New York Times.

De acuerdo a los expertos, para que llegue la segunda ola, el virus tendría que ser controlado y la transmisión debería reducirse a un nivel muy bajo. Ese sería el final de la primera ola. Entonces, el virus necesitaría reaparecer y resultar en un gran aumento de casos y hospitalizaciones, pero esto no ha ocurrido en general en Estados Unidos.


Anuncio