Anuncio
Share

Columna: ¿Es un viaje de rutina al médico o al dentista un peligro para la salud?

Los expertos en salud pública dicen que puede tener más sentido conectarse con profesionales de la salud por teléfono
Los expertos en salud pública dicen que, al menos por un tiempo, puede tener más sentido conectarse con profesionales de la salud por teléfono o video para chequeos de rutina.

(Amazon Care)

Los expertos en salud pública dicen que, al menos por un tiempo, puede tener más sentido conectarse con los profesionales de la salud a través del teléfono o el video para las visitas de rutina. Pero no se saltee la vacuna de la gripe.

A medida que la pandemia de COVID-19 se prolonga y continúa, haciendo que incluso las tareas diarias más mundanas sean potencialmente mortales, ha surgido una pregunta delicada sobre cómo las personas deben manejar el mantenimiento rutinario de la salud.

La Organización Mundial de la Salud hizo hincapié en esto rercientemente advirtiendo a las personas que pospongan las visitas al dentista a menos que sea absolutamente necesario.

“La OMS aconseja que la atención médica bucal no esencial de rutina, que generalmente incluye chequeos, limpiezas dentales y atención preventiva, se retrase hasta que haya una reducción suficiente en las tasas de transmisión de COVID-19", dijo la organización internacional.

¿Caso cerrado? No exactamente.

Anuncio

La Asociación Dental Americana. respondió “respetuosamente, pero en total desacuerdo” con la orientación de la OMS.

“La salud bucal es fundamental para la salud en general”, dijo el presidente de la asociación, Chad P. Gehani. “La odontología es una atención médica esencial debido a su papel en la evaluación, el diagnóstico, la prevención o el tratamiento de enfermedades bucales que pueden afectar la salud sistémica”.

Estos mensajes contradictorios son desconcertantes para muchos consumidores de atención médica, incluido yo mismo.

Junto con las visitas al dentista, pospuse mi examen físico anual y últimamente me preguntaba si debería evitar la vacuna contra la gripe que recibo cada septiembre.

Anuncio

Cuidar su salud en estos días parece un peligro para la salud.

“La conclusión es que todo tiene riesgos y no es el momento de que nadie baje la guardia”, dijo Anne Rimoin, profesora de epidemiología en UCLA y experta en enfermedades infecciosas.

Ella conoce el peligro del COVID-19 tan bien como cualquiera. En su propio caso, no tiene prisa por programar exámenes médicos de rutina.

Anuncio

“A menos que sea realmente importante, estoy posponiendo las cosas”, me dijo Rimoin.

Me comuniqué con varios expertos en salud pública. El consenso fue que si hay algún problema con su salud, o si cree que algo puede estar mal, no dude en buscar tratamiento.

Sin embargo, cuando se trata de citas médicas de rutina, el único consenso es que no hay consenso.

Algunos, como Rimoin, dicen que probablemente sea inteligente pecar de cauteloso y posponer las citas. Otros dicen que debería estar bastante seguro al visitar el consultorio de un médico o dentista.

Anuncio

“Simplemente no tenemos datos suficientes todavía”, dijo el Dr. John Swartzberg, quien preside el comité editorial que supervisa las publicaciones de salud de UC Berkeley.

Su consejo personal es que no se salte cosas como chequeos y exámenes físicos. Más bien, considere espaciarlos un poco más de lo habitual, tal vez cada ocho meses en lugar de seis.

“Todos los consultorios médicos y dentistas están tomando precauciones”, me dijo Swartzberg. “Su riesgo de infectarse al entrar es mínimo”.

Dicho esto, él y otros dicen que la aprensión al coronavirus es perfectamente normal, razón por la cual todos, médicos y pacientes, deberían adoptar avances rápidos en telemedicina (o telesalud, como también se le llama).

Anuncio

Es posible que no pueda ejecutar una serie de pruebas desde su casa, pero aún puede interactuar por teléfono o video con su médico para hablar sobre su bienestar general.

Este es un gran compromiso, o punto de partida, para cualquiera que quiera estar al tanto de los problemas de salud de rutina sin correr riesgos
Una encuesta reciente encontró que el 43% de los consumidores no se sentirían seguros visitando ningún centro de salud hasta este otoño por lo menos.

Un chico de 15 años que ayudó a difundir la enseñanza católica romana en línea es un buen candidato para convertirse en el santo patrón de Internet, dice el Vaticano.

Más de dos tercios de 1,000 encuestados dijeron que habían cancelado o pospuesto una visita médica en persona debido a la pandemia, mientras que la mitad dijo que habían programado una cita de telemedicina.

Anuncio

De aquellos que probaron la telemedicina, un enorme 91% dijo que probablemente programarían otra visita virtual en lugar de reservar una consulta en persona con un médico.

Obviamente, esta no es una propuesta única para todos.

“Un grupo para el que las visitas de rutina son particularmente importantes son aquellos con una o más afecciones crónicas, como diabetes o enfermedades cardiovasculares”, señaló Jean Abraham, profesora de administración de la salud en la Universidad de Minnesota.

Otro problema es que las aseguradoras se niegan a cubrir la atención médica remota, al menos con el mismo nivel de reembolso pagado por los exámenes en persona.

Anuncio

Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid aflojaron temporalmente algunas restricciones de cobertura de telemedicina para adaptarse a las preocupaciones de infección entre los beneficiarios vulnerables de Medicare. Sin embargo, se necesitaría una ley del Congreso para que esos cambios sean permanentes.

Las aseguradoras privadas han seguido el ejemplo de Medicare por el momento, pero pueden retroceder una vez que la pandemia disminuya y pagar menos a los médicos por las visitas virtuales.

Es casi seguro que eso pondría freno a la adopción generalizada de la telemedicina por parte de la industria de la salud de $ 4 billones, a pesar de que una encuesta reciente encontró que la mayoría de las aseguradoras comprenden la importancia de la telemedicina para brindar atención médica asequible.

Todos los profesionales de la salud pública con los que hablé dijeron que ahora no es el momento de renunciar a las vacunas contra la gripe. Evitar la influenza no es menos importante que mantener a raya al COVID-19.

Anuncio

“Podría decirse que la vacunación contra la influenza puede ser incluso más importante este otoño que en temporadas anteriores”, dijo Nicole Gatto, profesora asociada de salud pública en Claremont Graduate University.

Rimoin de UCLA fue enfático sobre el tema.

“Todo el mundo necesita vacunarse contra la gripe”, dijo. “Es de vital importancia y vale la pena correr el riesgo”.

Pero Rimoin observó que CVS, Walgreens y otros proveedores líderes de vacunas contra la gripe deberían establecer servicios de autoservicio para que las vacunas de este año sean más seguras y fáciles de obtener.

Anuncio

De lo contrario, dijo, depende de todos nosotros ponernos las mascarillas y flexionar nuestros músculos de distanciamiento social mientras nos vacunamos contra la gripe.

“No hay riesgo cero a menos que te quedes en casa y no veas a otras personas”, dijo Rimoin.

Hasta ahora, eso ha funcionado bastante bien para mí y mi familia.

Pero estoy del lado de los expertos: vale la pena correr el riesgo de vacunarse contra la gripe.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio