Anuncio
Share

La cónsul hondureña en L.A. convierte a Instagram en su despacho virtual para atender al público

Al comenzar la pandemia, María Fernanda Rivera, cónsul general de Honduras en LA, reforzó el uso de las redes sociales.
Al comenzar la pandemia, María Fernanda Rivera, cónsul general de Honduras en Los Ángeles, reforzó el uso de las redes sociales para informar a la comunidad.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

La pandemia de coronavirus obligó a cambiar a la sociedad y en el caso del consulado hondureño se reinventaron los servicios; a pesar de que las instalaciones se cerraron tres meses, pareció que la oficina estuvo más activa con eventos comunitarios y al mismo tiempo que ampliaron la difusión de información.

En otra oficina, el manejo de las redes sociales sería responsabilidad de un empleado o del director de comunicaciones; pero en esta institución está en manos de la cónsul general, María Fernanda Rivera, una de las tareas que se vio obligada a potenciar debido a la emergencia por el Covid-19.

Los propietarios de Grocery Outlet en Sun Valley entregaron un donativo a la fundanción MEND para llevar alimentos a familias de escasos recursos

“A través de las redes comenzamos a compartir todo”, dijo la funcionaria, sentada en su despacho poco después de firmar un convenio que promueve los derechos laborales, mientras el público acude a cuentagotas a realizar de nuevo los trámites en este consulado.

Anuncio

La cónsul general de Honduras, María Fernanda Rivera, revisa y publica a diario en las redes sociales.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

A mediados de marzo, a raíz de la orden de quedarse en casa, estas instalaciones fueron cerradas. Sin embargo, a fin de conectar con la comunidad establecieron una línea telefónica de emergencia; de igual forma, reforzaron el uso de las redes sociales con el objetivo de responder las preguntas de sus compatriotas.

“Se amplió el uso de las redes sociales, inicialmente para dar información sobre los varados, luego sobre los vuelos humanitarios y también sobre las actividades que comenzamos a implementar”, agregó, en referencia a tres entregas de alimentos que han llevado a las personas más vulnerables.

La empresa 502 Graphics produce un promedio de 1.000 cubrebocas al día y da empleo a una decena de personas

Anuncio

Rivera, de 34 años, no solo es la jefa de esta misión consular, sino que es la estratega que administra las cuentas de Facebook, Twitter e Instagram, creadas desde que ella llegó a esta institución el 1 de agosto de 2019, en las que responde directamente las inquietudes que formulan los usuarios.

“Cuando me levanto, abro Facebook e Instagram; lo primero que hago es contestar mensajes”, indicó, detallando que no importa si es sábado o domingo. “A través de las redes sociales les enviamos por escrito los requisitos, les mando una foto de la estampilla que van a ocupar”, describió.

La agente consular Jordina Rinaudo atiende a una usuaria en el consulado de Honduras en L.A.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

Esta oficina no paró su labor en la pandemia, las emergencias de protección consular siempre fueron atendidas. En junio, comenzaron a recibir a algunos usuarios en servicios presenciales, pero desde agosto se normalizaron los trámites de pasaportes y matrículas, así como de documentos legales.

Anuncio

En este momento, están calendarizando citas por medio del teléfono de emergencia: 818-639-2121. En la actualidad, llevan programados a usuarios hasta el 18 de septiembre.

Empresarios latinos driblaron a la competencia al lanzar las tortillas de un carbohidrato y bajas en calorías

Irma Ramírez, originaria de San Pedro Sula, aseguró que se sentía con las manos atadas, pero después de tramitar su pasaporte y matrícula consular, iba aliviada porque sabe que con esos documentos “se le abren las puertas” para realizar cualquier trámite en las instituciones públicas y privadas.

“Sí, los estoy siguiendo”, dijo sobre el uso de las redes del consulado.

Anuncio

“Veo que es útil”, agregó Ramírez sobre la información que lee en las cuentas oficiales.

En la actualidad, el consulado atiende a un máximo de 20 personas al día, es decir que pasan 4 usuarios por hora, siguiendo las normas de distanciamiento social emitidas por las autoridades sanitarias, con lo que se busca proteger al personal y al público de un posible contagio.

“Por la website, la buscamos y ahí hicimos la cita”, contó Gleny Rivera, sobre su experiencia.

Los servicios consulares se normalizaron a partir de agosto en esta oficina gubernamental.
Los servicios consulares se normalizaron a partir de agosto en esta oficina gubernamental, que atiende a un promedio de 20 personas diariamente.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)
Anuncio

Las autoridades consulares han organizado dos grupos de trabajo; uno labora tres días y otro dos. De esa manera, se minimiza el riesgo, indicaron. Los funcionarios también se rotan.

En el uso de las redes sociales, Rivera contó que en Facebook eventualmente recibe apoyo de la vicecónsul Violeta Sandino, pero en Twitter e Instagram todo es manejado por la cónsul general.

El talento de Luis Díaz emergió con vigor después de dos semanas en depresión al perder su trabajo a raíz de la pandemia

“Nos hemos visto forzados, hemos tenido que acostumbrarnos a usarlas de forma diaria”, dijo la diplomática, detallando que todos los días ingresa a las redes sociales. Asimismo, asegura que al menos una publicación se coloca cada 24 horas sobre diferentes temas.

Anuncio

A la fecha, en Twitter tienen 342 seguidores, en Facebook acumulan 1.570 likes y, hace dos semanas, en Instagram superaron los 3 mil seguidores, una red que se ha vuelto popular en su comunidad.

“Es más fácil, tiene las cosas gráficamente, pueden guardar imágenes de requisitos, es mucho más amigable”, observó la funcionaria.

Físicamente estamos separados, pero a través de las redes sociales la comunicación es fluida. Es bonito tener ese acercamiento con la gente, estar hablando con una persona y no con una máquina

María Fernanda Rivera, cónsul general de Honduras en Los Ángeles

A juicio de Rivera, la ventaja de las redes sociales es que no se necesita esperar a nadie, como ocurre con el teléfono. Las preguntas se pueden enviar a la medianoche y al día siguiente se recibe la respuesta.

Anuncio

Al tiempo que se brindan los servicios presenciales, las autoridades seguirán utilizando estas vías de comunicación. Asimismo, invitan a sus connacionales a compartir las publicaciones, para que el mensaje sobre servicios, avisos, requisitos y programas, llegue a más hondureños.

María Fernanda Rivera asumió su cargo de cónsul general de Honduras en L.A. el 1 de agosto de 2019.
María Fernanda Rivera asumió su cargo de cónsul general de Honduras en L.A. el 1 de agosto de 2019, antes estuvo al frente del consulado en Atlanta (Georgia).
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

También están pidiendo al público que llegue solo el responsable del trámite, y para evitar inconvenientes, sugieren que se presenten solo 5 minutos antes de la cita.

“Vengan a la hora que les toca, no podemos atender a nadie antes, porque ya tenemos a las cuatro personas programadas para cada hora”, señaló Rivera.

Anuncio

Sin lugar a dudas, afirma la cónsul general, contar con las redes sociales ha sido algo imprescindible, porque incluso han podido atender solicitudes de personas que les han contactado desde Honduras, también han conectado a personas con otro consulado fuera de Los Ángeles.

Rigoberto López está escribiendo un libro motivacional en el que desafiará a los lectores a luchar por sus sueños

En la próxima vez, cuando escriban algún mensaje en las redes sociales de este consulado, estén claros que tendrán una respuesta como si se encontraran en el despacho de la cónsul general.

“En Instagram puede tener la certeza que quien está contestando el mensaje soy yo”, advirtió la cónsul.

Anuncio

“Físicamente estamos separados, pero a través de las redes sociales la comunicación es fluida. Es bonito tener ese acercamiento con la gente, estar hablando con una persona y no con una máquina”, concluyó Rivera.


Anuncio