Anuncio

Vendedores ambulantes en el condado de L.A. podrán operar sin consecuencias legales y más protecciones

La acción reconoce que el comercio al aire libre permite a las personas ganarse la vida.
(Christina House / For the Times)

La Junta de Supervisores aprobó por unanimidad una moción redactada por la supervisora del condado de Los Ángeles, Hilda L. Solís, para lanzar un programa piloto que promoverá la seguridad pública al tiempo que ampliará las oportunidades económicas para los vendedores ambulantes.

La moción ordena a los departamentos pertinentes del condado que comiencen a preparar ordenanzas para implementar un programa de venta en las aceras en áreas no incorporadas del condado de Los Ángeles, relacionado con una ley estatal aprobada que suavizó las restricciones.

La moción también instruye que estas ordenanzas deben priorizar el alcance, la educación y la asistencia técnica. Además de que los departamentos creen que un programa de embajadores de las calles del condado a través de asociaciones con grupos comunitarios puede ayudar a que los proveedores cumplan con las pautas de salud pública.

Anuncio

“Los vendedores ambulantes y las pequeñas empresas físicas son empresarios que sostienen e impulsan nuestra economía local y hay espacio para ambos. Como ex secretaria de Trabajo de Estados Unidos, valoro el espíritu emprendedor de los vendedores ambulantes y las pequeñas empresas”, dijo la supervisora Solís.

La acción reconoce que el comercio al aire libre permite a las personas ganarse la vida y, especialmente, ayuda a las mujeres inmigrantes a avanzar hacia la independencia económica. Mi moción de la Junta identifica un camino que salvaguarda la salud pública al tiempo que anima a todas las empresas a crecer y prosperar.

Anuncio

Cuando la Ley estatal de venta segura en las aceras (SB 946) entró en vigor el 1 de enero de 2019, suavizó las restricciones sobre las regulaciones de venta en las aceras. El proyecto de ley estatal alentó a los gobiernos locales a adoptar requisitos adaptados a su jurisdicción. También definió a un vendedor en la acera como una persona que vende comida o mercadería desde una carretilla de mano, puesto, exhibición, carro con pedal, carro o estante apoyado en una acera.

Anticipándose a la SB 946, la supervisora Solís fue la autora de una moción en noviembre de 2018 que ordenaba a los departamentos del condado pertinentes que solicitaran comentarios de las partes interesadas e identificaran las mejores prácticas para dar forma a las regulaciones de venta ambulante en áreas no incorporadas del condado de Los Ángeles.

Anuncio

Como resultado se llevaron a cabo 16 reuniones con propietarios de negocios físicos y vendedores ambulantes, se solicitaron más de 1.200 resultados de encuestas a las partes interesadas y se investigó las mejores prácticas de las agencias gubernamentales en todo el país, al mismo tiempo que se revisaron las políticas y códigos actuales del condado que afectan la venta ambulante.

“Este nuevo programa podría cambiar la vida de los vendedores en todo el condado de Los Ángeles”, dijo Rudy Espinoza, director ejecutivo de Inclusive Action for the City. “Invertir en un enfoque holístico para involucrar formalmente a estas empresas en nuestra economía es un paso histórico de la supervisora”.

La moción también instruye al condado a fomentar el desarrollo de asociaciones comerciales de venta ambulante, solicita la asignación de $1 millón en fondos únicos para el establecimiento del Programa de Venta en las Aceras y requiere un informe de 30 días sobre el programa piloto para identificar personal y recursos necesarios para administrar un programa permanente de venta ambulante.


Anuncio