Anuncio

Ordenan la evacuación de 60.000 personas en el Condado de Orange, debido a los incendios

Un incendio provocado por el viento estalló en el condado de Orange el lunes por la mañana, amenazando a las comunidades cercanas y obligando a los residentes a abandonar sus casas, en medio de unas condiciones que los meteorólogos han calificado como las más propicias para incendios del año.

El incendio de Silverado estalló poco después de las 6:45 a.m. cerca de los caminos de Santiago Canyon y Silverado Canyon.

El incendio, que estaba ardiendo en una zona montañosa sobre las casas, había crecido a 2.000 acres alrededor de las 10:30 a.m., dijo el Capitán Ben Gonzáles de la Autoridad de Bomberos del Condado de Orange.

Se emitió una orden de evacuación obligatoria para unos 60.000 residentes de Irvine, incluyendo todas las casas al norte de Irvine Boulevard entre Bake Parkway y Jamboree Road, dijeron los oficiales. Las escuelas de la zona también están siendo evacuadas.

Anuncio

Se están estableciendo centros de evacuación en el Centro Comunitario de la Universidad y en el Centro Comunitario de Quail Hill en Irvine.

La Patrulla de Carreteras de California cerró la carretera de peaje 241 desde el Camino del Cañón de Santiago hasta la carretera de peaje 133.

El incendio dio inicio en momentos en que el sur de California experimenta fuertes ráfagas de vientos secos de Santa Ana. Los meteorólogos advirtieron que cualquier incendio que se iniciara podría propagarse rápidamente y ser muy difícil de contener.

Pero los fuertes vientos también están obstaculizando los esfuerzos de lucha contra el fuego: Los oficiales de bomberos dijeron que los helicópteros que combatían el incendio de Silverado tuvieron que ser retirados alrededor de las 10:30 a.m. porque los fuertes vientos hacían que las gotas de agua fueran ineficaces. Gonzáles agregó que las tripulaciones de las naves no sabían cuándo podrían volver al aire.

Anuncio

Los bomberos no sabían de ninguna casa que se hubiera quemado, pero recibieron un informe de una cerca en llamas en el patio trasero de una casa, dijo Gonzáles. Expuso que el tiempo ventoso, la vegetación seca y el terreno escarpado se habían combinado para plantear un desafío a los bomberos.

“Es un poco de todo, entre los fuertes e impredecibles vientos - hemos obtenido reportes de ráfagas de más de 70 mph - tenemos la maleza seca y, como siempre, el terreno es algo con lo que debemos lidiar”, dijo Gonzáles. “Ahora que los aviones están en tierra, lo hace un poco más difícil, pero contamos con numerosos recursos en la zona, y nuestro objetivo es controlar el fuego y proteger las casas”.

Instó a los residentes a que escucharan las órdenes de evacuación y estuvieran preparados para huir incluso si no se les ha aconsejado oficialmente que lo hagan todavía.

“Estén listos para salir, y por supuesto siempre escuchen la radio, estén al tanto de las actualizaciones y esperemos que podamos contener esto pronto”, manifestó.

Anuncio

Los vientos del incendio están contribuyendo a una gran columna de humo en el área, y la agencia de Salud del Condado de Orange está instando a los residentes a limitar la actividad al aire libre y a mantener las puertas y ventanas cerradas.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una advertencia de bandera roja desde la noche del domingo al martes por la tarde en medio de las condiciones, que también amenazaron a más de 120.000 clientes de Southern California Edison con posibles cortes de energía. La advertencia estaba en vigor para todos los condados de Los Ángeles y Ventura, excepto para el Valle del Antílope, así como para toda el Área de la Bahía.

“Tenemos vientos muy fuertes y humedades muy bajas, y eso está causando el peligro de incendio”, expuso David Sweet, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Oxnard. “Esto es típico para esta época del año, pero este evento de Santa Ana es muy fuerte”.

Ráfagas de viento de hasta 80 millas por hora ya han llevado al servicio meteorológico a colocar los valles de San Gabriel y San Fernando en condiciones de alerta, señalando que una “ola” de vientos podría chocar el lunes en las faldas de las colinas a lo largo del corredor de la autopista 210.

Anuncio

También se esperan fuertes ráfagas de 60 a 80 mph en las montañas de los condados de Los Ángeles y Ventura, y los vientos de 50 mph podrían azotar las colinas de Malibú y Hollywood. Se ha emitido una advertencia de vendaval para la Isla Catalina, y se está aconsejando a las autoridades de la marina que permanezcan en el puerto, busquen un puerto seguro y que aseguren los barcos y las embarcaciones en caso de condiciones severas.

Se espera que la combinación de vientos y bajos niveles de humedad cree “las condiciones meteorológicas más peligrosas para los incendios que hemos visto desde octubre de 2019", dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Ese mes se produjo la ignición de múltiples incendios en la región, entre ellos el incendio del Tick, el Easy y el Getty, que destruyeron al menos ocho hogares y provocaron la evacuación de miles de personas. El incendio más dañino del año, el de Kincade en el condado de Sonoma, se inició durante un episodio de viento extremo el 23 de octubre y posteriormente quemó más de 70.000 acres y destruyó más de 300 estructuras.

Aunque las condiciones en todo el sur de California son más frescas de lo que han sido en meses - el Valle del Antílope verá temperaturas bajo cero el lunes y el martes por la mañana - Sweet señaló que la baja humedad sigue siendo motivo de preocupación.

Anuncio

“La amenaza de incendio es muy alta para una rápida propagación del fuego”, dijo Sweet el lunes. “Junto con eso, hay vientos muy fuertes, lo que significa que las brasas encendidas y las cenizas podrían ser transportadas por kilómetros”.

En respuesta al aumento del peligro de incendio en toda la región, Southern California Edison ha advertido sobre los cortes de energía que podrían afectar hasta 120.000 clientes en seis condados, incluyendo 24.000 clientes en el condado de Los Ángeles, 58.000 en el condado de San Bernardino y 13.000 en el condado de Orange.

Los cortes preventivos se deben a la preocupación de que el viento pueda dañar el equipo, creando una chispa que podría encender la maleza y provocar un incendio forestal.

“El corte de energía por motivos de seguridad pública es el último recurso”, dijo el portavoz de Edison Ron Gales. “Solo apagamos la energía de los clientes cuando se han superado ciertos umbrales, y esos umbrales son una combinación de velocidades de viento, humedad relativa y la preponderancia de combustibles secos para los incendios”.

Anuncio

Hasta el lunes por la mañana, Gales dijo que 29 clientes en el área de Santa Clarita no tenían electricidad. Los residentes deben preparar linternas, anotar números de teléfono importantes y revisar los planes de seguridad con los miembros de la familia, entre otros consejos de preparación para emergencias en anticipación a los cortes de energía, indicó.

“Algunos de los incendios forestales más destructivos en la historia del sur de California han ocurrido en los últimos meses”, destacó Gales, “por lo que Edison está haciendo su parte en hacer todo lo posible para asegurarse de que nuestro equipo no se vea involucrado en la ignición de un incendio forestal catastrófico”.

Pacific Gas and Electric había dicho que cortaría la electricidad a casi un millón de personas en el norte y centro de California a partir del domingo en medio de un peligroso clima de incendios. Para el lunes por la mañana, más de 300.000 clientes estaban sin electricidad.

Sweet subrayó que la gente debería estar lista para actuar en caso de un incendio.

Anuncio

“Tengan un plan de evacuación listo”, indicó, “y si un incendio comienza cerca de su área y las autoridades locales les aconsejan evacuar, por favor escúchenlos”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio