Anuncio

La industria tabacalera trata de bloquear la prohibición de la venta de productos de tabaco con sabor

The tobacco industry wants to overturning a law banning the retail sale of flavored tobacco products in California.
La industria tabacalera quiere anular una ley que prohibe la venta al por menor de productos de tabaco con sabor en California.
(Joe Raedle / Getty Images)

Una coalición que representa a la industria tabacalera informó el martes que entregó más de 1 millón de firmas para participar en un referéndum en la boleta electoral de noviembre de 2022, que busca revocar una ley que prohíbe la venta minorista de productos de tabaco saborizados en California.

Si la oficina del secretario de Estado determina que hay una cantidad suficiente de firmas para calificar el referéndum, la ley que estaba programada para entrar en vigencia el 1 de enero se suspendería hasta que los votantes actúen sobre la medida de la boleta electoral en noviembre de 2022.

Las firmas fueron enviadas al estado por la Coalición por la Justicia de California, que sostuvo en un comunicado que su campaña de firmas mostraba que la nueva ley es rechazada por los votantes.

“En medio de una pandemia sin precedentes, incendios forestales devastadores, olas de calor y cortes de energía en toda la entidad, más de un millón de californianos firmaron peticiones por el derecho a que se escuche su voz sobre una ley injusta que beneficia a los ricos e intereses especiales, al tiempo que les cuesta empleos y recorta fondos para la educación y la atención médica”, indica el comunicado.

Anuncio

La coalición ha recibido más de 21 millones de dólares hasta ahora, en gran parte de compañías como Philip Morris USA y su afiliada U.S. Smokeless Tobacco Co., así como R.J. Reynolds Tobacco Co.

Los oponentes necesitaban recolectar las firmas de 623.312 votantes registrados para cumplir con los requisitos del referéndum.

Dicha iniciativa fue criticada el martes por Lindsey Freitas, directora de defensa de Campaign for Tobacco-Free Kids, una de las principales defensoras de la nueva ley.

“Sabemos que las grandes tabacaleras se han escondido detrás del humo y las mentiras durante años para enganchar a generaciones de jóvenes con productos mortales, y este referéndum es solo una táctica más para continuar con el statu quo”, dijo Freitas. “Si esto aparece en la boleta electoral, estamos seguros de que los votantes de California rechazarán el intento desesperado de las grandes tabacaleras de seguir enganchando a nuestros niños para obtener ganancias. Pero la demora será costosa y mortal”.

Anuncio

Los partidarios de la prohibición de las ventas de tabaco saborizado acusaron a los recolectores de firmas de engañar a los votantes, diciéndoles que las peticiones eran para una medida con el objetivo de prohibir la venta de productos a menores, un cargo que la coalición negó.

El gobernador Gavin Newsom, quien firmó la nueva ley en agosto, denunció el esfuerzo del referéndum cuando se lanzó.

“Este es el último intento de las grandes tabacaleras por obtener ganancias a expensas de la salud de nuestros jóvenes”, explicó Newsom.

También citó un estudio de 2018 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el cual encontró que el 67% de los estudiantes de preparatoria, y el 49% de los de secundaria, que usaron productos de tabaco en los 30 días anteriores, informaron haber utilizado una presentación saborizada.

Anuncio

El alto costo de calificar el referéndum y retrasar la ley durante casi dos años se vería eclipsado por las ganancias que la industria obtendría vendiendo productos saborizados, dicen los partidarios de la prohibición. Ellos estiman que las ventas traerán a la industria $1.1 mil millones en ingresos durante los 22 meses que la ley de California se retrasaría.

Es probable que la campaña sobre el referéndum genere un encendido debate, luego de los insultos entre las dos partes que condujo a la aprobación de la ley por parte de la Legislatura.

La industria tabacalera emitió anuncios de televisión antes de la votación de la Legislatura que alegaba que, al excusar de la prohibición a los narguiles, los puros caros y el tabaco de pipa con sabor, se dio “un trato especial a los ricos y [eligieron] a las comunidades de color” al obstaculizar la venta de cigarrillos mentolados.

Los legisladores negros calificaron los anuncios de ofensivos y argumentaron que la industria tabacalera se ha dirigido a los residentes negros y latinos con la comercialización de productos de tabaco con sabor, causando un daño desproporcionado a su salud.

Anuncio

La coalición de empresas tabacaleras repitió su acusación el martes.

“La SB 793 criminaliza la venta de cigarrillos mentolados preferidos por personas de color y crea exenciones especiales para los productos preferidos por los ricos, lo que permite que la venta de puros con sabor caro y tabaco de pipa, además de narguile, siga siendo legal”, expuso el grupo en su declaración.

En la búsqueda del referéndum, la coalición señaló que está de acuerdo en “que los jóvenes nunca deben tener acceso a ningún producto de tabaco, pero esto se puede lograr sin imponer una prohibición total de los productos que millones de adultos eligen usar”.

Las empresas también presentaron una demanda federal contra el estado, buscando una orden judicial para bloquear la nueva ley, argumentando que es “una reacción demasiado amplia sobre las preocupaciones legítimas de salud pública, relacionadas con el uso de productos de tabaco por parte de los jóvenes”.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio