Anuncio
Share

Coronavirus: ¿La inmunidad colectiva y la variante de California están previniendo un brote primaveral en la costa oeste?

A man gets vaccinated.
Joel Jurez, de 22 años, sostiene a su perro Yuki mientras el asistente médico Adrián Davis le aplica una vacuna contra el COVID-19 en una clínica montada en la iglesia St. Patrick’s Catholic Church, en Los Ángeles, el viernes.
(Irfan Khan / Los Angeles Times)

Con el aumento de los casos de coronavirus y las hospitalizaciones relacionadas en todo el país, ¿se dirige California también hacia una cuarta ola de la pandemia de COVID-19?

Con el aumento de los casos de coronavirus y las hospitalizaciones en todo el país, ¿California también se encamina hacia una cuarta ola de la pandemia?

Las áreas del Medio Oeste, Nueva Inglaterra y Nueva York se han enfrentado a aumentos preocupantes en los casos de coronavirus, y algunos temen ya que el condado de Los Ángeles ha estado previamente solo unas pocas semanas por detrás de las tendencias en Nueva York. En la última semana, los casos promedio diarios a nivel nacional aumentaron un 5% con respecto a la anterior y el cambio en las nuevas hospitalizaciones por COVID-19 se elevó un 7%.

Pero hasta ahora, California sigue por buen camino, relativamente hablando. El estado tiene una de las tasas diarias promedio de casos más bajas de la nación durante el período de siete días más reciente, mientras que el índice de casos de Michigan, el peor del país, es 12 veces más alto que el de California y genera una presión creciente sobre los hospitales de esa zona.

Un factor que puede estar ayudando al Estado Dorado, por razones que no se comprenden del todo, es la presencia de la cepa de California, que podría ayudar a mantener a raya a la variante de Reino Unido, que se estima es más transmisible que las cepas convencionales y probablemente conlleva una mayor probabilidad de muerte.

Anuncio

Aquí hay algunas razones por las que Michigan podría estar en una situación tan compleja mientras que California, hasta ahora, se muestra mucho mejor.

Los efectos secundarios de una segunda inyección de la vacuna COVID-19 son una señal de que está proporcionando una protección más vigorosa y duradera contra el coronavirus.

La cepa de Reino Unido domina el brote del Medio Oeste

La ola actual de Michigan se está acercando a una intensidad tan fuerte como la altura del brote invernal, indicó el Dr. George Rutherford, epidemiólogo de UC San Francisco, en un foro reciente del campus. La ola reciente de Michigan fue impulsada por eventos deportivos juveniles, incluidos grandes brotes que involucraron a equipos de hockey, agregó el médico. Minnesota también observa actualmente un grupo de nuevos casos.

Anuncio

Un factor importante en el pico del Medio Oeste es la presencia de la variante de Reino Unido, que ahora representa alrededor del 70% de los nuevos episodios en Michigan y Minnesota, añadió Rutherford. Los hospitales de Michigan enfrentan una fuerte presión por las oleadas de pacientes que reciben, y algunos en el estado ya cancelan procedimientos que no son de emergencia e implementan planes de contingencia por la pandemia, informó el Detroit Free Press.

Un aspecto positivo, sin embargo, es que el grupo en Nueva York, Nueva Jersey, Rhode Island y Connecticut parece estar “comenzando a cambiar un poco la tendencia”, indicó Rutherford.

Una pregunta pendiente es si el alza de COVID-19 en la vecina provincia canadiense de Ontario está afectando los casos en el medio oeste y noreste, destacó Rutherford. “Las fronteras están cerradas, [así que] no estoy muy seguro de ello. Pero es algo a tener en cuenta”, manifestó Rutherford.

Los médicos en Ontario comenzaron a suplicar a los funcionarios del gobierno que envíen más enfermeros expertos en cuidados intensivos al área de Toronto “para evitar una situación de clasificación de pacientes”, informó el sábado el Toronto Star.

Anuncio

Tenía grandes planes para el parón: aprender francés, volver a coser, limpiar mis armarios, releer los clásicos. No se cumplieron, pero aprendí mucho.

La variante de California podría mantener la cepa de Reino Unido bajo control

En California, la variante de Reino Unido ahora probablemente representa el 40% de los nuevos casos de coronavirus, precisó Rutherford, pero a diferencia de Michigan, “no ha impulsado la curva general de la epidemia”. Parte de la razón de esto es que la variante de California puede estar superando a la de Reino Unido en dominar el estado. De las muestras de virus que han sido genómicamente secuenciadas de forma acumulativa, se identificaron más de 12.000 casos de la variante de California, también conocida como ‘de la costa oeste’ (B.1.427 / B.1.429), en comparación con 980 de la variante de Reino Unido ( B.1.1.7).

Se cree que la variante de California es un 20% más transmisible que las cepas convencionales de coronavirus, pero también que la variante de Reino Unido es un 50% más transmisible y tiene más probabilidades de causar un caso más severo.

Anuncio

Algunos expertos anticiparon que la variante de Reino Unido desplazaría a la de California. Pero Rutherford dijo, algo contradictorio, que esta última puede de alguna manera estar manteniendo a raya a la primera.

Aunque no puede explicarlo completamente, “por alguna razón, parece que la está apartando del camino”, indicó. Se espera que un próximo estudio de casos de coronavirus identificados en el Distrito Mission de San Francisco no informe casi ningún caso de la variante de Reino Unido.

Es posible que el Estado Dorado eventualmente sea dominado por la variante de Reino Unido, agregó el especialista. “Pero por ahora, tenemos mucho más de la [variante de California]”, consideró Rutherford.

De ambas, la variante de California es preferible porque es relativamente menos transmisible y letal que la de Reino Unido. “En ese caso estaríamos peor”, remarcó el Dr. Robert Wachter, presidente del Departamento de Medicina de UC San Francisco, en el foro del campus.

Anuncio

Las tasas relativamente altas de inmunidad podrían estar colaborando en California

Salud

La oleada de otoño e invierno en California arrasó con numerosas comunidades de bajos ingresos y predominantemente latinas, dejando un alto número de muertos. Estas comunidades se vieron particularmente afectadas porque muchas personas viven en hogares hacinados y tienen trabajos que les obligan a salir de casa, lo cual los expone a un mayor riesgo de infección.

La intensidad de la ola de otoño e invierno, sin embargo, resultó en un gran número de sobrevivientes que ahora son inmunes al COVID-19.

Anuncio

Las autoridades estiman que alrededor del 38% de los residentes del condado de Los Ángeles han sido infectados con el coronavirus desde el inicio de la pandemia. Y Rutherford sospecha que ciertas partes de L.A., como Boyle Heights y South L.A., la mitad de los residentes han sido infectados.

Es posible que California alcance algo cercano a la inmunidad de rebaño para el 15 de junio, expuso Rutherford.

El aislamiento, difícil en Michigan

Hasta ahora, la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, se negó a imponer nuevas restricciones obligatorias para hacer frente al reciente pico. El viernes, la funcionaria pidió una suspensión voluntaria de dos semanas de las comidas en restaurantes bajo techo, los deportes juveniles y las clases presenciales en preparatorias, decidiendo así no impartir órdenes obligatorias a pesar de que algunos médicos las consideran necesarias.

Anuncio

“Nadie quiere otro encierro, pero lo precisamos”, tuiteó la Dra. Mona Hanna-Attisha, pediatra y autora de “What the Eyes Don’t See: A Story of Crisis, Resistance, and Hope in an American City (Lo que los ojos no ven: Una historia de crisis, resistencia y esperanza en una ciudad estadounidense). Hanna-Attisha ganó el premio Freedom of Expression Courage Award por sus esfuerzos para exponer los peligrosos niveles de plomo en el agua en Flint, Michigan.

Tras el pico del otoño y el invierno, el 1º de febrero se reanudó la actividad en el interior de restaurantes de Michigan. El condado de Los Ángeles lo hizo mucho más adelante, apenas el pasado 15 de marzo.

Los expertos nacionales, incluido el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno de EE.UU, han advertido durante mucho tiempo contra los estados que reabren sus negocios demasiado rápido después del pico invernal, por temor a que ello derive en un retroceso y otro brote.

A fines de febrero, Fauci se quejó al respecto. En CNN, señaló que en períodos pasados de la pandemia, “cuando comenzamos a retroceder prematuramente, vimos el repunte. Definitivamente no queremos que eso suceda una vez más”.

Anuncio

La semana pasada, la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU, la Dra. Rochelle Walensky, abogó por “estrategias de mitigación más sólidas” para reducir la transmisión en Michigan.

¿Qué podría causar problemas en California?

Los problemas que podrían retrasar el fin de la pandemia en el Estado Dorado incluyen la introducción de una nueva variante en California o el descubrimiento de un inconveniente con una vacuna que podría socavar la confianza en las dosis, indicó Rutherford.

Las vacunas ahora aprobadas en el país han demostrado ser muy efectivas y seguras, según los expertos. Y las variantes que presentan un riesgo relativamente mayor de resistencia a las vacunas -la sudafricana y la brasileña- no se han establecido firmemente en EE.UU.

Anuncio

“El número de estados con más de unos pocos casos de ellas es en verdad muy pequeño”, agregó Rutherford. “Realmente no lo he visto todavía, pero igual me preocupan”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio