Anuncio
Share

Solicitantes de asilo esperan años para las entrevistas

Un grupo de migrantes en Mexicali, México.
(Getty Images)

Un nuevo informe sobre la acumulación de casos atrasados de asilo, pone en la lupa la espera que muchos inmigrantes deben atravesar antes de decirse su futuro en la división de asilo de USCIS.

El informe, Protección pospuesta: Los atrasos en la oficina de asilo causan sufrimiento, separan a las familias y socavan la integración, destaca los efectos devastadores de esta enorme demora y sugiere soluciones para abordar estos retrasos.

En su análisis de los atrasos de asilo, Human Rights First encontró que la acumulación de solicitudes pendientes en la oficina de asilo aumentó a más de 386.000 peticiones aplazadas para fines del año fiscal 2020, con el mayor número de solicitudes pendientes de Venezuela.

Anuncio

Los tiempos de espera en la acumulación son largos. Más de 300 solicitantes de asilo representados han estado esperando, en promedio, más de cuatro años para una entrevista.

Las políticas fronterizas severas y defectuosas, incluida la expulsión acelerada, empeoran el retraso al desviar los recursos de la División de Asilo de la resolución de solicitudes de asilo pendientes, según indica el informe.

Las consecuencias humanas del atraso son devastadoras y prolongan la separación familiar durante años, dejando a los niños y cónyuges varados en el extranjero en situaciones a menudo peligrosas o difíciles mientras esperan años para las entrevistas de asilo, agrega.

Anuncio

“La administración Biden debe hacer más para proteger a los solicitantes de asilo y a quienes viven y trabajan en nuestras comunidades”, dijo Anika Ades, becaria Masiyiwa-Bernstein de Human Rights First y coautora del informe.

“Estos retrasos causan y exacerban el trauma y el miedo, y niegan a los refugiados la oportunidad de solicitar protección de asilo en Estados Unidos oportunamente. Si bien el presidente Biden heredó el atraso, es imperativo que su administración restablezca el respeto por los derechos humanos, incluido el derecho a solicitar asilo”, manifestó.

Anuncio

Entre las sugerencias para Biden se encuentra el dar prioridad a las solicitudes pendientes por más tiempo a la vez que se programan entrevistas para niños y otras solicitudes presentadas recientemente.

Otra sugerencia propone que se detenga el uso de la deportación acelerada, evitando el desvío de los recursos de la División de Asilo y crear procesos más eficientes que incluyan presentaciones electrónicas, programación en línea, disminuir referencias innecesarias y establecer una ruta para el requerimiento de casos de cancelación, así como incrementar la contratación de la oficina de asilo para entrevistas de solicitud de refugio completas, entre otras.

“Pedimos a la administración Biden que dé prioridad a los casos de solicitantes de asilo que han estado esperando durante años, y que modernice y mejore la oficina de asilo para promover la eficiencia”, dijo Kennji Kizuka, investigador principal y analista de políticas en protección de refugiados en Human Rights First y coautor del informe.

Anuncio

“Estas reformas son particularmente críticas ya que la administración Biden busca formas de expandir la capacidad de la División de Asilo para brindar protección de refugio que salve vidas y dejar en claro que la efectividad puede mejorarse sin sacrificar la equidad”, concluyó.


Anuncio