Anuncio
Share

Newsom extiende emergencia por sequía a 41 condados de California

A worker carries irrigation tubing in a farm field
Un trabajador instala líneas de riego entre los portainjertos de almendros en Tulare, California, en abril.
(Gary Coronado / Los Angeles Times)

Como evidencia de la creciente crisis de agua en California, el gobernador Gavin Newsom declaró una emergencia por sequía en 41 condados, incluidas áreas del Valle Central que habían instado a tomar medidas en nombre de los productores agrícolas.

La proclamación de Newsom expande dramáticamente la emergencia por sequía que declaró en Sonoma y Mendocino el mes pasado, y ahora cubre al 30% de la población del estado.

“Con la realidad del cambio climático muy clara en California, estamos tomando medidas urgentes para abordar la aguda escasez de suministro de agua en el norte y centro de la entidad, al mismo tiempo que construimos nuestra resiliencia hídrica para salvaguardar a las comunidades en las próximas décadas”, señaló Newsom en una declaración.

Medio Ambiente

Anuncio

“Estamos trabajando con los funcionarios locales y otros compañeros para proteger la salud, la seguridad pública y el medio ambiente, y hacemos un llamado a todos los californianos para que ayuden a enfrentar este desafío intensificando sus esfuerzos para ahorrar agua”.

Un invierno seco y otros factores han dejado a California con mucho menos de la escorrentía tradicional, proveniente de la capa de nieve en las cadenas montañosas de Sierra Nevada y Cascade. Newsom dijo que la emergencia “abordaría los impactos agudos de la sequía en los condados del río Klamath, Sacramento-San Joaquín Delta y Tulare Lake Watershed”.

La declaración del mes pasado tenía como objetivo las graves condiciones de sequía en la cuenca del Río Ruso.

Se espera que la sequía conduzca a una mayor temporada de incendios, en un estado que batió récords el año pasado, a disminuir el agua disponible para la agricultura; y que se presenten amenazas para los hábitats de peces y vida silvestre, según la declaración.

Anuncio

“Es hora de que los californianos se unan una vez más para ahorrar agua”, dijo Wade Crowfoot, secretario de la Agencia de Recursos Naturales del estado, en un comunicado.

“Todos necesitamos encontrar las oportunidades para ahorrar agua en las que podamos: limitar el riego al aire libre, tomar duchas más cortas, cerrar el agua mientras se cepilla los dientes o lava los platos. Los propietarios de viviendas, los municipios y los desviadores de agua pueden ayudar abordando las fugas y otros tipos de pérdida, que pueden representar más del 30% del uso de la misma en algunas áreas”.

Además de Mendocino y Sonoma, que fueron objeto de declaraciones de emergencia por sequía el 21 de abril, la declaración del lunes extiende la emergencia a otros 39 condados: Del Norte, Humboldt, Siskiyou, Trinity, Alameda, Alpine, Amador, Butte, Calaveras, Colusa, Contra Costa, El Dorado, Fresno, Glenn, Kern, Kings, Lake, Lassen, Madera, Mariposa, Merced, Modoc, Napa, Nevada, Placer, Plumas, Sacramento, San Benito, San Joaquín, Shasta, Sierra, Solano, Stanislaus, Sutter, Condados de Tehama, Tulare, Tuolumne, Yolo y Yuba. Esto cubre la mayoría de los 58 condados del estado.

Según la declaración, los funcionarios estatales considerarán formas de conservar el agua, mejorar su calidad y trasladarla a donde más se necesita. También se facilitarán las regulaciones.

Anuncio

En las últimas semanas, los republicanos del Valle Central en particular habían instado a Newsom a declarar una emergencia por sequía en todo el estado, lo que permitiría a los reguladores estatales relajar la calidad del agua y los estándares ambientales que limitan las entregas desde el Delta del Río Sacramento-San Joaquín, el centro de agua de California. Se enfurecieron cuando Newsom declaró emergencias por sequía solo en Sonoma y Mendocino.

La declaración excluye a casi todo el sur de California, donde el panorama de la sequía es mucho menos grave. Eso se debe a que la región se abastece principalmente de grandes sistemas de agua federales y estatales, en lugar de precipitaciones locales.

El Distrito Metropolitano de Agua del Sur de California (MWD, por sus siglas en inglés), que importa agua del Río Colorado y del norte, informa que tiene reservas récord en embalses regionales y bancos de agua subterránea, lo suficiente para sostenerlos este año y el próximo.

Anuncio

“Si bien nuestra región no enfrenta reducciones obligatorias en el uso de agua, apoyamos a los residentes que buscan acciones que puedan tomar para el uso de la misma de manera eficiente en sus hogares y negocios”, subrayó el lunes Jeffrey Kightlinger, gerente general del MWD.

Los Ángeles, que es abastecido en parte por el MWD, tampoco prevé escasez, indicaron las autoridades.

El mes pasado, Newsom explicó que su administración iba a utilizar un enfoque dirigido a las emergencias por sequía, en lugar de declarar una crisis en todo el estado.

Varios factores impulsaron a la administración a actuar ahora, explican los funcionarios. Las temperaturas extremadamente cálidas en abril y principios de mayo provocaron el rápido derretimiento de la capa de nieve de Sierra Nevada, y gran parte de este resultado fue absorbido por la tierra seca, en lugar de desembocar en ríos y embalses.

Anuncio

El calor también provocó un mayor consumo de agua, dejando los niveles de embalse extremadamente bajos para los consumidores, agricultores y la vida silvestre que dependen de ellos.

Como resultado, los suministros de agua del estado se han reducido en más de 500.000 acres-pies, o suficiente agua para abastecer hasta 1 millón de hogares durante un año, dijeron las autoridades.

Los recuerdos de restricciones de uso de agua sin precedentes en ciudades y pueblos, así como pozos secos en el campo y tierras de cultivo marchitas, persisten de la severa sequía de 2012-16 en California.

Los funcionarios explican que las lecciones de esos años fulminantes han dejado al estado en una posición un tanto mejor para lidiar con sus inevitables períodos secos.

Anuncio

El uso de agua de Los Ángeles ha disminuido a los niveles de la década de 1970, a pesar de que la ciudad más grande de California tiene casi 1 millón más de residentes que en ese entonces. Las restricciones sobre el riego de jardines han estado vigentes durante una década, y la ciudad continúa ofreciendo reembolsos de conservación para electrodomésticos y procesos de remoción de césped que ahorran agua.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

El mayor fanático de los deportes de Los Ángeles, Mo Fascio, una fuerza unificadora y columna vertebral del club LAFC, es honrado después de perder su batalla con COVID-19

Corona Centennial derrotó a Sierra Canyon 80-72 por la corona de baloncesto masculino de la División Abierta de la Sección Sur con la asistencia de LeBron James y Drake.

Después de una salida anticipada de los playoffs, los Lakers tienen que tomar decisiones importantes en esta temporada baja con solo un puñado de jugadores bajo contrato.


Anuncio