Anuncio
Share

Disminuyen los casos de coronavirus en California, señalan los CDC

CDC community transmission of COVID-19
El mapa de los niveles de transmisión comunitaria del coronavirus de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos muestra a California como una de las tres entidades que salieron de la peor categoría del nivel de contagios del COVID-19.
(U.S. Centers for Disease Control and Prevention)

Las tasas de transmisión del coronavirus en California están disminuyendo, una señal esperanzadora en medio de un aumento repentino del verano impulsado por la variante Delta, según nuevos datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés).

El nivel de transmisión del coronavirus en la entidad ha descendido de “alto” a “sustancial”, el segundo nivel más alto según la definición de los CDC.

California es ahora uno de los tres únicos estados, incluyendo a Connecticut y Vermont, que han entrado en esta categoría, al igual que el Distrito de Columbia y Puerto Rico. La escala de los CDC que evalúa los niveles de transmisión del coronavirus clasifica a las entidades en uno de cuatro niveles: el peor, alto, está codificado con el color rojo; seguido de sustancial (anaranjado), moderado (amarillo) y bajo (azul).

California es “el único estado grande que ha mejorado de rojo a anaranjado los niveles de transmisión de COVID-19 en su comunidad”, señaló la Dra. Erica Pan, epidemióloga estatal, en un tuit el lunes por la noche. Ella atribuyó esto a las tasas de vacunación relativamente altas, así como las prácticas de uso de cubrebocas en interiores.

Anuncio

Las órdenes relacionadas con las mascarillas sanitarias están vigentes en los condados donde vive la mayoría de los californianos, pero no existe una orden estatal que requiera el uso de cubrebocas en entornos públicos interiores.

No quedó claro de inmediato si las demoras en el procesamiento de datos fueron un factor en el descenso de la tasa de transmisión comunitaria de California. El condado de Los Ángeles no informó ningún caso el sábado o el domingo debido a una actualización planificada del sistema.

Como resultado, es probable que se necesiten un par de días para determinar si el cambio en la entidad es el resultado de un error en los datos o representa una evolución real en las condiciones. Los CDC actualizarán sus números nuevamente el martes por la noche.

No obstante, la tendencia en nuevos casos semanales de coronavirus previos al fin de semana pasado sugiere una disminución notable en las últimas semanas, lo que podría traer un alivio eventual a áreas como el Valle Central y el norte rural de California, donde muchos hospitales todavía están abrumados por pacientes con COVID-19.

Anuncio

Hasta el viernes por la noche, el estado informó una disminución del 27% en los casos semanales durante las últimas dos semanas, de un promedio de 13.400 casos diarios, durante el período de siete días que terminó el 27 de agosto, a aproximadamente 9.800 casos al día durante la semana que concluyó el viernes, según un análisis de Los Angeles Times de los datos proporcionados por el Departamento de Salud Pública del estado.

Durante el mismo período, el Área de la Bahía de San Francisco informó una disminución en los casos semanales del 36%; el sur de California, 28%; el área metropolitana de Sacramento, 27%; el Valle de San Joaquín, 18%; y el norte rural de California, 15%.

El país en su conjunto también está observando que los nuevos casos semanales de coronavirus comienzan a descender. Se informaron alrededor de 118.000 nuevos contagios diarios en Estados Unidos durante el período de siete días que terminó el domingo; el promedio de la semana anterior fue de unos 152.000 casos diarios.

A nurse cares for a Covid-19 patient
Una enfermera atiende a un paciente con COVID-19 dentro de la unidad de cuidados intensivos de Adventist Health a fines de agosto en Sonora, California. El nosocomio tuvo 72 hospitalizaciones debido al coronavirus desde el 1 de agosto de 2021, de las cuales 11 murieron por complicaciones del virus.
(Nic Coury / AFP/Getty Images)
Anuncio

Los hospitales, sin embargo, permanecen bajo presión en partes de California, especialmente en áreas como el norte rural de la entidad y el Valle Central. Las regiones tienen las peores tasas de hospitalización del estado por COVID-19: Por cada 100.000 residentes, el Valle de San Joaquín tiene 36 personas en los nosocomios por coronavirus; en la zona rural del norte de la entidad, hay 32; y en el área metropolitana de Sacramento, 27, según el análisis del Times.

Por el contrario, la tasa del sur de California es de 15 y en el Área de la Bahía es de 12.

Algunos expertos indican que, cuando las hospitalizaciones por COVID-19 superan las cinco por cada 100.000 residentes, puede ser prudente tomar medidas de emergencia contra el coronavirus, como disposiciones para el uso de cubrebocas en interiores.

El Valle de San Joaquín y el norte rural de California han reportado el menor alivio en las hospitalizaciones por COVID-19 en las últimas dos semanas, disminuyendo solo un 1% en el Valle de San Joaquín, un 6% en las zonas rurales del norte del estado y un 11% en el área metropolitana de Sacramento.

Anuncio

Por el contrario, esas hospitalizaciones cayeron un 23% en el sur de la entidad y un 24% en el Área de la Bahía, durante ese mismo tiempo.

En el condado más poblado del Valle de San Joaquín, Fresno, los funcionarios advirtieron la semana pasada que estaban tan abrumados que los hospitales se encontraban al borde de verse obligados a racionar la atención médica a los pacientes.

Hogar de más de 4 millones de personas, más poblado que 24 estados, el Valle de San Joaquín ha enfrentado una escasez extrema de camas disponibles en unidades de cuidados intensivos (UCI) con personal, tanto que algunos pacientes críticamente enfermos han tenido que ser transportados por aire a más de 100 millas de distancia.

La disponibilidad regional de las UCI en el Valle de San Joaquín ha estado por debajo del 10% durante 13 días consecutivos, y los funcionarios estatales han ordenado protocolos de saturación que estipulan que los hospitales generales de cuidados intensivos deben aceptar la transferencia de pacientes si se les indica, siempre que tengan espacio y se considere “clínicamente apropiado”.

Anuncio

En el condado de Del Norte, en el extremo norte de California, más de la mitad de los pacientes hospitalizados en el nosocomio principal de Crescent City tienen COVID-19. Por el contrario, en Los Ángeles, solo el 11% de los pacientes hospitalizados tienen coronavirus, según el rastreador hospitalario por COVID-19 del Times.

A nivel nacional, las nuevas admisiones hospitalarias diarias por coronavirus han disminuido. Durante el período de siete días que terminó el sábado, el país registró alrededor de 11.100 nuevos ingresos a los nosocomios por COVID-19 de manera diaria, una reducción del 8% con respecto a la semana anterior, según los CDC.

Sin embargo, los decesos diarios por coronavirus continúan aumentando. California reportó alrededor de 116 muertes por COVID-19 por día durante el período de siete días que terminó el viernes.

Eso es casi un 50% más que la semana que terminó el 27 de agosto, cuando la entidad registraba alrededor de 79 decesos por día.

Anuncio

Los últimos recuentos diarios de muertes siguen siendo notablemente menores, en comparación con el aumento repentino de invierno, durante el cual la mayoría de los californianos no estaban vacunados por completo. En su apogeo, California registraba casi 550 decesos por COVID-19 diariamente.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio