Anuncio
Share

La ciudad de California que prohíbe los globos llenos de helio

Globos de helio soplan al viento frente al complejo de departamentos El Norte Villas en Escondido.
(U-T ARCHIVO)

El breve momento de alegría que supone tener un globo lleno de helio no merece la pena por la basura de la playa y los peligros para la fauna que crean los globos que se escapan, según decidió el cabildo de Encinitas, California.

En una votación unánime, el cabildo dio su aprobación inicial a una propuesta de reglamento municipal que prohibirá el uso, la venta y la distribución de globos más ligeros que el aire o llenos de helio. La ordenanza necesitará una segunda votación en una reunión posterior del cabildo para entrar en vigor.

Los miembros del cabildo dijeron que apoyaban sin reservas la propuesta, presentada por la comisión de medio ambiente de la ciudad.

“Creo que tenemos que reducir los plásticos de todas las maneras posibles”, dijo la alcaldesa Catherine Blakespear al declarar que apoyaba “absolutamente” la idea de prohibir los globos llenos de helio.

Anuncio

Los regidores Kellie Shay Hinze y Joe Mosca señalaron que Encinitas ha sido líder en la prohibición de otros residuos plásticos, como la espuma de poliestireno y las bolsas de plástico de un solo uso, y dijeron que estaban orgullosos de apoyar la última propuesta de la ciudad.

“Esperemos que cuando Encinitas lidere, otros le sigan”, dijo Mosca al responder a los argumentos de los opositores de que la prohibición no sería tan efectiva porque la gente podría solo comprar globos llenos de helio en las ciudades vecinas.

El regidor Tony Kranz dijo que sabe que no es fácil para las empresas tener que cambiar para adaptarse a los nuevos tiempos —la industria de la impresión para la que trabaja lo ha experimentado—, pero hay alternativas para los minoristas de globos. La prohibición propuesta por la ciudad solo se aplicará a los globos más ligeros que el aire, por lo que los globos llenos de aire pueden utilizarse en arreglos, señaló.

Mientras que los regidores informaron de que habían recibido cientos de correos electrónicos sobre la propuesta de prohibición de los globos en los últimos días, solo seis personas hablaron durante los comentarios públicos sobre el tema el miércoles, y se dividieron por igual sobre la cuestión.

Entre los opositores se encontraban representantes de California Retailers Association y de la tienda Party City de Encinitas, así como un hombre que dijo haber estado involucrado en la industria de los globos durante toda su vida y que trajo varios animales de globos a la reunión.

Ryan Allain, director de asuntos gubernamentales estatales y locales de la Asociación de Minoristas de California, animó al cabildo a realizar una campaña de educación en lugar de prohibir los globos, y calificó la propuesta de prohibición como una “dificultad excesiva” en un momento en el que los pequeños negocios ya enfrentan retos.

Tanto él como defensor de los globos manifestaron que los partidarios de la prohibición de los globos afirman muchas cosas que no son ciertas, como que hay escasez de helio y que los globos suponen un importante peligro para la fauna marina y no se biodegradan.

Los defensores de la prohibición aportaron fotografías y otras pruebas para documentar su preocupación por los residuos de los globos. Mark O’Connor, uno de los líderes del comité local Rise Above Plastics de la Surfrider Foundation, que ha estado muy involucrado en la propuesta de prohibición de Encinitas, subió al podio de los oradores una gigantesca jarra llena de 180 globos que, según dijo, había recogido personalmente en las playas de la zona.

Tomando en cuenta su propia experiencia paseando por las playas, es obvio que una ley estatal existente que tipifica como delito menor la liberación intencionada de globos no está haciendo lo suficiente para reducir los residuos de globos, dijo.

O’Connor también recitó una larga lista de grupos que apoyan la prohibición, desde organizaciones ecologistas marinas hasta sociedades de protección de tortugas del desierto, y dijo que los partidarios se cuentan por miles.


Anuncio