Anuncio
Share

Tres formas de cómo los hijos pueden pedir la residencia de los padres

Marco le regala a su madre Mayra reciben la "green card".
Marco le regala a su madre Mayra reciben la “green card”.
(Selene Rivera )

Cuando Marco se enteró por primera vez de que su madre no podía viajar con él a México porque no tenía documentos legales en Estados Unidos, el adolescente se quebró en tristeza y empezó a realizar lo que su madre había sufrido desde que pisó tierra americana.

Desde los 15 años, Marco entonces se fijó una meta; el pedir a su madre Mayra Arochi como residente una vez que el ciudadano cumpliera la edad.

Ahora, la señora Mayra ha recibido el regalo de su vida, la tarjeta que anheló desde que llegó a Estados Unidos un 4 de julio de 1995. En aquel entonces, ella solamente tenía 23 años.

Preocupan porcentajes de estudiantes que no estan pidiendo ayuda financiera, incluidos indocumentados

Para Mayra, lo que era una visita familiar y de noviazgo, se convirtió en dias de estancia, meses y años en Estados Unidos, tiempo en el que se venció su visa.

Anuncio

“Darle la residencia a mi madre era una prioridad para mí”, dijo entre sonrisas Marco, quien trabaja para el Servicio Postal desde el 2020.

“Al principio yo no sabía lo que no tener documentos significaba, pero cuando empecé a darme cuenta de que mi madre no podía viajar conmigo, me puse muy triste”, dijo Marco.

De acuerdo con el joven ciudadano, a pesar de vivir triste por la situación de su madre, la vida marchaba normal hasta que Donald Trump fungió como presidente.

Jóvenes, latinas, empoderadas, pero en riesgo de padecer enfermedades del corazón

“Empecé a escuchar cómo Trump estaba en contra de la comunidad indocumentada, y todos esos temores de deportación se hicieron muy reales para mi madre y para mí”, dijo Marco describiendo esa presidencia como los años más angustiantes de su vida.

A principios del 2021, Marco, nacido en 1999, hizo una petición de residencia permanente que a pesar de la pandemia del COVID-19 avanzó rápidamente.

“El saber cómo ella se había sacrificado todos esos años para darme una mejor vida también fue un empuje”, sostuvo Marco.

“He vivido como indocumentada durante más de 25 años. Durante ese tiempo me he arriesgado en el trabajo y al que me detuviera la policía cuando había licencias de manejar para indocumentados”, dijo la señora Mayra, originaria de Mazatlán, Sinaloa, México.

Latinos tienen en la mira a futuros regentes de Los Ángeles en la equidad y la inclusión

Desde que vino a Estados Unidos, Mayra entró a trabajar en una tienda de productos de comida en la ciudad de Whittier checando la calidad y el precio de productos y a los meses se convirtió en madre.

Al mismo tiempo, la señora empezó a trabajar de mesera en un restaurante de comida rápida.

“Todas las personas sin documentos sabemos que es estresante el no saber del mañana, si vamos a caer en una redada, si nos van a separar de la familia, y el tener las manos atadas al no tener acceso a muchas cosas por la falta de dinero, como la educación superior”, dijo Mayra.

Entre sollozos, Mayra admitió haberle omitido a su hijo que era indocumentada porque no quería preocuparlo hasta que el joven se dio cuenta. No obstante, hace nueve años, la señora tuvo un segundo hijo de un segundo matrimonio, por lo cual la preocupación por no tener documentos se agudizó.

Para noviembre del 2021, Mayra recibió su permiso de trabajo y en pocos meses la “tarjeta verde”.

Con esa residencia la señora Mayra ahora quiere estudiar, obtener un empleo mejor y visitar a su familia en México.

El abogado Sergio Siderman afirma que las condiciones para que los jóvenes soliciten a sus padres indocumentados están más flexibles con la Administración Biden. Eso se nota con la demora reducida del proceso que actualmente puede llevar entre 12 y 18 meses.

Recomendó que los muchachos nacidos en los Estados Unidos en el 2002 o antes, busquen este beneficio migratorio para sus padres cuanto antes. En el caso de Mayra no hubo necesidad de salir del país porque ella tuvo una entrada legal al país, pero sí tuvo que pedir un perdón por estadía ilegal extendida.

Debido a las propuestas de inmigración de la Administración Biden y la pandema del COVID, el tiempo de proceso de las peticiones I-130 presentadas por hijos ciudadanos estadounidenses para padres indocumentados es 12 a 18 meses. Para fines del año fiscal 2021, USCIS tenía más de 1,400,000 solicitudes I-130 pendientes.

“En 2020, USCIS recibió 712,000 peticiones familiares I-130, pero no sabemos con exactitud cuantas corresponden a hijos pidiendo a sus padres”, dijo el abogado.

A nivel nacional, se estima que 16,7 millones de personas forman parte de familias de estatus mixto, hogares con al menos un familiar indocumentado.

De estos hogares de estatus mixto, aproximadamente 5.9 millones son hijos ciudadanos estadounidenses de padres indocumentados.

Es importante la asesoría legal porque aun cuando la Ley de Inmigración puede ser benévola para muchos indocumentados, es difícil entender sus procesos, dijo.

“Un error pequeño al llenar los formularios puede convertirse en una gran pérdida de tiempo, esfuerzo y dinero”, dijo Siderman, quien recomienda buscar la ayuda de un abogado honesto y registrado en una Barra de Abogados.

¿Cómo pueden los hijos ajustar el estatus de sus padres?

Ajustar el estado después de una entrada legal

No todos los inmigrantes indocumentados entraron sin inspección. Muchas personas que ahora son indocumentadas o están “fuera de estatus” ingresaron inicialmente a los Estados Unidos con una visa válida u otro estatus migratorio. No salieron de los EE. UU. y, finalmente, el estado expiró. En estas situaciones, la entrada era legal a pesar de que el período de estadía autorizado expiró hace muchos años.

Una entrada legal generalmente significa que la persona llegó a los Estados Unidos a través de un puerto de entrada con una visa válida o un documento de libertad condicional.

Los parientes inmediatos (cónyuge, hijos solteros menores de 21 años y padres) de los ciudadanos estadounidenses suelen ser elegibles para ajustar el estatus a residente permanente si ya se encuentran dentro de los Estados Unidos. En otras palabras, pueden solicitar una tarjeta verde, incluso si actualmente son indocumentados.

Por lo tanto, el hijo o hija ciudadano estadounidense (21 años o más) puede solicitar un padre indocumentado, y ese padre puede luego ajustar el estado al titular de la tarjeta verde. Para los padres sin antecedentes penales, sin violaciones de inmigración extensas y, en general, con buen carácter moral, el ajuste de estatus debería ser un proceso relativamente simple.

Ajuste de estado a través de la Sección 245(i) de INA

Muchas personas han podido obtener el estatus de residente permanente legal a través de la Sección 245 (i) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA). Si alguien o cualquier empleador presentó una solicitud de visa para su padre indocumentado el 30 de abril de 2001 o antes, el padre puede tener un camino hacia una tarjeta verde.

Es posible que otro pariente haya presentado el Formulario I-130, Petición de pariente extranjero, con su padre como beneficiario. Asimismo, un empleador puede haber presentado el Formulario I-140, Petición de trabajador extranjero, en nombre de sus padres. Si cualquiera de las peticiones se presentó el 30 de abril de 2001 o antes, abre una puerta para que sus padres ajusten el estatus a través de un hijo ciudadano estadounidense.

Libertad Condicional en Lugar para Padres de Miembros del Servicio de las Fuerzas Armadas

Los padres indocumentados de un ciudadano estadounidense miembro de las fuerzas armadas de los EE. UU. pueden utilizar Parole in Place (PIP) para obtener un estatus migratorio legal. USCIS otorga la “libertad condicional” a sus padres en los EE. UU., satisfaciendo el requisito de entrada legal para ajustar el estado.

Inicialmente, Parole in Place brinda protección contra la deportación y elegibilidad para autorización de trabajo. Una subvención de PIP de USCIS autoriza la estadía de sus padres en los Estados Unidos por un período de un año. El mejor beneficio es un Formulario I-94. USCIS emitirá a sus padres un I-94 como evidencia de libertad condicional. Este documento cumple con el requisito de entrada legal para el ajuste de estatus.


Anuncio