Anuncio
Share

Ampliarán la vigencia de 5 a 10 años de los pasaportes guatemaltecos en EE.UU.

La comunidad guatemalteca en Estados Unidos podrá tramitar su pasaporte con 10 años de duración.
La comunidad guatemalteca en Estados Unidos podrá a partir de mediados de junio de 2022 a tramitar su pasaporte con 10 años de duración.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

La vigencia de los pasaportes guatemaltecos se ampliará de 5 a 10 años, los cuales empezarán a emitirse en los 22 consulados de Estados Unidos en junio, como resultado del acuerdo emitido por las autoriades de esa nación centroamericana; una medida que es celebrada por la comunidad debido a la actual crisis que enfrentan los migrantes para tramitar el referido documento.

“Para mí sería mucho mejor si dan el pasaporte de 10 años”, aseguró Florinda Ventura, apostada bajo un árbol frente al consulado guatemalteco en Los Ángeles. “Se pierde mucho tiempo (venir cada 5 años), con eso de hacer cita y aparte que nunca contestan el teléfono”, amplió la oriunda de Quetzaltenango.

Rolando Hernández sostiene que la ampliación de la vigencia del pasaporte es un alivio temporal. “Si lo beneficiaría a uno, porque no tendría que hacer estas largas colas. Aquí permanece uno hasta el mediodía solo para hacer una pregunta”, indicó el oriundo de Jalapa mientras esperaba ser atendido en el consulado.

Desde junio solo entregan pasaportes para emergencias. Hay un retraso de 116 mil documentos que han sido procesados pero no han sido entregados

Las entidades que conforman la Autoridad Migratoria Nacional emitieron el acuerdo en el que se establece que los usuarios, dentro y fuera de esa nación, van a poder solicitar un pasaporte para 10 años de duración. El costo será de 100 dólares en los consulados.

Anuncio

La propuesta, presentada por el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), fue publicada en el Diario Oficial a finales de abril y entró en vigor el 6 de mayo anterior.

Nosotros tenemos estimado que en la segunda semana de junio ya se pueda realizar el trámite de los pasaportes [de 10 años] en el exterior

— Alejandra Mena, vocera del Instituto Guatemalteco de Migración (IGM)

“Es un avance, una muestra de muy buena disposición por parte de las autoridades migratorias guatemaltecas de darle una opción a nuestros migrantes, para poder poseer un documento que les dure mucho más tiempo”, valoró José Arturo Rodríguez, cónsul general de Guatemala en Los Ángeles.

El funcionario destacó que este pasaporte solo podrán obtenerlo las personas mayores de 18 años; entretanto, los menores de edad van a seguir utilizando el documento que dura solamente 5 años, como se hace con el pasaporte de Estados Unidos.

“Por las características propias del desarrollo físico de los niños, que están en su etapa de crecimimiento, se tomó la decisión que solamente tramiten pasaportes de 5 años”, indicó Rodríguez.

Alejandra Mena, vocera del IGM, explicó que están trabajando a marcha forzada para afinar el proceso, pues la idea es que antes que termine mayo se emita este nuevo pasaporte en Guatemala, luego van a coordinar con el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINEX), para brindar este documento en los 22 consulados en suelo estadounidense.

“Nosotros tenemos estimado que en la segunda semana de junio ya se pueda realizar el trámite de los pasaportes [de 10 años] en el exterior”, aseguró Mena a Los Angeles Times en Español. “Todo dependerá de los avances que se tengan en la creación y también en algunas modificaciones que se deben de realizar a lo interno”, advirtió la portavoz.

Mario Búcaro y Geovani Castillo tienen la misión de hacer de la diplomacia guatemalteca una institución “moderna y transparente”

El 17 de junio de 2021 se presentó en el Congreso guatemalteco una iniciativa de ley para armonizar a 10 años la vigencia del pasaporte, para que coincidiera con la duración que tiene el Documento Personal de Identificación (DPI).

Esa iniciativa parlamentaria fue una respuesta a la presión de organizaciones migrantes para buscar soluciones a la crisis que apenas comenzaba, con la escasez de libretas de pasaportes y el retraso acumulado que tenían los consulados para imprimir ese documento.

“Esto viene a aliviar un poco la crisis de pasaportes que hay en Estados Unidos”, indicó Andrea Villagrán, diputada de la Comisión de Relaciones Exteriores y una de las firmantes de la propuesta de ley.

La diputada sostiene que desde el 2021 se ejerció presión ante la Autoridad Migratoria Nacional y se logró un acuerdo con el IGM para hacer este cambio. Al final no hubo necesidad de reformarse la ley, porque el artículo 74 del reglamento general del Código de Migración especificaba que la vigencia del pasaporte podía ser de 5 o 10 años.

El reto ahora, indica Villagrán, es lograr que el MINEX a través de la red consular imprima y entregue los pasaportes pendientes. Hasta principios de mayo se reportaba que el retraso era de 112 mil pasaportes.

“Mucha gente va a optar por el de 10 años y eso va a disminuir la demanda, pero hay que dejar claro que todavía hay una deuda muy grande”, dijo la parlamentaria a Los Angeles Times en Español.

“A veces [los consulados] tienen muchos pasaportes, pero no tienen la capacidad de imprimir tantos, no tienen suficientes impresores, tintas y personal para entregar este documento”, lamentó Villagrán.

Las organizaciones locales no bajan el dedo del renglón. Y a juicio de Walter Batres, presidente de la Red Migrante Guatemalteca, la ampliación en la vigencia del pasaporte es “un paso positivo”, pero todavía el problema no se resuelve por completo.

El retraso en la entrega de pasaportes asciende a 121.167 documentos que han sido solicitados en los 22 consulados en suelo estadounidense

El activista plantea que el MINEX debe asumir mayor compromiso y abordar esta crisis con seriedad, porque afecta profundamente a los guatemaltecos que se encuentran en un estatus migratorio irregular. En la actualidad, los pasaportes tardan en entregarse hasta 12 meses, en algunos casos.

El problema pasa por falta de equipo, pero no es por falta de dinero; los fondos se están yendo para otro lado

— Walter Batres, presidente de la Red Migrante Guatemalteca

Batres sostiene que esta tarea es responsabilidad del canciller Mario Búcaro.

“No tienen suficientes impresoras, así la demanda no la van a poder cumplir; tampoco veo que los centros de impresión de pasaportes tengan doble turno”, se quejó el organizador comunitario de la pasividad con la que las autoridades enfrentan la crisis.

Lo que debe hacerse, dijo el activista, es utilizar los fondos que el MINEX retiene por cada pasaporte que se tramita en Estados Unidos, es decir $10 por cada documento. Esos fondos pueden utilizarse para comprar equipo nuevo, contratar más personal y pagar horarios extendidos para resolver el retraso que se tiene desde marzo de 2021.

“El problema pasa por falta de equipo, pero no es por falta de dinero; los fondos se están yendo para otro lado”, concluyó Batres.


Anuncio