Anuncio
Share
Sabor

Esta receta de pera caramelizada crujiente le da más de lo que quiere

Caramel pear crisp
Esta rápida y fácil receta combina peras caramelizadas saladas con una cobertura de almendras y trocitos crujientes de avena sin gluten.
(Mariah Tauger / Los Angeles Times)

Lo que todo crujiente de frutas necesita es ser más crujiente. También las peras. Las manzanas son buenas, pero las peras son un placer. Cuando muerde una perfectamente madura, trabaja la mandíbula lo suficiente para disfrutar plenamente de la recompensa de la grasa de la fruta con jugos de miel.

Pero las peras maduras son escurridizas. Rara vez se venden en ese estado y, si lo son, se magullan fácilmente. Si compra peras duras y espera pacientemente a que maduren, lo harán. Todas al mismo tiempo. Para celebrar la alegría inmediata de las peras dulces y tiernas, he creado un crujiente que está listo para servir en poco más de una hora. Es perfecto para invitados sorpresa o para un antojo impaciente de un postre cálido y apetitoso.

Se inicia con las peras Bartlett en la estufa con azúcar burbujeante y mantecosa, ablandándose un poco antes de hornearlas bajo una capa de avena y almendras perfumadas con cardamomo. A medida que la fruta y la cobertura crujiente se hornean juntas, los azúcares de ambos se caramelizan alrededor de los bordes de la sartén y adquieren la pegajosa elasticidad de un recubrimiento de manzana caramelizada.

Como ya hice este postre para satisfacer el hábito de nuestra época de conseguir lo que queremos inmediatamente, pensé que también debería darnos más de lo que todo el mundo quiere. La mezcla extra crujiente se hornea en una sartén aparte y se vuelve crujiente como la granola. Las migas horneadas en las peras crujen en la parte superior mientras se ablandan y se convierten en un mordisco reconfortante donde se encuentran con los jugos de la fruta. Cuando se sirve con helado y una ración de crujientes adicionales, este postre proporciona tanto, quizá incluso más, placer que una pera madura.

Anuncio

Caramel pear crisp
Sabe mejor si lo sirve con helado de vainilla.
(Mariah Tauger / Los Angeles Times)

Crujiente de pera caramelizada

Tiempo total de preparación: 1 ¼ horas. Rinde de 8 a 12 porciones.

Crujiente

Anuncio

· 1 taza de avena tradicional o de cocción rápida

· 1 taza de almendras en rodajas o fileteadas

· ½ taza de azúcar granulada

· ½ cucharadita de cardamomo molido

· ½ cucharadita de sal kosher

· 6 cucharadas de mantequilla fría sin sal, cortada en cubos pequeños

Peras caramelizadas

· ¼ taza de azúcar granulada

Anuncio

· 4 cucharadas de mantequilla sin sal

· 1 cucharada de jugo de limón fresco

· ½ cucharadita de cardamomo molido

· ¼ cucharadita de sal kosher

· 4 peras Bartlett duras (2 ½ libras), peladas, cortadas a la mitad y sin corazón

· Helado de vainilla, para servir

PASO 1
Hacer el crujiente: Mezclar la avena, las almendras, el azúcar, el cardamomo y la sal en un recipiente grande. Añadir la mantequilla y aplastar con los dedos, frotando los trozos en los ingredientes secos para que la mezcla se asemeje a una molienda con pedacitos de grumos. Refrigere hasta que esté listo para usar.

Anuncio

PASO 2
Mientras tanto, prepare las peras: Caliente el horno a 400 grados. Mezcle el azúcar, la mantequilla, el jugo de limón, el cardamomo y la sal en una sartén para horno de 11 ó 12 pulgadas. Lleve a ebullición a fuego medio-alto, revolviendo para derretir uniformemente la mantequilla y el azúcar. Coloque las peras en una sola capa y cocine, volteando una vez, hasta que estén ligeramente doradas, unos 10 minutos. Mientras se cocina, el líquido de la sartén debe ser de color marrón dorado oscuro. Si es más claro, aumente el fuego; si es más oscuro, reduzca el fuego.

PASO 3
Esparza un tercio de la mezcla crujiente uniformemente sobre las peras para cubrirlas. Esparza el resto en una bandeja para hornear forrada de papel de pergamino en una capa uniforme. Ponga la sartén y la bandeja para hornear en el horno.

PASO 4
Hornee los trozos crujientes, revolviendo una vez, hasta que estén dorados, de 15 a 20 minutos. Transfiera la bandeja a una rejilla de alambre para que se enfríe completamente. Continúe horneando las peras hasta que la parte superior esté dorada, estén tiernas y con los bordes caramelizados, de 15 a 20 minutos más. Transfiera el crujiente de pera a una rejilla para que se enfríe ligeramente. Sirva caliente con helado y más de los pedacitos crujientes esparcidos por encima.

Hacer por adelantado: La mezcla crujiente puede ser refrigerada en un recipiente hermético hasta tres días antes de su uso.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio