Share
Sabor

Dip de espinacas y alcachofas vegano

veganos

Tiempo total de preparación: 15 minutos | Rinde de 6 a 8 porciones
Nota: Preparar con anticipación: El dip puede ser refrigerado en un contenedor hermético hasta por 5 días.

10 corazones de alcachofa enteros, recién cocidos o de un frasco o lata de 10 onzas
6 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
1 diente de ajo grande
1 taza de hojas de espinaca bebé (aproximadamente 1 onza)
Sal Kosher

Anuncio

¾ taza de almendras Marcona tostadas y saladas (aproximadamente 3½ onzas)
2 cucharadas de jugo de limón fresco
Pimentón de Espelette, pimienta Aleppo, u otras hojuelas de chile rojo al gusto
Papas fritas o galletas saladas, para servir

PASO 1
Si está usando corazones de alcachofa en frasco o en lata, escúrralos bien y séquelos dándoles palmaditas con papel toalla, exprimiendo suavemente el exceso de líquido. Picar en trozos grandes los corazones de las alcachofas.

Anuncio

PASO 2
Vierta 1 cucharada de aceite en una sartén mediana. Usando un rallador de microplano, ralle la mitad del ajo en el aceite. Rallar el resto del ajo dentro de una licuadora y reservar.

PASO 3
Ponga el fuego a flama media y revuelva el ajo hasta que chisporrotee, aproximadamente 1 minuto. Agregue las espinacas y una pizca de sal y cocine, revolviendo, hasta que se marchiten, unos 2 minutos. Retire del fuego y agregue las alcachofas para que se cubran uniformemente. Sazone al gusto con sal y pimienta.

PASO 4
Al ajo en la licuadora, agregue las almendras, el jugo de limón, ¼ de taza de agua fría, las 5 cucharadas restantes de aceite y una pizca de sal. Haga un puré hasta que quede suave, raspando el recipiente ocasionalmente.

PASO 5
Transfiera la mezcla de almendras a un recipiente mediano y añada la de alcachofas. Sazone al gusto con sal. Transfiera a un recipiente de servir y espolvoree con el pimento de Espelette. Sirva con papas fritas o galletas para untar.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Anuncio


Anuncio