Advertisement

Lo que nos gusta: Village Bread hornea clásicos europeos para el Inland Empire

Lo que nos gusta: Village Bread hornea clásicos europeos para el Inland Empire
Un panadero sostiene una barra de Volkornbrot, un pan integral al estilo alemán, en la panadería Village Bakery de Calimesa. (Gustavo Arellano)

Si los angelinos conocen Calimesa, es porque es la pequeña ciudad de la Interestatal 10 donde los turistas de día recargan combustible antes o después de un viaje a los huertos de manzanas en la cercana Oak Glen. Pero hay otra razón para detenerse en la ciudad, y esa es Village Bread, una pequeña panadería que ha traído el estilo de vida de los productos locales y artesanales al Inland Empire durante los últimos 2 años y medio.

Desde un cansado centro comercial, el equipo de esposa y esposo de Amanda y Kevin Alexander cocinan clásicos europeos, bâtards masticables y croissants escamosos y un kouign amann que es esencialmente caramelo frito. La pareja compra todos sus granos enteros y un manojo de sus otras harinas de Grist & Toll, con sede en Pasadena, y obtiene el resto de sus ingredientes de todo el Inland Empire, miel y huevo de Arnott Farms en Mentone, chocolate para su fabuloso pain au chocolate de Parliament de Redlands, granos de café de Hearthwood Coffee Roasters en Yucaipa y fruta de grupo de pequeñas granjas.

Advertisement

Pero lo que atrae tanto a los jubilados como a los hipsters son los panes enteros de Village Bakery: panes crujientes, sin duda, pero también panes de papa y brioches almohadillados con toques de canela. Aún mejor son las especiales del día: challah dulce el viernes o melaza de tres granos el martes, por ejemplo. Independientemente de la elección, son masivos e ideales para sándwiches o simples panes tostados por igual.

También está el Volkornbrot, un pan integral al estilo alemán tan denso que probablemente se puede romper un parabrisas con él. La pareja Alexander solo hornea cuatro de ellos a la semana, pero casi nunca llegan al piso porque la gente los pide con anticipación.

Advertisement
Clientes de la panadería Village Bakery en Calimesa.
Clientes de la panadería Village Bakery en Calimesa. (Gustavo Arellano)

Mantener las cosas en stock es quizás el único problema de Village Bread. En un condado rico en tradiciones agrícolas, lugares como esta panadería siguen siendo locamente raros (la nueva Cheesecake Factory de Temecula todavía tiene una hora más de espera los fines de semana), por lo que cuentan con un cliente leal que no pestañea al conducir durante una hora. Haz lo mismo que los nativos: llama antes y reserva. Y disfruta con sus esbeltos pretzels al estilo suabio, masticables y salados.

El Village Bread, 1007 Calimesa Blvd., Suite H, Calimesa, http://www.villagebreadcalimesa.com/. Abierto de martes a sábado, de 9 a.m. a 3 p.m.

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement