Advertisement

Los trucos detrás de las golosinas: recetas caseras de dulces de Halloween

Los trucos detrás de las golosinas: recetas caseras de dulces de Halloween
Dulces caseros de Halloween, de izquierda a derecha: fantasmas de malvavisco, gomitas macabras y caramelos de maíz. (Kirk McKoy)

No sería lo mismo sin las linternas de calabazas, los disfraces y las decoraciones espeluznantes, pero no sería Halloween sin dulces. Y mientras que los dulces comprados en la tienda pueden prevalecer, hacer tus propias creaciones es un proyecto divertido y delicioso, perfecto para niños de todas las edades.

Prueba estos tres favoritos de Halloween: fantasmas de malvavisco, gomitas macabras y caramelos de maíz. Prepara una tanda o dos para darle a tus amigos o repartir en las fiestas. O simplemente quédate con todo ese botín para ti mismo.

Advertisement

Es un proyecto divertido y delicioso, perfecto para niños de todas las edades.

Prueba estos tres favoritos de Halloween: fantasmas de malvavisco, gomitas macabras y caramelos de maíz. Prepara una tanda o dos para darle a tus amigos o repartir en las fiestas. O simplemente quédate con todo ese botín para ti mismo.

Advertisement

Fantasmas de malvavisco

Más adorables que espeluznantes, estas golosinas no son más que malvaviscos caseros, que utilizan solo un puñado de ingredientes. Aunque la receta requiere el uso de un termómetro para dulces, probablemente la parte más difícil es formar las figuras de los fantasmas de manera correcta. Puede tomar algunos intentos, pero incluso los errores serán deliciosos. Si el glaseado no es lo tuyo, esparce malvaviscos recién hechos en una bandeja para hornear, luego recorta figuras aterradoras después de que se endurezca. A diferencia de los Peeps comprados en la tienda, los malvaviscos hechos en casa no serán demasiado dulces, y se mantendrán suaves y delicados durante varios días si se mantienen en un recipiente hermético.

Una hora, más tiempo de endurecimiento. Prepara alrededor de 3 docenas de caramelos, dependiendo del tamaño.

Los fantasmas de malvavisco son más adorables que espeluznantes.
Los fantasmas de malvavisco son más adorables que espeluznantes. (Kirk McKoy)

Ingredientes:

Advertisement
  • 2 paquetes de gelatina en polvo sin sabor

  • 3/4 taza de agua, dividida

  • 2 tazas de azúcar, más 2 a 3 tazas para espolvorear

  • 2 cucharadas de jarabe de maíz ligero

  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

  • Chocolate derretido, colorante para alimentos o glaseado, para decorar los ojos.

Paso 1

En el recipiente de una batidora de pie equipada con el accesorio para batir, rocíe la gelatina sobre ¼ de taza de agua y deje reposar hasta que la gelatina se ablande. Si está utilizando una manga pastelera para hacer los caramelos de fantasmas, coloque una punta grande y redonda (preferiblemente de ½ pulgada) a la bolsa y ponga el azúcar de color en un recipiente. Si recorta las figuras, unte con mantequilla la bandeja para hornear y alinéala con papel de pergamino, luego unte con mantequilla el papel de pergamino.

Paso 2

En una cacerola grande, combine el agua restante con las 2 tazas de azúcar y el jarabe de maíz, y cocine hasta que el azúcar alcance los 245 grados con un termómetro para dulces. Retírelo del fuego.

Paso 3

Con la batidora funcionando a baja velocidad, vierta lentamente el jarabe de azúcar caliente por el lateral de la batidora para que no salpique contra el batidor. Aumente lentamente la velocidad de la mezcladora a alto y bátalo hasta que el malvavisco se aclare, aproximadamente 6 minutos, luego agregue la vainilla. Continúe batiendo a alta velocidad hasta que el malvavisco este firme y se endurezca en su textura (similar a un merengue rígido); el malvavisco habrá perdido algo de su brillo y debería desprenderse a medida que se retira el batidor, pero no debe ser demasiado fibroso, de 10 a 16 minutos.

Paso 4

Coloque el azúcar restante en un molde para hornear poco profundo para espolvorear. Para formar las figuras de los fantasmas de malvavisco, sostenga la manga pastelera sobre el azúcar en el plato y comience a canalizar el malvavisco sobre el azúcar para que tenga un diámetro de aproximadamente 1 a 1 1/2 pulgadas. Continúe formando el cuerpo de manera que tenga aproximadamente 2 1/2 pulgadas de largo, luego suelte lentamente la punta del malvavisco, empujando el malvavisco hacia arriba para formar una punta en la cabeza. Espolvorear el azúcar sobre el malvavisco formado para cubrir por completo. Retire el malvavisco a una bandeja para hornear forrada de pergamino. Repita con la mezcla de malvavisco restante para continuar formando fantasmas. Decore los fantasmas completados con chocolate derretido, colorante para alimentos o glaseado para crear los ojos. Almacenar a temperatura ambiente fresca.

Advertisement

Cada uno de los 36 caramelos contiene: 49 calorías; 0 proteína; 12 gramos de carbohidratos; 0 fibra; 0 grasa; 0 colesterol; 12 gramos de azúcar; 2 mg de sodio.

Nota: de Noelle Carter. Esta receta requiere el uso de un termómetro digital o para dulces.

Caramelos de goma

Los caramelos "de goma" no son más que moldes de gelatina extra firmes, como Jell-O, pero mucho menos jiggly y con una gran textura masticable. Simplemente prepara una base de gelatina espesa y viértela en moldes para dulces (puedes encontrar todo tipo de moldes espeluznantes en tiendas de manualidades y en línea), luego enfría durante unas horas o más hasta que esté sólido.

45 minutos, más tiempo de enfriamiento. Prepara alrededor de 3 docenas de caramelos, dependiendo del tamaño.

Lanza un hechizo con gomitas caseras en forma de ratas y sapos.
Lanza un hechizo con gomitas caseras en forma de ratas y sapos. (Kirk McKoy)

Ingredientes:

  • 3 paquetes de gelatina en polvo sin sabor

  • 1 ¼ tazas de agua, dividida

  • 2 tazas de azúcar, más extra para cubrir los dulces

  • Colorante para alimentos

  • Extractos aromatizantes (como menta, cereza, canela o regaliz)

Paso 1

En un recipiente ancho, rocíe la gelatina sobre ½ taza de agua. Apartar para dar tiempo a la gelatina para absorber el agua, aproximadamente 2 minutos.

Paso 2

Mientras tanto, en una cacerola pequeña, combine las ¾ partes de agua restante con el azúcar. Caliente la mezcla a fuego alto hasta que el azúcar se disuelva y la mezcla comience a hervir para formar un jarabe simple. Retire del fuego y agregue el jarabe a la mezcla de gelatina, revolviendo hasta que la gelatina se disuelva.

Paso 3

Divida la mezcla en recipientes separados, coloreando y agregándole sabor a la mezcla, una gota o dos a la vez, según lo desee. Vierta la mezcla preparada en moldes, luego refrigere varias horas y hasta toda la noche, hasta que esté firme.

Paso 4

Retire con cuidado las gomitas de los moldes (para aflojar, corte suavemente los bordes de la parte superior del molde, luego coloque las gomitas (aún en los moldes) bajo agua tibia para aflojar la gelatina; retire lentamente de los moldes). Si lo desea, mezcle con azúcar para cubrir. Para almacenar, coloque las gomitas en un pergamino engrasado en capas individuales y refrigere o mantenga a temperatura ambiente fresca en un recipiente hermético. Las gomitas durarán, refrigeradas, hasta 1 semana.

Cada uno de los 36 caramelos contiene: 45 calorías; 1 gramo de proteína; 11 gramos de  carbohidratos; 0 fibra; 0 grasa; 0 colesterol; 11 gramos de azúcar; 1 mg de sodio.

Nota: de Noelle Carter. Para hacer azúcar coloreada para espolvorear las gomitas, coloque azúcar granulada en una bolsa de plástico con cierre junto con unas gotas de colorante para alimentos. Mezcle el azúcar hasta que quede de color uniforme.

Caramelos de maíz 

Ya sea que te encante o lo odies, el caramelo de maíz es el segundo dulce de Halloween más popular, después del chocolate. Hay muchas maneras de preparar esta golosina, pero el método que utilizo no requiere un termómetro o un temporizador. Solo necesitas un poco de paciencia para formar y cortar los caramelos. Preparo los míos fundiendo malvaviscos para crear una especie de fondant (esa "masa" azucarada que se usa a menudo para hacer decoraciones de pasteles comestibles). La mantequilla y la vainilla le dan a los dulces un rico sabor, y el malvavisco derretido y un toque de leche en polvo sin grasa crearán una textura esponjosa con un centro suave.

Advertisement

Una hora y media, más tiempo de enfriamiento y endurecimiento durante la noche. Prepara de 12 a 15 docenas de dulces, dependiendo del tamaño.

La mantequilla y la vainilla le dan a los caramelos de maíz hechos en casa un gran impulso de sabor. (Kirk McKoy / Los Angeles Times)
La mantequilla y la vainilla le dan a los caramelos de maíz hechos en casa un gran impulso de sabor. (Kirk McKoy / Los Angeles Times) (Kirk McKoy)

Ingredientes:

  • ¼ taza (1/2 barra) de mantequilla, más para amasar

  • 1 paquete (10 onzas) de malvavisco en miniatura

  • ¼ taza de agua, más si es necesario

  • 3 cucharadas de leche en polvo sin grasa

  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

  • 2 libras de azúcar en polvo, dividida

Paso 1

En una olla grande con fondo pesado, derrita la mantequilla a fuego medio. Agregue los malvaviscos y cocine, revolviendo constantemente, hasta que los malvaviscos se derritan y la mezcla esté suave. Retire del fuego y agregue el agua, la leche en polvo y el extracto de vainilla.

Paso 2

Agregue el azúcar en polvo, 1 taza a la vez, hasta que tenga una masa dura y pegajosa.

Paso 3

Engrasar bien los dedos con mantequilla. Retire la mezcla de la olla y amase la masa hasta que se vuelva flexible. Espolvoree la superficie de trabajo con azúcar en polvo y continúe amasando la masa hasta que se vuelva suave y tersa y ya no esté pegajosa al tacto. Divida la masa en tercios. Coloree uno de los pedazos con colorante amarillo y otro con colorante naranja (deje el último sin color). Forme un disco con cada uno de los pedazos y cubra herméticamente con una envoltura de plástico. Refrigerar durante la noche para dejar reposar la masa.

Paso 4

Al día siguiente, divida cada disco en octavos. Enrolle una porción de cada color por separado en una tira delgada. Alinee las tiras en un pedazo de papel de cera o pergamino para que los colores sean blanco, naranja y amarillo. Coloque otra hoja de cera o papel de pergamino sobre las tiras, y ruede ligeramente para que las piezas se unan para formar una cinta triangular, con el blanco formando el borde y el amarillo formando la parte más ancha del caramelo.

Paso 5

Corte la cinta en cruz para crear triángulos y dar forma a los caramelos de maíz. Repita con los pedazos restantes para preparar todos los dulces de caramelos de maíz. Déjelos a temperatura ambiente hasta que los dulces se endurezcan, luego guárdelos en un recipiente hermético a temperatura ambiente por hasta 2 semanas.

Cada uno de los 180 caramelos contiene: 27 calorías; 0 proteína; 6 gramos de carbohidratos; 0 fibra; 0 grasa; 1 mg de colesterol; 6 gramos de azúcar; 2 mg de sodio.

Nota: de Noelle Carter.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement