Anuncio
Share
Deportes

Steve Nash y Stuart Holden, dueños del RCD Mallorca en LaLiga, hablan de su aventura en el futbol español

IMG_0658.jpg
De izquierda a derecha: Boris Gartner, CEO de LaLiga en Norteamérica, Steve Nash, Stuart Holden, así como el moderador Jimmy Conrad, durante el evento en Santa Mónica.
(Eduard Cauich/Los Angeles Times en Español)

El trayecto ha sido lleno de emociones: hace dos años estaban en tercera división y el pasado 3 de noviembre cumplieron mil partidos en Primera

El exbasquetbolista Steve Nash y el exfutbolista Stuart Holden reconocieron que no ha sido fácil ser dueños de un equipo profesional en España.

La oportunidad surgió a fines de 2015 cuando el grupo que también es dueño de los Suns de Phoenix, exequipo de Nash, exploró la posibilidad de comprar al RCD Mallorca, que en ese entonces estaba en serios problemas económicos.

Holden recordó que jugaba partidos de futbol con Nash dos veces a la semana y acostumbraban ir a tomar un café para platicar horas y horas de futbol. Fue entonces que un día el canadiense llegó con una idea de negocios.

“Me dijo que había una oportunidad de ser parte de un equipo de futbol… y esas oportunidades no vienen muy seguido”, declaró Holden, exjugador del Bolton de Inglaterra y el Dynamo de Houston.

Anuncio

En enero de 2016, el estadounidense Robert Sarver se convirtió en dueño mayoritario del RCD Mallorca, entonces en segunda división, junto a Nash y Holden como copropietarios.

Pero tal como se esperaba, el trayecto no ha sido nada glamuroso ya que en junio de 2017 el club descendió a Segunda B, la tercera división del futbol español, 18 meses después de haber adquirido el equipo.

“¿Se pueden imaginar el tipo de mensajes que me enviaban mis amigos burlándose de que compré un equipo y ya había descendido?”, bromeó Nash durante la reunión en la que también estuvo Boris Gartner, CEO de LaLiga en Norteamérica.

Pero con grandes sacrificios también vinieron las recompensas. Después de mucho trabajo y dos años peleando en el purgatorio de la segunda y tercera división, el Mallorca ascendió a Primera esta campaña.

Anuncio

El pasado 3 de noviembre, el equipo cumplió 1,000 partidos en Primera División, convirtiéndose en el club 19 de España que logra llegar a esta cifra.

Otra de ellas se dio el sábado pasado cuando Holden estuvo en Barcelona para presenciar el duelo ante el equipo blaugrana.

“Es loco pensar que íbamos a enfrentar a Barcelona de (Lionel) Messi en Barcelona. Pensábamos en lo que hemos pasado desde tercera, segunda división”, declaró Holden en una reunión con la prensa el jueves en Santa Mónica, organizada por LaLiga Norteamérica.

Nash recordó que es de padres ingleses y que su padre jugó semiprofesional en Inglaterra y en primera división en Sudáfrica.

“Era el deporte de mi familia, hasta que a los 12, 13 años comencé a jugar basquetbol”, comentó Nash.

El exjugador de los Mavericks, Lakers y Suns declaró que para ellos fue importante mantener una base de jugadores de segunda división mientras estaban en tercera, para poder ascender rápido, además de que aceptaron que tuvieron una dosis de suerte.

Holden también agregó que le han dado prioridad en mejorar las instalaciones del club, así como crear experiencias para los aficionados, como asientos VIP y zonas con mejor acceso a jugadores, tal como sucede en Estados Unidos.

El Mallorca está actualmente en el puesto 17 en la tabla de posiciones, apenas salvándose de los últimos tres puestos, condenados al descenso.

Anuncio


Anuncio