Anuncio

Columna: Recordaré a Diego Maradona como el más grande, como lo que realmente fue en las canchas

En su mejor momento deportivo, Diego
En su mejor momento deportivo, Diego llevó a Argentina a ganar el Mundial México 86 y se consagró con el premio al ‘Mejor Futbolista del Mundo’ de la FIFA.
(Getty Images)

‘El Pelusa’ marcó el inicio de mi romance con el futbol y su magia sobre el terreno de juego sobrepasa cualquier otro argumento sobre su vida

Él manejaba el balón con un perfil que desconocía, era de los más chicos en estatura y “gorditos” sobre la cancha, pero toda la atención estaba sobre él. Aquel día anotó dos goles en menos de cinco minutos, uno con la mano y otro, por lejos el mejor gol en la historia de los Mundiales, a mi parecer. Fueron dos goles que marcaron en ese momento lo que es hoy la leyenda de Diego Maradona y el inicio de mi romance con el futbol.

Mi papá tenía algunos invitados para ver el partido y con tan solo ocho años no entendía porqué había tanta emoción y locura ante ese juego o el concepto de un Mundial, en ese caso el de México 86’. Pero la loca reacción de los presentes era por lo que veían de Maradona. Pronto lo entendí y el amor al futbol se mantiene como una llama fuertemente encendida como esa primera vez. Mi primer recuerdo en el deporte que más quiero estará ligado con él.

No fue siquiera el haber guiado a la Argentina al título en el país azteca. Para mí, esos dos goles marcaron el inicio. Yo me quedo con el segundo gol ante los ingleses, jugada en la que se llevó no solo a varios jugadores pero a Inglaterra entera con él. Era como ver un juego de futbol de videojuego en vida real para luego imitarlo a diario en las calles del barrio.

Anuncio

¿Mi reacción ante su fallecimiento?

Solo el primer recuerdo de estar pegado al televisor y la experiencia de verlo en todo su esplendor en medio de los gritos de las celebraciones de los goles que anotaba ante Inglaterra. Era el inicio quizá de “El Diego” que eventualmente se convirtió en “El Diego de la Gente”, él le dio el verdadero significado de portar el número “10” a su máxima expresión.

Nunca me ha interesado entrar en el debate de quién es el mejor del mundo: ¿Pelé o Maradona? ¿Cristiano Ronaldo o Lionel Messi? y algunos pocos otros.

‘El Pelusa’ había captado mi atención con su magia real sobre la cancha, marcó una etapa importante de mi vida, al igual como lo hizo con millones, tanto que la “Iglesia Maradoniana” es una realidad.

Siempre controversial, entretenedor, pero con un derroche de talento y personalidad, Maradona rompió barreras no solo en lo deportivo, sino que lo político. Él fue una especie hibrido en la sociedad, siempre llevó su vida a los extremos, pero hoy, su corazón no pudo con tanto extremo y dejó de palpitar.

Anuncio

Sus memorias serán muchas, las historias serán interminables, pero lo cierto es que el mundo del deporte o quizá en general, perdió a otra gran superestrella en un 2020 que quedará marcado como uno de los años más difíciles de la humanidad. En enero, un accidente aéreo cobró la vida de otro grande, Kobe Bryant, la exsuperestrella de los Lakers y la NBA.

El resto de su vida estuvo plagado con las drogas, sí, pero su legado para mí es lo que hizo en la cancha, lo que hizo con la Selección Argentina, con el Napoli de Italia, con Boca Juniors de Argentina, con el Barcelona de España, incluso más recientemente con los Dorados de Sinaloa en su regreso a México y otros recuerdos.

El capitán de la selección que se consagró campeona en el Mundial de 1986 y actual técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata había sido dado de alta médica el 11 de noviembre

No busco defender sus decisiones sobre lo que hizo fuera de las canchas y que seguramente marcaron su fallecimiento tempranero. Él fue un chico humilde de Villa Fiorito, una provincia de Buenos Aires, lleno de sueños que alcanzó el estrellato y con lo logrado lo dejará marcado como uno de los más grandes en la historia, él marcó época y alcanzó todo lo que quiso.

Anuncio

Pero su vida también estuvo llena de presión con una fama que llegó hasta el extremo de la sofocación y eso que en su época deportiva no existían las redes sociales. Para entender algo similar a lo que Maradona experimentó, solo hay que ver la reacción de la gente ante Messi y CR7.

No soy argentino, pero siento por Argentina y por el mundo del futbol, que hoy pierde trágicamente a una de sus máximas figuras. Aunque no se trata de decir que eres argentino para sentir lo que Maradona provocaba con su mágica zurda, es lo que él logró hacer sobre el terreno que marcó tu vida.

¡Gracias ‘Pelusa’, gracias por todo campeón!

Anuncio


Anuncio