Anuncio
Share

Joseph Benavidez trata de reencontrar amor por el deporte tras derrotas en peleas titulares

 Joseph Benavidez
Joseph Benavidez regresa al octágono este sábado.
(Josh Hedges/Zuffa LLC/)

Joseph Benavidez (28-7) en su carrera ha perdido cinco peleas por el campeonato, incluyendo uno en WEC ante Dominick Cruz. Tras dos derrotas en contiendas titulares ante Demetrious Johnson y otro par ante el brasileño Deiveson Figueiredo, Benavidez sabe que probablemente ya no tendrá otra oportunidad por la corona.

Por ese motivo, Benavidez comentó que de cara a su encuentro de este sábado ante Askar ASkarov (12-0-1) tuvo que aceptar que tenía que reanudar su carrera y “redescubrir” su pasión por el deporte. El originario de San Antonio, Texas, se enfrentará a Askarov en la cartelera preliminar de UFC 259 en el Apex de UFC en Las Vegas, Nevada.

Benavidez había comentado a la prensa en julio de 2020 después de su derrota por sumisión ante Figueiredo que “probablemente” esa noche había peleado en su última contienda por un título mundial.

“Después de la última pelea tuve que aceptar que probablemente esa era mi última oportunidad por la corona. Había tenido algunas ofertas y no me llamaban la atención. Finalmente me ofrecieron esta pelea y me dijo, OK este es un buen tiempo para pelear. Y regresar a entrenar, tratar de enamorarme nuevamente del deporte, con la realidad de que no era por el título, pero quiero hacer lo más cerca a eso, que es pelear ante los mejores del mundo”, indicó Benavidez. “Así que es esta pelea que me motivó por esa razón, es de primer nivel. Nunca ha perdido. Es el tercero en el mundo”.

Anuncio

“Quiero probarme de que yo puedo pelearle a los mejores”, añadió Benavidez, quien explicó que nunca tuvo dudas de un posible retiro.

“No importa en qué momento estés en tu carrera. Cuando pierdes, quiere pelear inmediatamente. Quieres que se te olvide pronto en la mente. Sabía que esa derrota no quería que fuese mi última pelea, pero al mismo tiempo, tomé mi tiempo para motivarme”, indicó. “Cuando me ofrecieron otras peleas, me preguntaba, ¿por qué aceptaría esta pelea?”.

Benavidez también señaló que ha madurado como persona y peleador, citando de que tras la primera derrota ante Johnson en 2012 fue muy duro para él, porque “solamente era un peleador y nada más”.

“Pensaba que nadie me iba a querer. Tenía menos balance en mi vida cuando sucedió”.

Anuncio

Ahora, Benavidez señaló que sabe que hay cosas más importantes que ser un peleador y que aunque la última derrota, en el papel, debió ser la más dura en su carrera, el sabe que tiene otras cosas en la vida, además de UFC.


Anuncio