Anuncio
Share

La exentrenadora de las Song Girls acusa a USC de discriminación y acoso

Former USC Song Girls coach Lori Nelson kneels in front of three dancers
La exentrenadora de las USC Song Girls, Lori Nelson, de frente y arrodillada, posa con las bailarinas Aya Shimizu, a la izquierda; Lauren Dunn, en el centro; y Adrianna Robakowski, a la derecha.
(Benjamin Chua)

La exentrenadora de Song Girls de la USC, Lori Nelson, culpó a la universidad por el ambiente tóxico dentro del famoso escuadrón espiritual, que es objeto de una investigación del Título IX, en su carta de renuncia.

La exentrenadora de las USC Song Girls, Lori Nelson, acusó a la universidad de discriminación, acoso y represalias en una carta de renuncia presentada en octubre en medio de una investigación del Título IX sobre las acusaciones de comportamiento tóxico dentro del programa.

En la carta del 29 de octubre revisada por el Times, Nelson escribió que se sintió “discriminada y acosada” por los funcionarios de la USC “desde que presentó disputas por salarios y horas perdidas contra la universidad”. Añadió que cree que la investigación del Título IX iniciada en agosto fue “solo una represalia más” de la USC.

La USC declinó hacer comentarios cuando se le preguntó sobre las alegaciones de la carta de Nelson.

Diez exSong Girls que hablaron con The Times, describieron una cultura tóxica dentro del famoso programa universitario bajo el liderazgo de Nelson. Las acusaciones de las mujeres incluían a bailarinas que eran reprendidas públicamente por sus hábitos alimenticios, su aspecto personal y hasta su vida sexual. Las acusaciones, presentadas por primera vez a los funcionarios de la USC el pasado mes de febrero, desencadenaron una investigación sobre el Título IX que, según un correo electrónico del abogado externo contratado por la USC, se centra en “posibles violaciones de la política de no discriminación, antiacoso y antirrepresalias de la universidad por parte de la Sra. Nelson”.

Nelson, de 63 años, declinó las solicitudes de entrevista de The Times. Su abogado, Ryan Saba, la defendió y denunció las afirmaciones de las antiguas Song Girls, escribiendo en un comunicado que Nelson “niega vehementemente las dañinas y engañosas acusaciones contra ella”.

Anuncio

Diez ex-Song Girls de USC describieron a The Times una cultura tóxica dentro del famoso equipo de baile universitario que incluía a la exentrenadora Lori Nelson reprendiendo públicamente a las mujeres por sus hábitos alimenticios, apariencia personal y vida sexual.

En su carta de renuncia, Nelson argumentó que la USC fue la fuente de los problemas que enfrenta el programa. Escribió que la oficina de marketing del departamento de atletismo se negó a comunicarse con ella.

“Parece haber una falta de respeto subyacente al programa de USC Song Girls y a mí misma por parte de ciertos individuos en el marketing atlético que se ha demostrado repetidamente a lo largo de las temporadas de futbol americano, baloncesto, béisbol y voleibol”, escribió Nelson. “La negativa a comunicarse directamente conmigo como entrenador principal y el desprecio externo que se demuestra es poco profesional y hace que lo que debería ser una experiencia increíble para las Song Girls sea intolerable. Mi sincero deseo es que la USC aborde estas preocupaciones y siga teniendo a las Song Girls en la más alta consideración y que el programa esté libre de políticas y luchas internas”.

“A lo largo de los años, me he sentido discriminada y acosada. Incluso he sido objeto de represalias desde que presenté conflictos por salarios y horas perdidas en el pasado contra la universidad. Y ahora siento que este falso caso del Título IX contra mí es solo una represalia más”.

Nelson escribió que presentó la carta con tristeza, pero que creía que el clima actual del programa “era perjudicial para mi salud”.

También defendió su papel al frente del programa Song Girls.

“Durante mi mandato, la organización Song Girls evolucionó con los tiempos y sufrió muchos cambios”, escribió Nelson. “He trabajado incansablemente para avanzar en la misión del programa y para aportar más estructura y profesionalidad al programa también”.

Sus declaraciones difieren significativamente de la descripción del programa realizada por 10 exSong Girls que hablaron con The Times sobre los problemas de imagen corporal generalizados dentro del programa que iban más allá de la condición física normal requerida para estar en un programa de esa naturaleza. Ocho de las 10 dijeron que buscaron asesoramiento después de su experiencia con las Song Girls. Tres afirmaron que su paso por el programa les llevó a padecer algún tipo de trastorno alimentario. Otra dijo que contempló el suicidio.

Mientras que la USC se negó a abordar la carta de renuncia de Nelson, los funcionarios de la escuela dijeron a The Times que han tomado medidas para apoyar el programa de Song Girls, incluida la eliminación de las restricciones de peso que anteriormente estaban escritas en los contratos que las bailarinas firmaron cuando se unieron al equipo.

“Nos preocupa profundamente cuando cualquier estudiante experimenta problemas de salud emocional o mental u otras barreras en nuestros programas y actividades educativas, y ofrecemos recursos de apoyo privados y confidenciales a los estudiantes actuales y antiguos”, dijo un portavoz de la USC en un comunicado la semana pasada.

La carta de renuncia de Nelson fue enviada a Mike Munson, su supervisor y director asociado de deportes recreativos en la USC.

Fue una de las dos entrenadoras que dirigió el programa Song Girls. En su carta, Nelson instó a los funcionarios de la escuela a apoyar mejor el programa y a seguir utilizando una dotación creada para financiar el salario de la entrenadora.

Cuando se le preguntó acerca de las acusaciones planteadas en la queja del Título IX en curso, el abogado de Nelson dijo a The Times: “La Sra. Nelson tiene comunicaciones bien documentadas entre los miembros del equipo y ella, y actuó de manera profesional al hacer cumplir las políticas del equipo que fueron acordadas por los supervisores de la universidad y el consejo general. Se trata de acusaciones falsas embellecidas para una noticia rimbombante. Ella no hizo nada malo”.

Los investigadores del Título IX han completado sus entrevistas iniciales, con ocho antiguas Song Girls hablando positivamente sobre Nelson y una docena de personas compartiendo experiencias negativas sobre el programa Song Girls, dijo una fuente familiarizada con la investigación a The Times.

Nelson no estaba entre las personas entrevistadas, pero los investigadores recibieron una copia de su carta de dimisión y una fuente afirmó que su abogado indicó que proporcionaría respuestas al grupo del Título IX por escrito.

Aquellos que defendieron a Nelson durante las entrevistas del Título IX la consideraron una “figura materna” y calificaron cualquier problema de peso como parte de participar en un equipo de animación y baile que requiere que sus intérpretes mantengan un peso saludable, dijo la fuente al Times.

Otras, cuyas historias abarcan casi una década, dijeron a los investigadores del Título IX que sus experiencias fueron profundamente perjudiciales.

“Creo que, con cualquier equipo de animación, va a haber algo de eso. Es inevitable porque hay que tener un tipo de aspecto”, dijo una exSong Girl al Times. “Pero se puede hacer de forma saludable. He estado haciendo esto toda mi vida, y nunca, con la excepción de este programa, me he sentido como, ‘Oh, no soy lo suficientemente buena’ o ‘estoy gorda’”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí.


Anuncio