Anuncio
Share

Los Gigantes ahora saben lo que es estar del lado equivocado de una jugada polémica

The San Francisco Giants' Wilmer Flores reacts after a called strike for a strike out.
Wilmer Flores, de los Giants, a la derecha, reacciona después de que lo llamaron para un strike mientras el receptor de los Dodgers, Will Smith, celebra la jugada que selló la victoria de Los Ángeles el jueves por la noche en San Francisco.
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

Seamos realistas, fanáticos de los Dodgers, la decisión del swing de Wilmer Flores para terminar el Juego 5 de la serie divisional Dodgers-Giants fue una mala decisión del umpire. Flores no abanicó y el juego debería haber continuado. Max Scherzer probablemente lo habría sacado de todos modos, nunca lo sabremos. Y dentro de 20 años, a nadie le importará excepto a los Gigantes y algunos de sus fanáticos.

Sin embargo, los fanáticos de los Dodgers también se apresurarán a señalar una jugada de swing horrible a principios de esta temporada que le costó a los Dodgers un juego contra los Gigantes. Una jugada, que sido hubisese marcada correctamente, le habría dado la victoria a los Dodgers. Lo que significa que los Dodgers podrían haber ganado la División Oeste de la Liga Nacional por un juego y no los Gigantes.

Lo que significa que el Juego 5 habría sido en Dodger Stadium, y ¿quién sabe qué habría pasado si todo eso hubiera sucedido?

Anuncio

El 22 de julio, los Dodgers estaban arriba 3-2 con dos outs en la novena entrada. Kenley Jansen hizo un lanzamiento con la cuenta completa con las bases llenas. Darin Ruf trató de sostener su swing pero claramente abanicó. Ese fue un lanzamiento con 3-2 con las bases llenas. Si es un swing y falla en un lanzamiento de Kenley Jansen, se termina el juego y los Dodgers hubieran obtenido una gran victoria mientras estaban en la competencia cerrada ante los Gigantes en el ajustado Oeste de la Liga Nacional. El umpire de primera base Ed Hickox dijo que no hizo swing. Entonces entró la carrera de los Gigantes. Los Gigantes finalmente ganaron el juego 5-3.

El 14 de octubre, los Dodgers estaban arriba 2-1 con dos outs en la novena entrada. Max Scherzer hizo un lanzamiento de 0-2 a Wilmer Flores, quien claramente controló su swing. El receptor Will Smith apeló y el umpire de primera base Gabe Morales dijo que era un swing. Juego terminado. Los Dodgers pasaban a la Serie de Campeoanto y los Gigantes se quedaban en casa, eliminados.

Los fanáticos de los Gigantes no encontraron consuelo esas dos jugadas polémicas, expresando su frustración por la decisión de Morales en las redes sociales.

Cuando se le preguntó a Morales después del juego qué vio en la última jugada, respondió: “El umpire de home apeló el swing de jaque. Pensé que se había ido, así que lo marqué como un swing ".

Luego se le preguntó a Morales si se sentía de la misma manera después de ver la repetición, y él respondió: “Los chequeos son una de las decisiones más difíciles que tenemos. No tengo la ventaja de tener múltiples ángulos de cámara cuando lo estoy viendo en vivo. Cuando sucedió en vivo, pensé que se fue, por eso lo llamé swing ".

Los fanáticos lamentaron que una dramática serie de playoffs se resolviera en una marcación del umpire, lo que sugiere que los árbitros de la NBA podrían no hacer una llamada al final de un juego de playoffs que influiría tanto en el resultado.

El árbitro Ted Barrett dijo que eso nunca fue una consideración.

“Lo entiendo mucho de los fanáticos, ya sea en los entrenamientos de primavera y estamos en Scottsdale y el 1 de marzo y / o estamos en el séptimo juego de la Serie Mundial, siempre estamos tratando de acertar en las decisiones, tratar de llamar de la misma manera”, dijo Barrett.

“Y tratamos de no pensar en si es un juego de playoffs, si es un juego de temporada regular o un juego de entrenamiento primaveral. Todos son importantes, por lo que solo intentamos que nuestras llamadas sean correctas ".

En el tweet incrustado arriba, el swing de Ruf está a la izquierda, el swing de Flores está a la derecha. ¿Qué le parece?


Anuncio