Anuncio
Share

No hubo desquite de Jared Goff ante su exequipo; los Rams derrotaron a los Lions en el SoFi Stadium

Detroit Lions quarterback Jared Goff gets away from Los Angeles Rams.
(ASSOCIATED PRESS)

El exmariscal de campo de los Rams regresó por primera vez desde que fue canjeado por el equipo a los Lios de Detroit.

Jared Goff regresó a Los Ángeles para enfrentar junto a sus Lions de Detroit a su antiguo equipo, los Rams, ante 70,540 aficionados que se hicieron presentes el domingo en el SoFi Stadium. Goff buscaba de alguna manera vengar la manera cómo terminaron las cosas y terminó yéndose con las manos vacías pues su equipo cayó 28-19.

Los Lions llegaron con una marca de 0-6, guiados por Goff con 1,505 yardas aéreas, siete pases de touchdown y cuatro intercepciones. Las cosas no mejoraron para los Lions (0-7) y se mantienen sin ganar en la temporada, mientras que Rams mejoró su marca a 6-1.

El deseo de revertir la situación actual de su equipo le podría haber servido a Goff de por lo menos sacarse un poco la espinita contra su antiguo equipo y por gran parte del juego parecía que lo estaba logrando. Sin embargo, el gusto le duró solo hasta el cierre del segundo cuarto cuando los Rams remontaron el marcador 17-13 tras el punto de conversión.

El marcador se mantuvo cerca 17-16 después que la visita anotara uno de conversión de tres puntos de 41 yardas a cuatro segundos del medio tiempo. Los leones retomaron la ventaja en el tercer cuarto, pero nuevamente fueron remontados por la ofensiva de los Carneros.

Anuncio

Con esa anotación, Stafford alcanzó 300 pases de touchdowns en su carrera. El veterano mariscal de campo terminó el juego con 334 yardas y tres touchdowns. Goff sumó 268 yardas por aire.

Para los Rams, Cooper Kupp terminó con 10 recepciones para 156 yardas y dos touchdowns, que incluyó la anotación de la ventaja en el último período.

El quarterback fue canjeado, entre el cierre de la temporada 2020 y el inicio del 2021, por Stafford, que también enfrentó a su exequipo.

Goff era el mariscal de campo cuando los Rams llegaron al Super Bowl de la temporada 2018. En ese partido que se llevó a cabo en Atlanta, los Carneros perdieron ante los Patriotas de Nueva Inglaterra de Tom Brady y solo anotaron siete puntos.

El mariscal de campo angelino recibió, antes de la siguiente temporada, un contrato de cuatro años y $134 millones antes de ser canjeado por Stafford. Desde entonces, su eficiencia bajó y algunos allegados señalaron que perdió de la confianza de su entrenador Sean McVay y sus compañeros de equipo como líder.

Los Rams no pudieron clasificar a los playoffs de 2019, lo que presagió el futuro del jugador. En 2020, los Rams pudieron apenas clasificar a la postemporada después de ganar el Juego de Comodín y meterse a los playoffs, pero no pasaron del primer juego y desde ese momento la suerte de Goff ya estaba echada.

Aunque Goff había dicho, durante la semana previa al juego ante Rams, que no guardaba resentimiento por cómo las cosas se dieron con respecto a su salida, sí se sintió irrespetado por la franquicia angelina.


Anuncio