Anuncio
Share

Scherzer dice que la debilidad de su brazo en la postemporada fue resultado de la cantidad de lanzamientos que hizo

Dodgers starting pitcher Max Scherzer adjusts his hat after giving up a home run.
El lanzador de los Dodgers, Max Scherzer, reacciona tras ceder un jonrón de dos carreras a Joc Pederson, de los Braves, durante el segundo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional 2021.
(Wally Skalij / Los Angeles Times)

El exDodger Max Scherzer dijo el miércoles que no pudo lanzar en el Juego 6 contra los Bravos en parte debido a la forma en que el equipo limitó su carga de trabajo.

Max Scherzer hizo su primera aparición ante los medios como miembro de los Mets de Nueva York en una conferencia telefónica vía Zoom el miércoles. Se le unió su agente Scott Boras en Texas, donde ha sido uno de los ocho jugadores que representan al sindicato en las negociaciones con los propietarios en las últimas horas antes de que el acuerdo de negociación colectiva de la liga expirara el miércoles por la noche. El propietario de los Mets, Steve Cohen, y el gerente general, Billy Eppler, representaron a su nuevo club, que actualmente no tiene gerente.

Todos ellos se deshicieron en halagos, como siempre se hace en estas conferencias de prensa de presentación. Los Mets adquirieron a un futuro miembro del Salón de la Fama para colocarlo junto a Jacob deGrom en su rotación inicial. A Scherzer se le garantizaron 130 millones de dólares en tres temporadas -el valor promedio anual más alto para un jugador en la historia de las Grandes Ligas- después de cumplir 37 años. Se presentará a los entrenamientos de primavera a minutos de su casa en Júpiter, Florida, lo que le permitirá pasar más tiempo con su familia. Sonrisas por doquier.

La última aparición de Scherzer ante los medios de comunicación como Dodger no fue tan alegre. Ocurrió frente al dugout visitante en el Truist Park horas antes del Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Explicó por qué no haría su salida programada esa noche contra los Braves de Atlanta para mantener viva la temporada de los Dodgers. El día anterior informó a los Dodgers de que no podría hacerlo. Les dijo que su brazo estaba muy débil después de una gran carga de trabajo durante los 11 días anteriores. En su lugar, abrió Walker Buehler. Las esperanzas de los Dodgers de ganar la Serie Mundial se esfumaron esa noche.

Al final de la reunión virtual del miércoles con los periodistas, Scherzer abordó el fin de su breve carrera con los Dodgers. Explicó que le dijo a los Dodgers que se sentía confiado en que podía lograr una mayor carga de trabajo en la postemporada porque manejó con éxito la carga que enfrentó durante la carrera de los Nationals de Washington en la Serie Mundial de 2019. Así que estaba dispuesto a lanzar en relevo para cerrar el Juego 5 de la Serie de División de la Liga Nacional contra los Giants de San Francisco tres días después de lanzar siete entradas en el Juego 3.

Anuncio

Tres días después, se quedó sin fuerza en 4 1/3 entradas en el Juego 2 de la NLCS. Estaba programado para comenzar seis días después en el Juego 6, pero su brazo nunca se recuperó. Fue adquirido de los Nationals en julio para ese momento y decidió que no podía cumplir. Dijo que estaba desconcertado. Tras reflexionar, cree que el plan de lanzamiento de los Dodgers durante la temporada regular condujo a su decepcionante final.

“Tomamos la decisión de dar días extra de manera consistente y cuidar nuestro conteo de lanzamientos para la postemporada”, dijo Scherzer. “Simplemente siento que eso bajó mi capacidad, así que cuando traté de hacer la fórmula de 2019 de poder lanzar desde el ‘pen’, mi brazo no fue capaz de responder porque venía de un conteo de lanzamientos más bajo. Es por eso que no me lesioné, pero definitivamente estaba comprometido tratando de ejecutar lo que hice en 2019".

Un funcionario de los Dodgers comentó que el equipo no sabía de la teoría de Scherzer hasta que él se lo dijo a los periodistas. El club expresó interés en volver a firmarlo, pero no estaban dispuestos a ofrecer tres años garantizados. Al final, los Dodgers no estuvieron cerca de conseguirlo, según personas con conocimiento de la situación.

Scherzer dijo que los Nationals le permitieron constantemente lanzar de 100 a 110 lanzamientos cada cinco días en 2019, lo que le permitió estar suficientemente preparado para una postemporada complicada.

No mencionó que ahora era dos años mayor ni que había estado lidiando con molestas lesiones en las piernas durante toda la temporada. Las dolencias fueron suficientes para que Scherzer le dijera a los Nationals que aceptaría un cambio solo a un equipo contendiente en la Costa Oeste porque pensaba que un clima más cálido sería mejor para su cuerpo. Finalmente, la decisión recayó entre los Dodgers y los Padres de San Diego.

New Mets pitcher Max Scherzer
El lanzador de los Dodgers, Max Scherzer, reacciona tras ceder un jonrón de dos carreras a Joc Pederson, de los Braves, durante el segundo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional 2021.
(New York Mets / Associated Press)

Scherzer, como cualquier otro jugador de las Grandes Ligas, también estaba en transición de una temporada de 60 partidos acortada por la pandemia a una campaña completa de 162 partidos.

Scherzer hizo 11 salidas de temporada regular como Dodger, registrando un ERA de 1.98 con 89 ponches y ocho caminatas. Realizó 109 lanzamientos a lo largo de siete entradas en su debut antes de una salida acortada por la lluvia de 3 1/3 entradas. A continuación, promedió 96.3 lanzamientos por partido en sus últimas nueve salidas, incluida una en la que se limitó a 76 lanzamientos debido a una pequeña lesión en los isquiotibiales. Registró más de 100 lanzamientos en cinco ocasiones.

Lanzó hasta la séptima entrada en cinco salidas y hasta la octava en tres ocasiones. Probablemente le habrían dado luz verde para lanzar hasta el final en sus dos últimas salidas, pero le hicieron 10 carreras en 10 1/3 entradas. Esas actuaciones podrían haberle costado el premio Cy Young.

Al final, hizo siete salidas con cinco días de descanso y cuatro con cuatro días de descanso. En total, hizo un promedio de 94 lanzamientos en 30 salidas con los Nationals y los Dodgers. Luego hizo 296 lanzamientos en 16 2/3 entradas en cuatro juegos de postemporada en un lapso de 12 días.

“Esta fue la primera vez que me encontré con algo así, donde realmente pensé que podía hacer algo, y no pude. Me tomó tiempo saber qué había pasado. Me preguntaba ¿qué pasó? ¿Cuál era la diferencia? ¿Por qué no fui capaz de ejecutar?”

En 2019, se perdió casi un mes con una lesión en la espalda antes de reincorporarse a los Nationals a finales de agosto para siete inicios en la recta final. Lanzó con cinco días de descanso tres veces y con cuatro días de descanso tres veces. Lanzó hasta la séptima entrada una vez. Su promedio de lanzamientos fue de 94. En general, tuvo un promedio de 103 lanzamientos en 27 salidas e hizo al menos 110 lanzamientos en siete partidos. No alcanzó esa marca ni una vez en 2021.

En los playoffs de 2019, Scherzer hizo una aparición de relevo de una entrada - en el Juego 2 de la NLDS contra los Dodgers. Eso llegó tres días después de lanzar 77 lanzamientos en cinco entradas en el juego de comodín y tres días antes de hacer 109 lanzamientos a través de siete entradas en el Juego 4. Sus últimas tres apariciones en los playoffs fueron todas con al menos cuatro días de descanso. Comenzó el Juego 1 de la Serie Mundial y su segunda salida se retrasó al Juego 7.

Los números indican que su carga de trabajo fue ligeramente mayor en 2019 que en 2021 cuando estaba sano, pero también acumuló menos entradas. Scherzer cree que esa es la razón por la que no pudo rendir en octubre.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí.


Anuncio