Anuncio
Share

Columna: Para los Lakers es difícil tomar el paso con LeBron James entrando y saliendo de la alineación

Lakers forward LeBron James holds his hands out to react to a foul call.
El alero de los Lakers LeBron James reacciona a una falta durante la derrota por 119-115 ante los Clippers el viernes por la noche en el Staples Center.
(Luis Sinco / Los Angeles Times)

Los Lakers nunca lideraron en una derrota ante los Clippers, permaneciendo inconsistentes incluso con LeBron James de regreso de una prueba de coronavirus falso positivo.

Con LeBron James de vuelta en la alineación el viernes después de que una prueba de coronavirus falsa positiva lo puso brevemente en los protocolos de la NBA, los Lakers nunca lideraron en ninguna etapa de su derrota 119-115 ante los Clippers, que jugaron sin Kawhi Leonard y Nicolas Batum y enfrentaron el temor de no tener una buena defensiva después de las feas derrotas consecutivas ante Nueva Orleans y Sacramento.

¿Recuerdan cuando Anthony Davis dijo la semana pasada que los Lakers eran capaces de lograr 10 o 12 victorias seguidas? No pudieron prolongar una incipiente racha de dos victorias. Eso tiene que ver, sin duda, con el hecho de que James no ha jugado más de tres partidos seguidos en una temporada que ha superado la cuarta parte.

Los Clippers compensaron con creces lo que les faltaba utilizando inteligentemente los activos que tenían. Consiguieron 21 puntos del alero Marcus Morris, que hizo seis de nueve desde la línea de tres puntos, y 19 desde el banquillo de Luke Kennard, que encestó dos tiros de tres puntos sobre la defensa de los Lakers en el último minuto y 12 segundos. Tras el segundo, con 37.5 segundos por jugar, Kennard señaló el nombre de los Clippers en la parte delantera de su camiseta, por si alguien no lo había visto.

Los Lakers dieron crédito a los Clippers por hacer muchos tiros difíciles, pero los Lakers (12-12) no hicieron lo suficiente para hacer esos tiros más difíciles.

Anuncio

“Creo que estuvimos más o menos a tiempo y en el blanco con nuestra defensa, pero a veces la mejor ofensiva va a vencer a la mejor defensa sin importar qué", dijo James, quien tuvo 23 puntos, 11 rebotes y seis asistencias en poco más de 36 minutos y fue menos-5 defensivamente. “Y haremos un mejor trabajo la próxima vez que juguemos contra ellos”.

La preocupación inmediata de los Lakers sigue siendo la misma que siempre: sentirse cómodos entre ellos y averiguar cuáles son las rotaciones más eficaces. Esa enorme tarea se ha complicado por las frecuentes ausencias de James.

Ha estado entrando y saliendo de la alineación por dos lesiones, una suspensión de un partido y el falso positivo que lo dejó fuera de la victoria de los Lakers en Sacramento el martes. Al igual que los Lakers, que ocupan el séptimo lugar en la Conferencia Oeste, James ha sido incapaz de entrar en un flujo constante y establecer la consistencia.

Su último intento se vio interrumpido por el resultado de la prueba del coronavirus.

“Sentí que al ir a Sacramento estaba entrando en un ritmo muy, muy bueno, tanto ofensivamente como defensivamente, como equipo estábamos jugando bien y los muchachos hicieron un gran trabajo para ganar ese juego”, dijo. “Pero para mí ha sido muy frustrante, el tener que lidiar con la ingle, el abdomen, y luego tener que lidiar con el falso positivo que me sacó de un juego y de la cancha y no poder mantener mi ritmo”.

La NBA aumentó la frecuencia de las pruebas a los jugadores tras el Día de Acción de Gracias, anticipando un pico de transmisión de COVID durante la temporada de vacaciones. James dijo que regresó a su casa el lunes por la noche después de que le dijeran que había dado positivo. La NBA anunció el jueves que James había sido puesto en los protocolos el martes después de que una serie de pruebas produjeran resultados contradictorios, uno de ellos un resultado positivo el lunes. Fue absuelto después de que se sometiera a dos pruebas de PCR realizadas con más de 24 horas de diferencia que resultaron negativas.

James dijo que tuvo que aislarse en su casa hasta que le comunicaron que estaba autorizado, alrededor de las 4 de la tarde del jueves. La reunión del equipo del viernes por la mañana fue la primera vez que tocó un balón de baloncesto desde el domingo.

“Sabía que iba a recibir el visto bueno porque nunca, nunca me sentí mal en absoluto. Sé que puedes ser asintomático, pero solo tuve una prueba de COVID positiva, entonces ¿qué ocurrió?, dijo. “Me pareció que se manejó muy mal. El hecho de haberme sometido a la prueba y de haber sido absuelto fue un soplo de aire fresco, no solo para mí, sino también para mi familia, mis amigos y todos los implicados.

“El hecho de que primero diera negativo y luego mi segunda prueba diera positivo y, normalmente, cuando tienes un positivo, te hacen de inmediato un examen para asegurarse. No hubo una prueba de seguimiento después de que la primera saliera positiva. Fue un aislamiento directo y “te ponen en el protocolo”, esa es la parte que me molestó.

“Tuve que buscar la manera de volver a casa por mi cuenta desde Sacramento. No permitían que nadie viajara conmigo. Ni seguridad ni nada. Luego tuve que aislar a mis hijos y a las personas de mi casa, así que fue un gran inconveniente. Esa fue la parte más molesta”.

James dijo que la NBA ha hecho “un gran trabajo desde que se puso en marcha el protocolo de seguridad”. Y añadió: “Solo creo que la forma en que se manejó en Sacramento fue un poco diferente. Eso lo digo yo. Pero desde el punto de vista de la liga han hecho un gran trabajo”.

Tener a James de vuelta el tiempo suficiente para que el equipo desarrolle cierta familiaridad debería resolver algunos de los problemas de los Lakers. “Bueno, no todos, ¿sabes?”, dijo el entrenador Frank Vogel. “Todavía hay cosas que tenemos que hacer mejor y estamos trabajando en ellas. Pero ciertamente, eso ayudará mucho”.

A pesar de los problemas de los Lakers hasta ahora, James sigue siendo optimista. “Ha sido un año muy desafiante para mí", dijo, “pero solo cosas buenas quedan por delante”.

Necesitarán mejores esfuerzos defensivos y rachas más largas, tanto de victorias como de presencia de James en la alineación, para tener alguna posibilidad de hacer realidad sus esperanzas de campeonato.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí.


Anuncio