Anuncio
Share

Esto es lo que los Rams imaginaron: Matthew Stafford vs. Tom Brady

 Rams quarterback Matthew Stafford runs through a billow of smoke and onto the field for the playoffs.
El mariscal de campo de los Rams, Matthew Stafford, no solo echó humo en su estreno en los playoffs de la NFC contra los Cardinals, pero ¿puede vencer a los mejores?
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

El mariscal de campo de los Rams, Matthew Stafford, obtuvo su primera victoria de postemporada la semana pasada contra Arizona, pero las grandes pruebas, como el juego de playoffs de esta semana en Tampa Bay, son la razón por la que fue adquirido.

Continúa una temporada de primeras veces para Matthew Stafford.

Durante los últimos 12 años, cuando los playoffs de la NFL llegaron a los partidos de la ronda de división, Stafford fue relegado a ser un observador. El mariscal de campo de los Rams alentaba a sus amigos y excompañeros de los Lions que intentaban avanzar a los juegos de campeonato de la NFC o la AFC y más allá.

“He hecho un montón de relaciones en este negocio”, dijo Stafford el miércoles durante una videoconferencia con periodistas. “Así que, siempre estoy prestando atención sin importar lo que pase. Solo trato de irle a los amigos que conozco”.

El domingo, por primera vez desde que fue seleccionado con el número 1 del draft de 2009, Stafford será un participante, y no un aficionado, de un partido de la ronda divisional de la NFC cuando los Rams jueguen contra los Buccaneers de Tampa Bay, campeones del Super Bowl, en el Raymond James Stadium de Tampa.

Stafford se ganó la oportunidad al llevar a los Rams a una victoria de 34-11 sobre los Cardinals de Arizona en un partido de comodín en el SoFi Stadium. Fue la primera victoria de Stafford en los playoffs después de perder tres partidos de comodín con los Lions.

Ahora un equipo de los Rams construido con el mandato de jugar en el Super Bowl LVI en el SoFi Stadium tiene la oportunidad de dar otro paso hacia esa meta.

Anuncio

“Espero que sigamos ganando”, dijo Stafford, y agregó: “Estoy disfrutando cada momento y preparándome para jugar lo mejor posible con el fin de ayudarnos a tratar de seguir adelante”.

La presión estará sobre Stafford el domingo en un partido que lo enfrenta en un duelo de postemporada contra Tom Brady, el mariscal de campo más exitoso en la historia de la NFL.

Stafford tiene un récord de 1-3 en los playoffs. Brady, siete veces campeón del Super Bowl, tiene 35-11.

Esta temporada, los Buccaneers lideraron la NFL en pases y fueron segundos en anotación.

“Lo más importante de enfrentarse a un tipo como Tom es conocer su consistencia y su capacidad para llevar a su equipo a la zona de anotación”, dijo Stafford. “Ha hecho un gran trabajo a lo largo de su carrera, tanto en Nueva Inglaterra como en Tampa, anotando puntos, y haciéndolo de todas las formas posibles”.

“Como ofensiva, tenemos que hacer lo mismo”.

Stafford superó a Brady en septiembre durante la victoria de los Rams por 34-24 sobre los Buccaneers en el SoFi Stadium.

Stafford completó 27 de 38 pases para 343 yardas y cuatro touchdowns. Brady hizo 41 de 55 para 432 yardas y un touchdown.

El entrenador de los Buccaneers, Bruce Arians, dijo que Stafford no ha cambiado desde el primer partido.

“Están corriendo el balón mucho mejor y más, pero creo que Matt está jugando fantástico”, dijo Arians el miércoles durante una conferencia telefónica con los reporteros de los Rams. “No veo mucha diferencia. También estaba jugando muy bien en ese partido”.

Stafford fue eficiente la noche del lunes contra los Cardinals, completando 13 de 17 pases para 202 yardas y dos touchdowns. Más importante aún, no cometió una pérdida de balón por primera vez en cinco partidos.

 Rams quarterback Matthew Stafford scrambles during a drive against the Arizona Cardinals in the playoffs.
El mariscal de campo de los Rams, Matthew Stafford, utilizó sus piernas y brazos contra los Cardinals en la ronda de los playoffs de la NFL.
(Robert Gauthier/Los Angeles Times)

Sus 17 intentos fueron los menos de su carrera en un partido que no abandonó por lesión.

Durante la temporada regular, Stafford pasó para 41 touchdowns, con 17 intercepciones que lo empataron con la mayor cantidad de la liga.

Jugar en la ofensiva de los Rams requería un cambio psicológico respecto a intentar hacerlo todo para los Lions.

“Solo tengo que ir a jugar dentro de esta ofensiva lo mejor que pueda”, dijo. “Traté de hacer eso el lunes por la noche. Sentí que el balón iba al lugar correcto”.

Hay una sensación de que Stafford, a estas alturas de los playoffs, no puede hacer tantos tiros en el campo como lo hizo durante la temporada.

“Es situacional”, comentó McVay el miércoles. “Quiero que sea agresivo pero inteligente con la forma en que va a competir”.

El linebacker de los Rams, Von Miller, jugó en el equipo de los Broncos de Denver que ganó el Super Bowl 50 con el miembro del Salón de la Fama, Peyton Manning, como quarterback.

La presión recaía sobre Manning, pero “sabíamos que no podíamos ir allí y confiar en que Peyton Manning salvara el día como lo hace normalmente y como lo hizo durante toda su carrera”, manifestó Miller.

Stafford y Manning son “dos mariscales de campo totalmente diferentes”, subrayó Miller.

“Pero creo que es lo mismo”, dijo. “No estamos confiando solo en Matthew Stafford para que salga y gane el partido.

“Aunque toda la presión siempre va a estar en el mariscal de campo ... Siento que como equipo todos sentimos que tenemos que hacer nuestra parte, que debemos hacer más para ganar un Super Bowl”.

Etc.

El tackle izquierdo Andrew Whitworth, quien sufrió lesiones en la rodilla y el tobillo contra los Cardinals, no ha sido descartado para el juego del domingo, pero no practicó el miércoles, dijo McVay, quien puso a su equipo a trotar. “Es como Gumby”, comentó McVay. ... El safety Taylor Rapp sigue en el protocolo de conmoción cerebral. ... El linebacker Ernest Jones, quien sufrió una lesión en el tobillo el 26 de diciembre contra los Vikings de Minnesota, regresará a la práctica a fin de ser evaluado para un posible regreso a la lista, informó McVay. ... Con el coordinador ofensivo Kevin O’Connell, el coordinador defensivo Raheem Morris y el entrenador de corredores Thomas Brown entrevistándose para puestos de entrenador en jefe, McVay dijo que no le preocupaba que eso los distrajera del trabajo en cuestión. “No me preocupa que nos distraiga de nuestro enfoque en los Bucs”, manifestó.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí.


Anuncio