Anuncio
Share
Deportes

Jerry West le cambiará el norte a Clippers, mientras que Lakers llorará su ausencia

Jerry West, Billie Jean King
Grand Marshall’s Billie Jean King, left, a tennis champion, and former NBA player Jerry West speak to the media before the NASCAR Sprint Cup Series auto race at Chicagoland Speedway, Sunday, Sept. 20, 2015, in Joliet, Ill. (AP Photo/Matt Marton)
(Matt Marton / AP)

Esto es exactamente lo que los Clippers necesitan.

Esto es exactamente lo que los Lakers temían.

Este es un movimiento que llena a los Clippers con credibilidad y esperanza.

Este movimiento deja a los Lakers llenos de pena y pavor.

Anuncio

En los 34 años en que estos dos equipos han compartido una ciudad, nunca antes habían compartido una transacción que se sentía absolutamente transformacional.

Jerry West, posiblemente el Laker más importante en la historia de la franquicia, trabajará para los Clippers.

Dilo en voz alta.  Suena algo loco.  Díselo a tus amigos. Ellos no lo creerán.  Pero los oficiales confirmaron el miércoles que West está finalizando un acuerdo para convertir esto en una realidad.

El hombre que tiene siete anillos de campeón con los Lakers, incluyendo una como jugador, estará caminando los pasillos del Staples Center para unirse a un equipo consumirse en las sombras de esos anillos.

Anuncio

El hombre que construyó dos dinastías con los Lakers ha acordado trabajar como consejero especial con el equipo que esas dinastías acostumbraban a vencer.

Los aficionados de los Lakers se reían de los Clippers. Muchas de esas risas seguramente se han convertido en llantos de frustración a una organización que lo dejó ir.

West, de 79 años, dejará de ser un miembro de la junta directiva de los campeones de la NBA, los Warriors de Golden State y será parte de los Clippers con una posición similar.

Pero la historia real era, él quería servir un rol similar con los Lakers, aún nunca se lo pidieron.  Él quería irse de los Warriors y finalizar su carrera con equipo eterno de casa, pero aseguró que le dijeron que no había espacio.

“Algunas veces pensé que en alguna ocasión pudiera revisitar, o que ellos hubieran querido que yo revisitara, pero eso no ocurrió así”, dijo West recientemente cuando se le preguntó de su tiempo en los Lakers en el “The Dan Patrick Show”.  “De alguna manera me envió un mensaje de que ellos querían ir por otro camino, la cual está bien”.

Cuando Jeanie Buss agitó la oficina del equipo en febrero, sacando a su hermano Jim y Mitch Kupchak, ella pudiera haberlos reemplazado con una combinación de un venerable West y un gerente general joven e inteligente.

En su lugar, eligió a Magic Johnson y el exmánager de Kobe Bryant, Rob Pelinka.

¿Acaso no podía West trabajar con su amigo Johson? Aparentemente los Lakers querían que Johnson tuviera la tarima solo para él.   ¿No hubiera West sido un buen complemente en la oficina que el novato Pelinka?  Aparentemente West y Pelinka nunca fueron los mejores amigos.

Anuncio

En su primera decisión en poder del equipo, Buss decidió ir con el poder de estrella que tiene Johnson y la conexión de Pelinka con Kobe.

Ahora ella puede esperar que Johnson y Pelinka puedan convertir a los Lakers en ganadores antes de que esa decisión la ronde por siempre. Y créalo, si los Lakers tienen un buen draft y muestra señales reales de un renacimiento y eventualmente se conviertan en contendientes nuevamente, muchos aficionados de los Lakers eventualmente ignorarán la presencia de West al otro lado de la ciudad.

Pero no por ahora, durante este tiempo cuando parece que los Lakers aparentemente necesitan de la sabiduría de West, es un Clipper, y eso duele.

Si, West no ha estado con los Lakers en 17 años, pero aún tiene ese toque mágico.  Es aún erry West.

Desde que se unió a los Warriros en 2011, ha ayudado al equipo a ganar dos campeonatos haciendo cosas como abogar por la carrera de Klay Thompson, y trabajando los teléfonos para encantar al agente libre Kevin Durant.

Ahora, en lugar de hacer lo mismo con los Lakers, él estará a cargo de hacer doler a los Lakers, reformando un equipo de Clippers que ha ganado 18 de sus últimos 20 juegos ante los Oro-Púrpura y con su magia posiblemente ellos podrían alcanzar las finales de la Conferencia del Oeste.

West ayudará a los Clippers y al entrenador Doc Rivers decidir cómo lidiar con los potenciales agentes libres: Chris Paul y Blake Griffin.  Al igual que el futuro incierto de J.J. Redick. Ayudará a crear una verdadera cultura ganadora en estas estrellas que no han logrado mucho, tal como lo hizo con los Lakers alguna vez.

West tratará de hacer por los Clippers lo que hizo tan bien por los Lakers, algo de lo que él tuvo el honor de hacer como líder.

Anuncio

“Obviamente, Jerry West no es reemplazable”, dijo el dueño de los Lakers, Jerry Buss, cuando West abandonó el equipo en el 2000.  “Lo que él le ha significado a esta franquicia en los últimos 40 años es imposible medir”.

En estos días en el paisaje del básquetbol angelino, uno gozará más que el otro.


Anuncio