Share
EEUU

Empeora la tensión entre LAPD y ICE debido a las redadas de inmigración

An Immigration and Customs Enforcement fugitive operations team member outside the Montebello home of a 47-year-old Mexican national in 2017.
Un miembro del equipo de operaciones de Inmigración y Aduanas fuera de la casa de un ciudadano mexicano de 47 años de Montebello en 2017.
(Brian van der Brug / Los Angeles Times)

Las tensiones entre la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas y la policía de Los Ángeles han aumentado durante el último mes en medio de las amenazas de la administración Trump de desencadenar más operativos contra inmigrantes.

A medida que se corrió la voz sobre una operación nacional de ICE que podría resultar en miles de arrestos, las autoridades locales trataron de tranquilizar a los inmigrantes en L.A. El jefe de LAPD, Michel Moore, dijo que ICE se enfocaría en unas 140 personas en el sur de California.

En un video compartido la semana pasada, Moore también estuvo al lado del alcalde Eric Garcetti cuando les dijo a los residentes que no tenían que abrir sus puertas a un agente de ICE si no tiene una orden firmada por un juez.

Las acciones del jefe de policía de Los Ángeles han provocado enojo entre los funcionarios de ICE.

ICE puede arrestar y deportar más rápidamente a los inmigrantes indocumentados en cualquier parte de Estados Unidos - sin necesidad de ir ante un juez de inmigración - bajo una nueva política anunciada por la administración Trump.
Anuncio

“Lo que sucedió últimamente, en específico con el jefe de la policía, no sólo hablando de nuestra operación y revelando los números, sino sacar un video con el alcalde, es realmente decepcionante para nosotros”, dijo David Marin, director de Operaciones de Ejecución y Remoción de ICE en Los Ángeles.

Marín dijo que sentía que las acciones del jefe de LAPD hacían más difícil el trabajo de ICE. “Vemos que están poniendo la política por encima de la seguridad pública”, dijo.

Desde hace mucho tiempo, la política de la policía de Los Ángeles es no hacer cumplir la ley federal de inmigración, temiendo que esas acciones hagan que los que están aquí ilegalmente tengan miedo de cooperar en la lucha contra el crimen. Moore y otros han enfatizado esto en las últimas semanas.

El lunes había confusión entre los migrantes que se dirigían al norte en Tijuana, luego del último intento de la administración Trump de prohibir que prácticamente todos los extranjeros soliciten asilo en Estados Unidos.

Anuncio

Marin dijo que ICE no está buscando la ayuda de LAPD y no entiende por qué el departamento sigue planteando el problema.

“No estamos pidiendo a las autoridades locales que hagan cumplir la ley de inmigración”, dijo Marin. “Entonces, cuando los políticos y otros salgan y digan que no ayudarán a ICE, y no harán cumplir la ley de inmigración. No sé de dónde viene esa retórica porque no les estamos pidiendo que hagan eso”.

Moore defendió la decisión de dar a conocer la cifra, citando el deseo de contener el miedo. La noticia de las operaciones a gran escala comenzó a extenderse después de que Trump anunció en un tweet del 17 de junio que ICE pronto comenzaría a deportar a “millones” de migrantes. Se creía que ICE se estaba enfocando en alrededor de 2.000 inmigrantes que han faltado a las audiencias en la corte o que se les ha ordenado ser retirados de EE.UU.

Experts say the group is not violent and questioned whether police had infringed on the group’s civil rights by covertly recording its activity for four weeks.

“Mis acciones y nuestro actuar como una agencia de aplicación de la ley no tienen la intención de ofender y no deben generar preocupación por parte de ICE de que de alguna manera estamos obstruyendo”, dijo Moore. “Reconocemos sus responsabilidades... Lo que pedimos es que nuestras comunidades comprendan el alcance y las maniobras que realmente se llevarán a cabo en comparación con el miedo, los rumores y la información errónea que parece estar funcionando bastante bien”.

La relación entre ICE y las autoridades locales ha sido delicada durante mucho tiempo. Desde que Trump asumió el cargo, se ha vuelto más frágil a medida que la policía lidia con el mantenimiento de la comunicación con ICE al tiempo que equilibra la transparencia con los líderes de la comunidad y la ciudad.

Esas tensiones son especialmente evidentes en California, donde la policía local debe cumplir con la ley “santuario”, el Proyecto de Ley 54 del Senado, que entró en vigencia el año pasado para brindar protección a los inmigrantes que están en el país de manera ilegal.

En L.A, el departamento de policía dejó de participar en operaciones conjuntas con ICE que involucran directamente a las autoridades civiles de inmigración y ya no transfiere a personas con ciertas condenas penales menores a la custodia de ICE.

Anuncio

“En general, el Departamento de Policía de Los Ángeles ha sido una de las jurisdicciones que ha promulgado las políticas de mayor protección de los inmigrantes”, dijo Pratheepan Gulasekaram, profesor y experto en inmigración de la Universidad de Santa Clara. “Sólo como una cuestión demográfica, puedes comprender por qué LAPD no está tan interesado en asociarse con ICE”.

Días después de los tweets iniciales de Trump, Moore dijo a los reporteros que ICE llevaría a cabo una redada a partir del 23 de junio y que estaría enfocada en unas 140 personas como parte de una operación nacional. En una entrevista con el Times el mes pasado, dijo que su departamento no desempeñaría un papel en los arrestos y expresó su preocupación por los posibles efectos.

“Sabemos lo inquietante y aterrador que esto es para la comunidad”, dijo Moore. “No somos una extensión de ICE…. Me preocupa la intimidación que puede crear”.

El martes, el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles dijo a la Comisión de Policía que en las últimas semanas ha habido informes de un aumento en el nivel de detenciones en L.A por parte de ICE.

“Lo que se dice a nivel federal y se rumora fuera de Washington a veces me parece que claramente difiere de la verdad de lo que está sucediendo en la calle. Eso es preocupante. No debería ser así", dijo Moore en una entrevista con el Times. “Cuando LAPD habla acerca de nuestras acciones de cumplimiento, no tenemos falsas banderas y no identificamos ni exageramos los asuntos”.

Después de los tweets el presidente Trump, fue criticado por informar sobre las operaciones de aplicación de la ley, especialmente después de haber amonestado a la alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf, por hacer lo mismo el año pasado. Consultado sobre esto, Marín dijo que el presidente no era específico en lo que compartía.

Cuando se trata de la gran población inmigrante en L.A, la postura del departamento se remonta al jefe de policía de línea dura en ese momento, Daryl Gates. Su propósito era generar confianza para que el temor a la deportación no disuadiera a los inmigrantes que fueron víctimas de delitos o testigos para cooperar con la policía.

La Orden Especial 40 prohibió a los oficiales iniciar el contacto con cualquier persona con el único propósito de conocer su estado migratorio y descartar arrestos por violación de la ley de inmigración de Estados Unidos.

Anuncio

Después de que Trump asumió el cargo, el departamento se encontró lidiando con una caída en los delitos denunciados por los latinos. De enero a abril de 2017, hubo una disminución de más del 23% en la agresión sexual y un declive de más del 8% en los incidentes de violencia doméstica reportados por los latinos, según LAPD.

Eso llevó a los oficiales a actualizar los procedimientos de inmigración que amplían la Orden Especial 40 y organizar más de 100 foros para recordar a las personas que la postura del departamento sigue siendo la misma de apoyar a los aproximadamente 375.000 residentes de Los Ángeles que se encuentran ilegalmente en el país.

Aunque Trump dijo la semana pasada que las operaciones comenzarían durante el fin de semana, el domingo por la noche no había nada que se acercara a las redadas masivas que la Casa Blanca había sugerido que podrían desarrollarse en varias ciudades importantes de Estados Unidos, como Los Ángeles, San Francisco, Nueva York, Chicago. Miami, Denver, Atlanta, Baltimore y Houston.

Aunque las operaciones anunciadas por Trump atrajeron mucha atención y generaron protestas, ICE realiza operativos a gran escala tres o cuatro veces al año en el área de L.A, y todos los días, los agentes también están haciendo arrestos.

“Siempre hemos estado por ahí arrestando a personas que tienen órdenes finales, que son extranjeros criminales, personas a las que se les ha ordenado que se retiren”, dijo Marin. “Siempre hay conversaciones sobre las redadas y estas operaciones más grandes. No sólo operamos en estos pequeños lapsos”.

En el área de L.A durante el año fiscal 2018, ICE realizó 7.854 arrestos administrativos, casi 600 menos en comparación con el año anterior. Esa cifra no se acerca al número de arrestos en el área para el año fiscal 2014, que totalizó casi 19.000, o para el año fiscal 2013, que fue de aproximadamente 25.000, aunque es probable que esos totales sean más altos debido a las agencias que cooperaron con ICE y no limitaron o restringieron el acceso de la agencia a las cárceles.

“Como resultado de la falta de voluntad o incapacidad de las agencias locales de cumplimiento de la ley para notificar a ICE cuando los extranjeros criminales son liberados de su custodia, más indocumentados criminales están regresando a las comunidades donde fueron arrestados”, dijo Marin. “ICE ha tenido que ajustar nuestro modelo de aplicación de una manera que ha resultado en menos detenciones y que los hace más visible en la comunidad”.

La semana pasada, en una operación dentro del área de L.A, los agentes de ICE arrestaron a casi 100 personas. La mayoría de los detenidos tenían antecedentes penales, según la agencia. Ese operativo era diferente de los anunciados por Trump.

Durante el fin de semana, se llevaron a cabo protestas en ciudades como Los Ángeles, Chicago, Denver y Filadelfia. En un centro de detención de inmigrantes en el estado de Washington, un hombre armado con un rifle murió el sábado luego de que cuatro policías abrieron fuego.

Marin hizo referencia al incidente en el estado de Washington, así como a los casos de empleados que recibieron amenazas y manifestantes que se presentaron en las casas de los agentes para protestar.

“Valoro y respeto totalmente la facultad de las personas a reunirse y expresar sus derechos de la Primera Enmienda... pero amenazar las vidas de otros y poner a personas en peligro no es justo, especialmente cuando se trata de hombres y mujeres que han jurado defender la ley”, dijo Marín. “Nuestro trabajo es hacer cumplir las leyes que el Congreso ha establecido. No somos oficiales de interpretación de la ley, somos oficiales de la ley”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio