Anuncio
Share
EEUU

La administración Trump amplía las deportaciones expeditas a cualquier parte de EE.UU

Deporting immigrants
Inmigrantes guatemaltecos son registrados en un aeropuerto de Mesa, Arizona, antes de ser deportados a Ciudad de Guatemala en 2011.
(John Moore / Getty Images)

Los oficiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas podrán arrestar y deportar más rápidamente a los inmigrantes indocumentados en cualquier parte de Estados Unidos sin necesidad de comparecer ante un juez de inmigración bajo una nueva política publicada por la administración Trump el lunes.

La medida expande agresivamente un proceso conocido como “deportación acelerada” - deportaciones rápidas que generalmente no están sujetas a revisión judicial. El proceso ampliado entrará en vigor el martes.

Bajo la política actual, los oficiales de inmigración pueden aplicar deportaciones aceleradas para agilizar las expulsiones de personas detenidas dentro de las primeras 100 millas de la frontera y para aquellos que han estado en el país hasta por dos semanas. Aquellos que llegaron a EE.UU por mar, en lugar de llegar a las fronteras terrestres, pueden ser sujetos a una deportación acelerada hasta por dos años.

A notice published in the federal register notes Immigration and Customs Enforcement officers will be able to more quickly arrest and deport immigrants without legal status.
Anuncio

La nueva política de deportación es el segundo gran esfuerzo de la administración este mes para ampliar agresivamente su poder en tratar de mantener a los migrantes fuera de EE.UU o expulsarlos si entran. La semana pasada, la administración tomó medidas para frenar el asilo en el país. Esa regla eliminó casi todas las solicitudes de refugio en la frontera terrestre del sur al hacer inelegible a cualquier solicitante de asilo que hubiera transitado por lo menos otro país antes de llegar.

El movimiento para expandir las deportaciones aceleradas llega a medida que los atrasos en las cortes de inmigración continúan creciendo. Casi 950.000 casos están actualmente pendientes en las cortes de inmigración de Estados Unidos, con un tiempo de espera promedio de 713 días, o poco menos de dos años, según el Centro de Intercambio de Información sobre Registros Transaccionales de la Universidad de Syracuse.

El lunes había confusión entre los migrantes que se dirigían al norte en Tijuana, luego del último intento de la administración Trump de prohibir que prácticamente todos los extranjeros soliciten asilo en Estados Unidos.

El presidente Trump y sus allegados anti-inmigrantes de línea dura, se han sentido frustrados porque, a pesar de los esfuerzos concertados para aumentar la aplicación de la ley y reprimir la inmigración, en gran medida no han podido revertir su aumento en la frontera sur de Estados Unidos y el creciente retraso en los casos de inmigración.

Mientras los rumores de redadas aumentaban, LAPD trató de tranquilizar a la comunidad. ICE discrepó con la respuesta.

Anuncio

Lee Gelernt, subdirector del Proyecto Nacional de Derechos de los Inmigrantes de ACLU, dijo que la expansión de las deportaciones aceleradas aumenta la preocupación que los defensores ya tenían sobre que las deportaciones rápidas han estado violando los derechos de los inmigrantes al debido proceso.

“El sistema de expulsión acelerada ya es inconstitucional en nuestra opinión”, dijo Gelernt. “Esta expansión sólo aumentará la ilegalidad”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio