Anuncio
Share
EEUU

La violencia mortal aumenta las preocupaciones sobre el terrorismo doméstico y los supremacistas blancos

Laura Miller places a stuffed bear at a memorial for those who died in the shooting at the Gilroy Garlic Festival.
Laura Miller coloca un oso de peluche en un monumento conmemorativo para aquellos que murieron en el tiroteo en el Festival del Ajo en Gilroy.
(Kent Nishimura / Los Angeles Times)

Cuando un hombre armado murió después de matar a tres personas y herir a otras 15 en el Festival del Ajo en Gilroy el fin de semana pasado, las autoridades tuvieron que discernir el motivo de su ataque.

La evidencia compilada después del tiroteo parecía incluir algunas pistas: los investigadores recuperaron materiales radicales durante una búsqueda en la casa del hombre armado de 19 años, Santino William Legan, en Nevada. Según una fuente de las autoridades, Legan había publicado una foto en Instagram instando a la gente a que leyera una novela ampliamente asociada con los supremacistas blancos.

Los comentarios de Instagram alimentaron la especulación de que el crimen fue motivado por una ideología racista. Si eso resulta cierto -las autoridades han dicho que no se ha determinado el motivo- podría significar que el ataque queda bajo una categoría cada vez más común de amenaza doméstica: la supremacía blanca.

John F. Bennett, agente especial a cargo de la oficina del FBI en San Francisco, dijo en una conferencia de prensa el jueves que no estaba claro si Legan apuntaba a algún grupo en particular y que el motivo “podría ser algo muy difícil de determinar”.

Anuncio

“Parece muy aleatorio en este momento”, dijo sobre el ataque, y agregó que las autoridades no habían establecido la ideología, si la hubiera, detrás de él.

Legan murió de una herida de bala autoinfligida, dijo el viernes la oficina del forense del condado de Santa Clara. Las autoridades habían dicho que recibió un disparo mortal poco después de que comenzara el ataque cuando fue confrontado por tres policías de Gilroy.

Las autoridades federales y locales recientemente han dicho que existen cada vez mayores preocupaciones por el terrorismo doméstico y los supremacistas blancos.

Los medios de comunicación han identificado a Patrick Crusius, de 21 años, como el sospechoso del mortal tiroteo de al menos 20 personas el sábado en un centro comercial de El Paso.

Anuncio

En julio, el director del FBI, Christopher A. Wray, dijo al Comité Judicial del Senado que la mayoría de los casos de terrorismo doméstico que la oficina ha investigado están motivados por la supremacía blanca. Wray aseguró al panel que el FBI estaba “agresivamente” persiguiendo el terrorismo interno y los crímenes de odio.

“Nuestro enfoque está en la violencia”, dijo. “Nosotros, el FBI, no investigamos la ideología, por repugnante que sea. Indagamos la violencia”.

Los tiroteos masivos mortales han llevado al Congreso a examinar cómo se asignan los recursos para investigar grupos que publican amenazas terroristas en el país.

Michael McGarrity, jefe de la unidad antiterrorista del FBI, declaró en mayo, durante una audiencia en el Congreso, que la oficina estaba investigando alrededor de 850 casos de terrorismo interno.

Marjory Stoneman Douglas High School
La gente sale de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas después del tiroteo del 14 de febrero de 2018 en Parkland, Florida.
(Joe Raedle / Getty Images)

Brian Levin, director del Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo de Cal State San Bernardino, dijo que puede ser difícil clasificar los ataques. Por ejemplo, el hombre armado en Parkland, Florida, que disparó en febrero de 2018 y mató a 17 personas en Marjory Stoneman Douglas High School, estaba obsesionado con las imágenes racistas, pero las autoridades no designaron el ataque como un crimen de odio, y Levin’s Center no lo incluyó en un informe reciente, dijo Levin.

Levin dijo que la polarización política y el surgimiento del nacionalismo de extrema derecha están contribuyendo al crimen de odio en todo el mundo.

Anuncio

“Estamos viendo una fusión del crimen de odio tradicional con la violencia política”, dijo.

Aquí hay ejemplos de ataques en los últimos años en EE.UU y en otros lugares que las autoridades han relacionado con la ideología de la supremacía blanca. La información fue compilada de reportes de agencias de la aplicación de la ley y de los medios.

Seis personas murieron en un tiroteo dentro de una mezquita en la ciudad de Quebec, Canadá.

Quebec City mosque
Las personas sostienen velas para honrar a las víctimas de un tiroteo mortal en una mezquita de la ciudad de Quebec durante una vigilia en Montreal.
(Ryan Remiorz / Associated Press)

El 29 de enero de 2017, un hombre armado abrió fuego durante las oraciones de la tarde de un domingo en un Centro Cultural Islámico, matando a seis personas e hiriendo a otras 19, dejando a una de ellas paralizada de por vida.

Alexandre Bissonnette, quien se declaró culpable de los cargos de asesinato en primer grado, estuvo asociado con posiciones nacionalistas de derecha. Le dijo a la policía que estaba motivado por el mensaje del primer ministro, Justin Trudeau, quien daba la bienvenida a los refugiados después de la prohibición a varios países de mayoría musulmana de viajar a EE.UU por parte de la Administración Trump.

Van se estrelló contra un grupo de personas en una mezquita en Finsbury Park en Londres.

Armed police officers guard a road leading to Finsbury Park Mosque in London.
La policía vigila un camino que conduce a una mezquita de Londres después de que una camioneta atropelló a una multitud.
(Carl Court / Getty Images)
Anuncio

El atacante Darren Osborne condujo una camioneta alquilada contra una multitud de musulmanes que estaban parados frente a una mezquita en el norte de Londres en junio de 2017. El grupo se había reunido alrededor de la víctima Makram Ali, quien había colapsado debido a una condición de salud previamente existente. Ali murió y otros 12 resultaron heridos.

El Servicio de Fiscalía de la Corona procesó el caso como un delito terrorista debido a una nota escrita a mano encontrada en la camioneta utilizada en el ataque. El mensaje se refería a los musulmanes como “salvajes” y decía que los hombres musulmanes eran “violadores” que “se aprovechaban de nuestros hijos”. Fue sentenciado a 43 años de prisión.

Ataque automovilístico en Charlottesville.

Some are thrown in the air as a car runs through a crowd of protesters at a 2017 white nationalist rally in Charlottesville, Va.
Un automóvil atropella a una multitud de manifestantes en un mitin nacionalista blanco de 2017 en Charlottesville, Virginia.
(Ryan M. Kelly / Associated Press)

El 12 de agosto de 2017, James Alex Fields Jr., participante en una manifestación de extrema derecha en Charlottesville, Virginia, condujo un automóvil contra una multitud de personas que protestaba contra una manifestación nacionalista blanca, matando a Heather Heyer, de 32 años, e hiriendo a docenas de otros. Fields fue sentenciado a cadena perpetua por cargos federales de delitos de odio.

Grupos de extrema derecha se habían reunido en Charlottesville para protestar por la decisión de la ciudad de quitar una estatua del general confederado Robert E. Lee. La manifestación se tornó violenta rápidamente con las peleas callejeras que estallaron antes del ataque del auto.

Dos tiroteados en un supermercado en Kentucky después de que un hombre intentara ingresar a una iglesia negra.

El pistolero Gregory Bush intentó sin éxito ingresar a la Primera Iglesia Bautista de Jeffersontown, Kentucky, una iglesia predominantemente negra, antes de matar a dos personas en un supermercado Kroger el 24 de octubre de 2018.

El residente de Louisville, Ed Harrell, le dijo al Louisville Courier-Journal que cuando se agachó en el estacionamiento y agarró su propio revólver, el pistolero pasó y dijo: “No me disparen. No te dispararé. Los blancos no disparan a los blancos”.

Bush fue acusado de delitos de odio y cargos de portar armas de fuego. Recientemente se declaró inocente de dos cargos por asesinato y un intento de homicidio.

11 muertos en tiroteo en la sinagoga del Tree of Life en Pittsburgh.

El pistolero Robert Bowers gritó insultos antisemitas cuando abrió fuego dentro de una sinagoga de Pittsburgh en octubre de 2018, matando a 11 personas e hiriendo a otras seis, incluidos cuatro policías.

Durante meses antes del ataque, Bowers publicó notas molestas en las redes sociales, llamando a los inmigrantes “invasores” y dijo que los judíos eran el “enemigo de los blancos”.

Bowers fue acusado de 29 cargos criminales, incluyendo obstruir el ejercicio libre de creencias religiosas (un crimen de odio) y usar un arma de fuego para cometer un asesinato. Bowers se declaró inocente en febrero y las mociones previas al juicio están programadas para el 15 de agosto.

51 muertos en dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda.

Brenton Tarrant, quien abogó por la ideología nacionalista blanca, atacó a dos mezquitas en Christchurch en marzo de 2019, matando a 51 personas e hiriendo a docenas de otras.

Tarrant transmitió en vivo el tiroteo y dejó un manifiesto de 74 páginas en el que detalló cómo llegó a odiar a los inmigrantes y específicamente a los musulmanes, y tuvo como objetivo matarlos y alentó a otros a hacer lo mismo.

Tarrant fue acusado del asesinato de 51 personas, 40 cargos de intento de homicidio y uno de terrorismo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio