Anuncio
Share
EEUU

‘Inicié todo un movimiento porque estaba aburrido a las 2 a.m.’, afirmó el impulsor del evento para tomar el Área 51

Matty Roberts started the Storm Area 51 event as a joke. Then it went viral.
Matty Roberts creó en redes sociales ‘Tomemos el Área 51’ como una broma, en junio, antes de que explotara como un fenómeno de internet. Esa propuesta fue descartada y reemplazada por un festival de música en Las Vegas, Alienstock, que Roberts ayuda a producir.
(David Montero / Los Angeles Times)

Matty Roberts vio múltiples ‘banderas rojas’ mientras planeaba Alienstock - su evento de concierto significó reemplazar su idea inicial de un video que se hizo viral para que la gente asaltara el Área 51 y descubriera los secretos de la base. Ahora está planeando un concierto en Las Vegas.

Lo más importante que Matty Roberts había organizado en su vida fue un rave en su ciudad natal de Bakersfield, con algunas bandas locales y un par de DJ, para unas 350 personas.

En ese momento era un estudiante universitario de la comunidad, con planes de transferirse a una carrera de cuatro años y obtener un título en ingeniería. Trabajaba en una tienda de cigarrillos electrónicos y su máxima diversión era jugar ‘World of Warcraft’ en su casa.

Eso fue hace 10 meses; historia antigua para el joven de 21 años que hoy está en el centro del fenómeno de internet más extraño del verano: un plan para organizar una incursión masiva, el 20 de septiembre, al Área 51, la base militar secreta en Nevada que durante mucho tiempo ha sido materia de teorías de conspiración sobre extraterrestres y ovnis.

¿Millones de personas llegarán al Área 51 en septiembre para asaltar las puertas? Nadie lo sabe con seguridad, pero las agencias gubernamentales se están preparando para lo peor.

El plan, aunque apenas podría llamarse así, se desmoronó rápidamente después de que Roberts recibió una visita del FBI, y la Fuerza Aérea emitió un comunicado advirtiendo al público en general que se mantuviera alejado. Eventualmente la idea se transformó en un evento mucho más convencional: un concierto al aire libre llamado Alienstock.

Anuncio

Los técnicos pasaban el miércoles preparando el escenario para el acontecimiento que tendrá lugar el 19 de septiembre, en el Centro de Eventos de Las Vegas, mientras Roberts, sentado en un sofá blanco, reflexionaba sobre cómo el lanzar una broma al mundo de las redes sociales cambió su vida. “Inicié todo un movimiento porque estaba aburrido a las 2 a.m.”, afirmó.

A medida que los estadounidenses nacidos después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 alcanzan la mayoría de edad, el tratamiento de la televisión de ese día está comenzando a cambiar.

El joven se había inspirado en una publicación que proponía robar los 10.000 lagos de Minnesota. Roberts intentó superarlo mediante la combinación perfecta de lo absurdo con la cultura popular. Fue una idea acertada; rápidamente, creó una página de Facebook que tituló “Tomemos el Área 51: No pueden detenernos a todos”. Y luego se fue a dormir.

Cuando se despertó a la mañana siguiente, el 27 de junio, todo seguía como pensaba. Se dio cuenta de que había recibido unas pocas docenas de ‘Me gusta’. Se publicaron algunos memes divertidos. Lo mismo el día después. Él supuso que la cuestión había llegado a su punto máximo.

Anuncio

Pero poco más tarde, el 1 de julio, conducía hacia su trabajo en la tienda de cigarrillos electrónicos cuando las notificaciones comenzaron a sonar agitadamente en su teléfono. Había tantas, que necesitó silenciarlas. Su publicación de repente tenía 600 ‘Me gusta’; luego 3.000.

Muchas personas comenzaron a confirmar su presencia; creían que Roberts había tenido una ingeniosa idea para descubrir por fin los rumores sobre las autopsias a alienígenas y las naves espaciales almacenadas en hangares de la base militar.

Alguien sugirió que la multitud irrumpiera al estilo de carrera inclinada hacia adelante, utilizado por un ninja de animé llamado Naruto Uzumaki, para aumentar la velocidad y la seguridad. Roberts dudaba que el estilo Naruto pudiera ayudar a alguien, y menos aún a él. “No soy muy rápido”, explicó. “En general, no soy un muy buen corredor”.

Finalmente, el número de RSVP superó el millón. “No recuerdo la fecha exacta, pero sé que fue a las 11 p.m., a mediados de julio. Se armó todo un caos”.

El total desde entonces ha superado los dos millones.

Roberts, quien pronto se dio cuenta de que su pequeña broma podría no ser tan divertida, decidió que sería mejor visitar el pequeño pueblo de Rachel -con 58 habitantes-, un sitio popular para los aficionados del Área 51, que a menudo se alojan en la famosa posada Little A’Le’Inn.

Él ya sabía que tomar por asalto la base era una mala idea, e intentaba descubrir qué hacer con todo el asunto. Mirando a su alrededor, pensó que podría ser un buen lugar para un concierto bajo las estrellas. Entonces, junto con un amigo se les ocurrió organizar allí Alienstock, inicialmente pensado para Rachel.

Se unieron con Frank DiMaggio, un promotor local en Las Vegas, y consiguieron que los dueños de la posada se sumaran al plan. El condado de Lincoln emitió los permisos necesarios, pero el pueblo también estaba un poco asustado. “Las fuerzas del orden se verán abrumadas y los residentes locales harán lo necesario para proteger sus propiedades”, decía una publicación en el sitio web de la ciudad. “Se pondrá feo”.

Anuncio

Los comisionados del condado votaron para declarar un estado de emergencia si las cosas se salían de control.

A Roberts le preocupaba cómo el lugar podría responder ante emergencias. A medida que los funcionarios se incomodaban con el evento, él y DiMaggio decidieron trasladar Alienstock a un lugar más apropiado: Las Vegas.

La actriz y cantante Jennifer López, que acaba de salir de la onda de los “Hustlers”, se encuentra en conversaciones para encabezar el programa de medio tiempo del Super Bowl 2020.

Cody Theising, gerente de Little A’Le’Inn, consideró que las preocupaciones eran infundadas. Se habían aprobado los permisos, vendido lugares para estacionar y acampar según fuese necesario, y contratado a una compañía de ambulancias con sede en Las Vegas para proporcionar carpas y vehículos médicos.

Muy resuelto, Theising afirmó que había organizado sus propios actos musicales en Rachel del 19 al 22 de septiembre. Por separado, se celebrará una convención de ovnis en Hiko, a unos 45 minutos de distancia.

Las autoridades todavía creen que una multitud se convocará en Rachel. Podrían ser 30.000 personas, o 10.000. Nadie lo sabe.

Roberts y otros piensan que algunos creyentes verdaderos intentarán tomar el Área 51 de igual manera. Roberts ha instado a las personas a que no lo hagan, a través de entrevistas y redes sociales. “Prepárense para ser arrestados”, les dijo. Los funcionarios locales en Rachel también piden a la gente que se aleje de allí.

Por su parte, Theising siente que Roberts se vendió por dinero. Roberts y DiMaggio respondieron que los propietarios de Little A’Le’Inn están capitalizando el uso del nombre Alienstock, a pesar de que no poseen los derechos del festival, con el cual Roberts afirma que casi no ganará dinero.

Anuncio

Toda la serie de eventos lo alentaron, pero también lo desilusionaron un poco, confesó Roberts. Ahora está reconsiderando su especialidad universitaria y podría intentar graduarse en mercadotecnia. Solía ser tímido frente a las cámaras, pero todas las entrevistas con los medios lo obligaron a sentirse más cómodo con eso, confesó.

También comenzó a reevaluar sus sentimientos sobre la existencia de vida extraterrestre. No había pensado demasiado en el tema, indicó, pero en los últimos meses, después de hablar con expertos en ovnis, empezó a reconsiderarlo.

Más allá de eso, está bastante seguro de una sola cosa: si alguien trata de tomar por asalto el Área 51, será arrestado. La Fuerza Aérea de EE.UU, que controla esa zona, también emitió advertencias para cualquiera que esté pensando en ingresar a la base sin autorización.

Para Roberts, incluso si alguien pudiera franquear el control de seguridad -algo casi imposible- no encontrará allí extraterrestres o naves espaciales. “Sólo una pista de aterrizaje, algunos aviones y edificios”, dijo. “Eso es todo”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio