Anuncio
Share
EEUU

María Moreno, la líder latina anterior a César Chávez que cayó en el olvido

Screen Shot 2019-09-28 at 4.50.45 PM.png
Fotografía cedida por Take Stock donde aparece la activista María Moreno mientras duerme en el asiento trasero del auto camino a una reunión del Comité Organizador de Trabajadores Agrícolas en California. María Moreno organizó a los campesinos del país antes que César Chávez y Dolores Huerta, pero la primera líder sindical latina cayó en el olvido hasta que, 50 años después, la cineasta Laurie Coyle encontró unas fotos suyas y decidió devolver su papel a la memoria colectiva. EFE/George Ballis/Take Stock

María Moreno organizó a los campesinos del país antes que César Chávez y Dolores Huerta, pero la primera líder sindical latina cayó en el olvido hasta que, 50 años después, la cineasta Laurie Coyle encontró unas fotos suyas y decidió devolver su papel a la memoria colectiva.

Moreno fue una mujer “imprescindible” en la lucha por los derechos de los trabajadores agrícolas y para la vida de muchas familias latinas que emigraron a EE.UU. en los 1950, tal y como relata el documental “Adiós Amor: The Search for Maria Moreno”, que se estrena este viernes en la televisión pública estadounidense.

“Hace muchos años buscaba material audiovisual para un documental sobre César Chávez y cuando di con unas fotografías de él, también encontré en una carpeta imágenes de una mujer que se veía convincente y carismática”, relató Coyle en una entrevista con Efe.

La cineasta recuerda que en la mayoría de fotos, la protagonista aparecía hablando en público y arropada por muchas personas a su alrededor.

Anuncio

“Entonces pensé: '!Tiene que ser alguien!’”, expresó la directora.

La persona que Coyle encontró era María Moreno, una madre de 12 hijos con el don de la palabra, capaz de congregar a multitudes, organizar a los trabajadores del campo para exigir un sueldo digno y atraer la atención del presidente John F. Kennedy (1961-1963) y de Martin Luther King Jr con sus discursos durante una convención sindical.

“El autor de las imágenes, George Ballis, era él fotógrafo prominente del movimiento de los campesinos de California -detalló-. Él me contó por primera vez quién era Moreno, pero reconoció que luego nunca volvió a saber más de ella.”

McDonald’s finalmente se decidió a ensayar con una hamburguesa vegetariana.

Así, Coyle comenzó una búsqueda que le llevó a hablar con periodistas que siguieron la vida de Moreno entre 1950 y 1960, además de activistas y trabajadores, todos ellos fascinados por la energía y el carisma de la líder, cuya actividad fue decisiva en los comienzos de las organizaciones sindicales.

Anuncio

“Estamos tan atados a una narrativa histórica oficial, que en el caso de la lucha de los trabajadores nos dice que César Chávez, y luego Dolores Huerta, iniciaron el movimiento en EE.UU. y que no hubo nada antes de ello, pero yo sabía que desde 1900 ha habido movilización”, consideró.

Con su determinación por demostrar que la historia no tiene una única versión, y conociendo que lo que no se cuenta corre el riesgo de caer en el olvido, la documentalista llegó hasta la familia de Moreno.

“Me recibieron con los brazos abiertos desde el primer momento, ellos sentían que su madre merecía más reconocimiento”, recuerda Coyle, quien describe cómo lloraron y rieron a la vez, mientras recordaron juntos los momentos de su infancia en una de las escenas más emocionantes de la película.

“Sus vidas fueron difíciles, sufrieron mucho de niños, pero son personas con mucha resiliencia y mucho sentido del humor”, describe la autora sobre la familia de Moreno, con quienes aún mantiene relación y acuden juntos a festivales para dar a conocer el trabajo de su madre.

Lo cierto es que Moreno lograba hipnotizar al público con su energía y sus discursos directos, cargados de una honestidad que aún recuerdan sus familiares y compañeros:

"¿Cómo pensáis que me siento cuando veo a mi hijo enfermo porque no tenemos nada para comer, mientras otras mesas están llenas y tiran la comida?”, preguntó Moreno en una de sus intervenciones en escenarios como la Universidad de California, según el documental.

Gracias a la curiosidad de Coyle y a la ilusión de la familia, la vida de esta mujer de familia de origen mexicano, que nació en Texas, trabajó en cosechas de Utah, Arizona y California, luchó contra el hambre de su familia y logró derechos para las familias del campo estadounidense -en su mayoría latinas y asiáticas-, ha salido de su olvido.


Anuncio