Anuncio
Share
EEUU

2.4 millones de estadounidenses pidieron ayuda por desempleo la semana pasada, y el total asciende a 39 millones

Unemployment numbers
María Mora encuentra que el Departamento de Desarrollo de Empleo del Estado de California, en Canoga Park, cerró sus puertas el 14 de mayo por temor al coronavirus.
(Brian van der Brug / Los Angeles Times)

Más de 2.4 millones de personas solicitaron beneficios de desempleo en Estados Unidos la semana pasada, en la última ola de despidos causados por el brote viral que provocó el cierre generalizado de negocios hace dos meses, y generó una profunda recesión en la economía.

Aproximadamente 38.6 millones de personas pidieron ayuda por desempleo desde que el coronavirus obligó a millones de empresas a cerrar sus puertas y reducir su fuerza laboral, detalló el Departamento de Trabajo.

Otros 2.2 millones de individuos buscaron ayuda en virtud de un nuevo programa federal para trabajadores independientes, contratistas y personas con labores eventuales, que ahora son elegibles para recibir apoyo por desempleo por primera vez. Estas cifras no se ajustan a las variaciones estacionales, por lo que el gobierno no las incluye en la cantidad total de solicitudes.

Anuncio

La corriente continua de fuertes recortes de empleos refleja una economía que se hunde en la peor recesión desde la Gran Depresión. La Oficina de Presupuesto del Congreso, no partidista, estimó esta semana que la economía se está reduciendo a una tasa anual del 38% en el trimestre de abril a junio. Esta sería, con mucho, la peor contracción trimestral registrada.

Casi la mitad de los estadounidenses afirma que sus ingresos han disminuido o que viven con otro adulto que no percibe un sueldo debido a la pérdida de su trabajo o a la reducción de sus horas laborales, indicó la Oficina del Censo en datos de encuestas publicadas este miércoles.

Más de una quinta parte de los estadounidenses afirmaron que tienen poca o ninguna confianza en su capacidad de pagar la renta o la hipoteca del próximo mes a tiempo.

Durante abril, los empleadores estadounidenses recortaron 20 millones de empleos, eliminando el crecimiento de toda una década en un solo mes. La tasa de desempleo alcanzó el 14.7%, la más alta desde la Depresión. Millones de otras personas que estaban sin trabajo no fueron contadas como desempleadas porque no buscaron un nuevo empleo.

Anuncio

Desde entonces, 10 millones más de trabajadores despedidos solicitaron beneficios por desempleo.

El dinero, que una vez se acumuló en tiempos de incertidumbre, ahora se ve con recelo como un potencial transmisor del coronavirus

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, aseveró en una entrevista que la tasa de desempleo podría alcanzar su punto máximo en mayo o junio, del 20% al 25%.

En todas las industrias, los principales empleadores continúan anunciando recortes de empleos.

Anuncio

Uber dijo esta semana que despedirá a 3.000 empleados, además de los 3.700 que ya recortó, porque la demanda de sus servicios de transporte se ha desplomado.

Vice, una organización de televisión y noticias digitales destinada a personas jóvenes, anunció 155 despidos en todo el mundo la semana pasada.

Las editoriales digitales Quartz y BuzzFeed, el gigante de las revistas Conde Nast y la compañía propietaria de la revista The Economist, centrada en los negocios, también anunciaron recortes la semana pasada.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Anuncio


Anuncio