Anuncio
Share

Los beneficios por desempleo no expirarán tras la demora, señala el Departamento del Trabajo

Job seekers exercise social distancing in Omaha, Neb., in July.
Los solicitantes de empleo ejercen distanciamiento social, mientras esperan ser llamados a la oficina de Heartland Workforce Solutions, en Omaha, Nebraska, el 15 de julio.
(AP Photo/Nati Harnik)

Las personas desempleadas que reclaman beneficios federales no verán un retraso de una semana en sus pagos, a pesar de la demora del presidente Trump en firmar la extensión del programa como ley, según el Departamento del Trabajo.

Los estados están implementando las disposiciones lo más rápido posible, y el Departamento de Trabajo no espera que los reclamantes pierdan una semana de beneficios debido al momento de la promulgación de la nueva legislación, señaló un portavoz de la dependencia en un comunicado el martes.

Trump acordó el domingo un proyecto de ley de estímulo bipartidista y financiamiento gubernamental que incluía una extensión de 11 semanas de los beneficios por desempleo, un día después de que expirara dicho apoyo. Eso generó preocupación de que los estadounidenses desempleados perderían el monto de la última semana de diciembre. El presidente aplazó la firma del proyecto de ley durante varios días, ya que exigió pagos de mayor volumen para las personas, así como acciones sobre dos temas que involucran la seguridad electoral y la eliminación de un blindaje de responsabilidad para las empresas de tecnología.

La ley de apoyo ante la pandemia proporciona $300 por semana para las personas desempleadas, y extiende los beneficios para los trabajadores autónomos hasta mediados de marzo. Los pagos federales se suman a los beneficios que brindan las instituciones estatales de desempleo. Las cantidades varían según los ingresos y la jurisdicción, pero el pago promedio de la entidad fue de $378 por semana, según datos del Departamento del Trabajo.

Anuncio

La medida amplía los programas con pocos cambios, lo que significa que las directrices existentes seguirán aplicándose, lo que facilitará la implementación por parte de los estados, informó el portavoz de la dependencia.

“Millones de trabajadores desempleados podrán sentirse aliviados, sabiendo que no perderán el valor de los ingresos de una semana”, señaló el senador Ron Wyden, el principal demócrata del Comité de Finanzas del Senado, en un comunicado. “Ahora, la demora inútil de Donald Trump en la firma del proyecto de ley significa dolores de cabeza administrativos innecesarios y pagos atrasados, pero los trabajadores no perderán ingresos”.

Aproximadamente 14 millones de estadounidenses han estado recibiendo beneficios bajo los programas de desempleo.

El apoyo ininterrumpido podría ayudar a impulsar la economía, ya que se ha perjudicado a medida que el gasto de los consumidores ha estado cayendo y las reclamaciones de desempleo se mantienen en niveles elevados.

Anuncio

El gasto del consumidor, que representa la mayor parte de la economía, cayó un 0.4% en noviembre —la primera caída desde abril, según datos del Departamento de Comercio. Los ingresos personales disminuyeron un 1.1%, lo que refleja la desaparición de varios programas de ayuda durante la pandemia.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio