Anuncio
Share

Importante oleoducto de EEUU cesa operaciones por hackeo

depósitos enormes de hidrocarburos de Colonial Pipeline Company en Linden, Nueva Jersey.
Fotografía de archivo del 8 de septiembre de 2008 de la autopista I-95 frente a depósitos enormes de hidrocarburos de Colonial Pipeline Company en Linden, Nueva Jersey.
(ASSOCIATED PRESS)

El gobierno estadounidense está trabajando con la compañía que cerró un importante oleoducto que lleva combustible a la costa este del país después de un ciberataque, informó la Casa Blanca.

El gobierno está planeando varios escenarios y trabajando con las autoridades estatales y locales en medidas para mitigar cualquier posible problema de suministro, dijeron las autoridades el sábado. Es poco probable que el ataque afecte el suministro y los precios de la gasolina a menos que provoque un cierre prolongado, dijeron los expertos.

Colonial Pipeline no dijo qué pidieron o quiénes. Los ataques de ransomware generalmente los llevan a cabo hackers que codifican datos, paralizan las redes informáticas de las víctimas y exigen un enorme pago para descifrarlos.

Medio Ambiente

Anuncio

El ataque a la compañía —que dice que entrega un 45% del combustible consumido en la costa este de Estados Unidos— subraya nuevamente las vulnerabilidades de la infraestructura ante ciberataques que amenazan con obstaculizar las operaciones. Además, representa un nuevo desafío para una administración que aún está lidiando con la respuesta a otros hackeos como los hechos contra agencias gubernamentales y corporaciones. Por este motivo, Estados Unidos sancionó a Rusia el mes pasado.

Colonial Pipeline informó que el ataque de ransomware del viernes afectó algunos de sus sistemas de información y que la compañía actuó “de manera proactiva” para desconectar ciertos sistemas y detener las operaciones del oleoducto. En una declaración previa, dijo que estaba “tomando medidas para comprender y resolver este problema” con miras a volver a las operaciones normales.

La empresa con sede en Alpharetta, Georgia, transporta gasolina, diésel, combustible para aviones y aceite para calefacción doméstica desde refinerías ubicadas en la costa del Golfo a través de oleoductos que van desde Texas hasta Nueva Jersey. Su sistema de ductos se extiende más de 8.850 kilómetros (5.500 millas) y transporta más de 100 millones de galones por día.

La firma privada de ciberseguridad FireEye dijo que fue contratada para investigar la respuesta al incidente.

Anuncio

Andy Lipow, analista en el sector petrolero, opina que el impacto del ataque a los precios y el suministro dependerá de cuánto tiempo esté sin operar el oleoducto. Uno o dos días en desuso sería mínimo el impacto, de acuerdo con el especialista, pero si es de cinco o seis días podría causar desabasto y aumento en los precios, en particular en un área que se extiende de Alabama a Washington, D.C.


Anuncio