Anuncio
Share

Columna: No todas las deudas son cobrables; tenga en cuenta la prescripción

A stack of $100 bills.
En California, no se le puede demandar por una deuda de consumo de más de cuatro años. Pero hacer incluso un pago parcial puede reiniciar el reloj de la deuda.
(Lauren Raab / Los Angeles Times)

En California, no se puede demandar por deudas de consumo de más de cuatro años. Pero hacer incluso un pago parcial puede reiniciar el reloj de la deuda.

Algunas empresas y cobradores de deudas pueden querer que piense que sus obligaciones financieras lo molestarán para siempre, a menos que se encuentre con algo de efectivo.

Lo que no suelen decirle es que existen leyes que limitan el período durante el cual puede ser demandado efectivamente por facturas adeudadas.

En California, el plazo de prescripción para deudas del consumidor es de cuatro años. Esto significa que un acreedor no puede prevalecer en el tribunal después de que haya pasado ese lapso, lo cual hace que éstas sean esencialmente incobrables.

Sin embargo, hay trucos que pueden reiniciar el reloj de una deuda.

Anuncio

Menciono esto a la luz de una carta extrañamente amenazadora que el gigante del cable Spectrum envió a antiguos clientes, en la cual la empresa ofrece pasar por alto deudas pasadas siempre que el excliente acepte reanudar el servicio.

Spectrum insiste en que renovar el servicio hará que desaparezca toda antigua deuda. Sin embargo, los expertos legales advierten que los consumidores deben tener cuidado con este tipo de ofertas.

Si un antiguo cliente tiene una deuda hace más de cuatro años, ésta podría volver a estar sujeta a acciones legales después de que se reabra una cuenta y se reanuden los pagos. Tan pronto como se reactiva la deuda anterior, un acreedor tiene otros cuatro años para reclamar el pago.

“Creo que Spectrum tendría un buen argumento legal de que, sí, una vez que la cuenta vuelve al estado activo, y dado que el dinero cambia de manos, todo lo pendiente en esa cuenta se convierte nuevamente en un juego limpio”, expuso Pamela Foohey, profesora de derecho en la Universidad Yeshiva en Nueva York.

Mary Spector, docente de derechos del consumidor en la Universidad Metodista del Sur en Dallas, llegó a la misma conclusión. “Se llama revivir una vieja deuda”, explicó. “Si realiza un pago en una cuenta reabierta, podría implicar la reactivación de la deuda anterior, y significa que posiblemente sea cobrada nuevamente”.

Recuperar adeudos viejos es una táctica común entre los cobradores sin escrúpulos. Pueden comprar deudas que sobrepasan la caducidad por centavos de dólar y luego intentar engañar al deudor para que haga incluso un pago mínimo.

Una vez que se realiza un pago de cualquier proporción, la deuda se reactiva y el cobrador puede demandar (o amenazar con ello).

Una clienta pensó que estaba respondiendo a un aviso de fraude de Chase. En realidad, estaba en contacto con un estafador que le estaba pidiendo más de 10.000 dólares.

Es difícil ver por qué Spectrum encontraría una ventaja al relizar este tipo de juegos con antiguos clientes. Pero su carta es lo suficientemente vaga como para plantear preguntas. Dice que la compañía “eliminará su deuda y dejará de informarla a cualquier agencia de crédito”, si el cliente anterior acepta registrarse nuevamente para el servicio de TV, internet o teléfono.

En una columna anterior, analicé la amenaza implícita en la oferta: renueve su servicio o destruiremos su puntaje crediticio al reportarlo como un deudor ante las agencias de crédito.

Desde una perspectiva de recuperación de la deuda, el problema es el compromiso de “eliminar” el adeudo anterior de la cuenta de un antiguo cliente. ¿Qué significa eso exactamente? ¿Que Spectrum está cancelando la deuda? ¿O que la compañía elimina la deuda de su cuenta activa pero aún la mantiene en los registros?

Dennis Johnson, un vocero de Spectrum, confirmó que “significa que la deuda desaparece de forma permanente”. “Los clientes que recibieron esta oferta se encuentran actualmente en proceso de cobranza y son elegibles porque tienen un saldo vencido de al menos dos años”.

(Nota: Spectrum se asocia con Los Angeles Times en un programa de televisión nocturno).

Por lo menos, este episodio sirve como enseñanza para que todos los consumidores sean conscientes no solo de lo que implica acumular deudas, sino también de sus derechos según la prescripción de cada estado.

“Bajo la mayoría de los estatutos de limitaciones, hacer un pago, incluso parcial, reinicia el reloj”, consideró Angela K. Littwin, profesora de derecho en la Universidad de Texas en Austin. “Es por eso que los cobradores de deudas a menudo alientan a los consumidores a pagar cualquier cantidad que puedan, sin importar cuán pequeña sea”.

El hecho de que haya pasado el plazo de caducidad no significa que su deuda haya sido borrada. Un acreedor o un cobrador aún puede apretar los tornillos jugando con su puntaje de crédito, incluso si está fuera del alcance de una acción legal.

Mi consejo: pague sus facturas. Pero también recuerde que existen defensas.

La sección 807 de la Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas indica que “un cobrador de adeudos no puede utilizar ninguna representación, ni tampoco algún medio falso o engañoso en relación con el cobro de una deuda”.

Un estudio revela que se puede tardar una hora y media en leer el contrato de usuario y la política de privacidad de las grandes empresas tecnológicas. Eso es ridículo.

California tiene su propia versión de la ley. Prohíbe “actos o prácticas injustas o engañosas en el cobro de deudas de los consumidores”.

Steve Schklair, residente de Altadena, recibió recientemente una de las cartas de Spectrum. Da la casualidad de que rescindió su servicio de cable en el otoño de 2017, lo cual significa que el límite sobre las obligaciones pendientes entraría en vigencia en cualquier momento.

Schklair, quien dice que no le debe dinero a Spectrum, comparó la oferta de la compañía con un “chantaje corporativo”. La empresa se negó a comentar sobre el estado de la cuenta de Schklair.

Ted Mermin, director ejecutivo del Centro de Derecho del Consumidor y Justicia Económica de UC Berkeley, señaló que “si un exsuscriptor tenía una deuda y luego volvía a suscribirse al servicio de Spectrum, teóricamente la compañía podría cancelar la prescripción sobre el adeudo anterior, por ejemplo, dirigiendo parte o la totalidad del nuevo pago de suscripción mensual a esta”.

Una vez más, Spectrum afirma que recontratar el servicio hará que cualquier deuda pasada desaparezca para siempre, aunque tuve que apoyarme en la empresa para que lo diga en un lenguaje sencillo. Ahora aseguran oficialmente que su antiguo adeudo desaparecerá si renueva el servicio. Tenga esto en cuenta si tiene algún problema relacionado con el tema.

Los consumidores deben cuestionar de forma rutinaria cualquier oferta de condonación de deudas pasadas. Asegúrese de obtenerla por escrito y de que quede absolutamente claro lo que sucede con la caducidad.

“Decir a los antiguos clientes que condonarán sus deudas si ellos reanudan el servicio puede ser una promesa vacía”, destacó Foohey, de la Universidad Yeshiva. “Los clientes deben asegurarse de que el saldo de su cuenta esté en cero cuando reanuden el servicio”, aconsejó.

Sería muy inusual que una gran empresa como Spectrum (propiedad de Charter Communications, aún más grande) tratara de hacer algo rápido con antiguos clientes endeudados. Pero como señalé anteriormente, este tipo de estrategias son demasiado comunes entre los cobradores.

Nunca, nunca haga ni siquiera un pago parcial a un cobrador hasta que determine si la deuda está dentro de la prescripción o si cualquier amenaza de cobrar no tiene valor.

Pídale siempre a un cobrador una prueba por escrito de su obligación, que por ley debe proporcionar. Esa es la forma más fácil de ver si está legalmente libre de problemas.

Y si los términos de una oferta de mercadotecnia son de alguna manera ambiguos, exija una aclaración, por escrito si es necesario, antes de aceptar cualquier nuevo acuerdo.

Lo último que alguien necesita es más problemas financieros.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio