Advertisement

Amenazas de explosivos ‘son parte del trabajo’ en Los Ángeles

Amenazas de explosivos ‘son parte del trabajo’ en Los Ángeles
(AP)

Para la comunidad promedio, una amenaza de ataque con explosivos es alarmante, pero para los políticos es algo común, pero no deja de ser alarmante.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, le pide a la comunidad calma y sostiene que los paquetes encontrados en varios lugares dirigidos a demócratas prominentes no tienen conexión con la ciudad.

Advertisement

El alcalde agrega que "desafortunadamente [las amenazas] son una parte regular del negocio en los últimos cinco años'', ya que él mismo es sujeto de amenazas de forma regular.

"Recibimos amenazas todo el tiempo. Definitivamente es un ambiente tóxico, y una en la que la capacidad de las personas para amenazar la violencia de forma anónima, es probablemente más grande de lo que nunca ha sido", agrega tras una rueda de prensa informal.

Advertisement

"Tomamos amenazas físicas o amenazas virtuales muy en serio, pero confío en el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD)", sostiene.

Por su parte, el LAPD emitió un comunicado diciendo que saben sobre los paquetes sospechosos enviados a varios lugares en la Costa Este.

"En este momento, no hay un nexo con Los Ángeles. Sin embargo, estamos monitoreando la situación y la comunicación con nuestra policía federal y local", indica la agencia policial.

Por ahora, el FBI investiga un paquete sospechoso descubierto en una instalación de correo del sur de Los Ángeles, dirigida a la congresista demócrata Maxine Waters, uno de varios paquetes de este tipo enviados a varios demócratas de todo el país.

Advertisement

La agencia federal confirmó el miércoles por la noche que además de cinco paquetes recibidos en Nueva York, en el área de Washington D.C. y la Florida, dirigidos a políticos como Barack Obama y Hillary Clinton, dos adicionales paquetes, similares en apariencia fueron dirigidos a Waters.

Temprano en la tarde del miércoles las instalaciones de correo del sur de Los Ángeles, cerca de las avenidas Central y Florence, fueron evacuadas tras el descubrimiento de un objeto sospechoso dirigido a Waters.

Un escuadrón de bombas de LAPD respondió a la escena, junto con varias agencias federales y policiales para anunciar horas después que el artículo era seguro.

Los políticos no solo son el blanco de estos paquetes, medios de comunicación también están alertas.

Otro paquete sospechoso que contenía lo que la policía describió como dispositivos explosivos potencialmente vivos, fue enviado a la sede de CNN en Nueva York, dirigido al exjefe de la CIA, John Brennan, quien es un analista de la cadena NBC.

El edificio fue evacuado, y el paquete fue retirado por un escuadrón bomba.

Temprano en la tarde del miércoles, un escuadrón de bombas del Departamento de Policía de Los Ángeles respondió a un hogar en el área de Bel Air. La policía no dio a conocer ningún detalle de la respuesta, diciendo sólo que la investigación finalmente resultó inofensiva.

Fox11 informó desde la escena que la casa era del secretario de tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin.

Advertisement

Además, varias cartas sospechosas fueron descubiertas poco después de las 11 a.m del miércoles por empleados en una sala de correo de Los Angeles Times, en la ciudad de El Segundo.

El equipo de materiales fue trasladado a revisar las cartas para asegurarse de que no contenían ningún material tóxico. La policía dijo a eso de las 6 de la tarde que las cartas eran seguras.

En San Diego, el edificio que alberga el San Diego Union-Tribune y la oficina de la senadora demócrata por California, Kamala Harris, fue evacuada brevemente el miércoles por la mañana tras el descubrimiento de una caja.

Garcetti le recordó a la comunidad que esta es la violencia que se vive políticamente en este momento.

"Solíamos resolver nuestras disputas de manera civil. Ahora no solo somos inciviles", dice Garcetti enfatizando que el presidente Trump recientemente alabó a un congresista por agravar físicamente a un periodista y criticándolo por crear teorías de conspiración.

Por su parte, en un evento de la Casa Blanca, Trump condenó los paquetes o potencialmente explosivos enviados a líderes demócratas, incluida Hillary Clinton y el expresidente Barack Obama.

"En estos tiempos tenemos que unificarnos, tenemos que unirnos y enviar un mensaje claro, fuerte, inequívoco que cualquier acto o amenaza de política no tiene lugar en Estados Unidos de América'', dijo Trump.

Advertisement
Advertisement