Advertisement

Sobornan a funcionarios públicos en California con dinero de la venta del cannabis

Sobornan a funcionarios públicos en California con dinero de la venta del cannabis
El sheriff del condado de Siskiyou, Jon Lopey, afirma que le ofrecieron un millón de dólares para proteger las granjas ilegales de marihuana en su zona (Robert Gauthier / Los Angeles Times). (Los Angeles Times)

El sheriff Jon Lopey se sorprendió cuando un misterioso desconocido le ofreció $1 millón para mantener a los oficiales alejados de ciertas granjas ilegales de cannabis, en el condado de Siskiyou.

Lopey llamó al FBI, tras esto, cámaras y micrófonos escondidos en el desordenado escritorio de madera del sheriff captaron las entregas de sobres llenos de miles de dólares en efectivo. Más tarde, dos personas fueron acusadas por un jurado federal, por intentar sobornar al oficial electo.

Advertisement

"Me sorprendió y ofendió que un ciudadano creyera que un administrador del orden comprometería su ética y moral aceptando dinero", afirmó Lopey, cuyo condado rural colinda con la frontera de Oregon y prohíbe estrictamente las granjas de marihuana al aire libre.

En los más de dos años, desde que los votantes de California aprobaron el cultivo y la venta con licencia de marihuana recreativa, el estado tuvo media docena de casos de corrupción gubernamental a medida que los operadores del mercado negro intentan atacar el sistema mediante sobornos y otros medios. Los casos empañan un despliegue ya problemático del permiso estatal para negocios de marihuana, según lo previsto, cuando los votantes aprobaron la Proposición 64, en noviembre de 2016.

Advertisement

Según los opositores a la iniciativa, los casos confirman sus argumentos de que la legalización no pondría fin al mercado negro y al comportamiento criminal que desató. "Sabíamos que esto iba a ser un problema. El dinero es tanto, que la tentación siempre está ahí", aseveró William Lowe, un líder del grupo Americans Against Legalizing Marijuana.

California está inundada de efectivo del cannabis dentro y fuera del estado, en parte porque sigue siendo una droga ilegal para la ley federal, por lo cual los bancos no aceptan efectivo de las empresas. El mercado negro de cannabis del estado se estimó en $3.700 millones el año pasado, más de cuatro veces el tamaño del mercado legal, según la firma New Frontier Data.

La Proposición 64, aprobada en 2016, permitió que el estado autorice a las empresas a cultivar y vender marihuana, pero exigió que también obtengan la aprobación de las ciudades y condados, la mayoría de los cuales han prohibido las operaciones con marihuana. Para los expertos, la resistencia local explica por qué muchas de las denuncias de corrupción se centran en intentos ilegales de 'comprar' ayuda por parte de funcionarios de ciudades y condados.

"No tengo ninguna duda de que la naturaleza multimillonaria de la industria de la marihuana está corrompiendo a los funcionarios públicos", expresó Lopey, un veterano de 41 años de servicio, que comenzó su carrera a tiempo completo como oficial de la Patrulla de Caminos de California, con sede en el Este de Los Ángeles.

Advertisement

La Proposición 64 también prohibió el transporte de cannabis fuera del estado, que fue una cuestión en las acusaciones del condado de Siskiyou contra Chi Yang y su hermana, Gaosheng Laitinen.

Yang supuestamente abordó al sheriff en la oficina de su condado, en Yreka, en el verano de 2017, e inicialmente sugirió que el millón de dólares podía destinarse a una fundación encabezada por Lopey.

En una de las reuniones subsiguientes, donde se le entregó a Lopey los sobres con efectivo, Laitinen, al parecer, buscó garantías sobre lo que obtendría por sus pagos: "¿Estamos hablando de protección contra allanamientos?", le preguntó al sheriff, según la declaración jurada de un agente de la DEA, que se adjuntó al documento de acusación del criminal.

Se supone que la dupla le pagó a Lopey $10.500, incluidos cuatro bonos en efectivo de $500, antes de ser arrestados, según registros de la corte.

Ese caso es sólo uno de los muchos que han involucrado a vendedores y cultivadores de cannabis que, presuntamente, sobornan o intentan sobornar a funcionarios del gobierno, o a funcionarios públicos que actúan ilegalmente para enriquecerse con la marihuana.

El año pasado, Jermaine Wright, por entonces alcalde provisional de Adelanto, fue acusado de aceptar un soborno para acelerar un negocio de marihuana. Su juicio está previsto para agosto. En mayo, los agentes del FBI cumplieron con las órdenes de cateo en la casa de Rich Kerr, quien era alcalde de Adelanto en ese momento, y realizaron requisas en el Ayuntamiento y a un minorista de marihuana.

También en mayo, el inspector de construcción del condado de Humboldt, Patrick Mctigue, fue arrestado y acusado de aceptar $100.000 en sobornos, por parte de negocios de marihuana que buscaban ayuda acelerada en los permisos del condado, según la Oficina del Sheriff del Condado de Humboldt.

A finales de marzo, un jurado federal consideró culpable de soborno y extorsión a Michael Kimbrew, quien era operador de campo para la entonces representante, Janice Hahn, cuando aceptó dinero en efectivo de parte de un agente encubierto del FBI, mientras prometía su "apoyo constante" para proteger un dispensario de marihuana que la ciudad de Compton intentaba cerrar.

Advertisement

El pasado martes, el desarrollador, Dorian Gray, fue citado para responder ante un juez en una audiencia preliminar por cargos de ofrecer sobornos al entonces presidente del Concejo Municipal de Oakland, Larry Reid, y al administrador asistente de la ciudad, Greg Minor, según registros judiciales. Al parecer, Gray le ofreció al concejal dinero en efectivo para obtener el permiso para un dispensario de cannabis y Reid reportó la propuesta a las autoridades. Gray fue acusado de ofrecer a Minor, que supervisa los permisos de marihuana para Oakland, un viaje gratis a España.

Reid afirmó que se sintió ofendido por la oferta que le hizo Gray en su despacho del ayuntamiento, y lo informó a la oficina del administrador de la ciudad.

"Él (Gray), dijo que tenía un sobre con $10.000 a mi nombre en el bolsillo; le respondí que yo no trabajo de esa manera", relató Reid. "Todos piensan que pueden convertirse en millonarios instantáneos al obtener un permiso de dispensario".

Autumn Paine, abogado de Gray, indicó que los dos funcionarios de la ciudad ofrecieron historias "tremendamente diferentes" sobre lo ocurrido. En cuanto a la acusación de soborno contra Gray, remarcó: "Él lo niega absolutamente".

Un abogado de Laitinen se negó a comentar, más allá de señalar que ella se declaró "inocente". Yang también negó el cargo en el tribunal, pero su abogado no devolvió las llamadas para hacer comentarios en este artículo.

El letrado de Wright declinó hacer comentarios.

No todos los casos recientes involucran a funcionarios electos. El sheriff adjunto del condado de Los Ángeles, Marc Antrim, se declaró culpable hace dos semanas de cargos federales derivados de su arresto por robar media tonelada de marihuana de un almacén, en octubre pasado.

Si bien, algunos casos presentados en el último año aún están pendientes de juicio, ha habido condenas en otros casos de corrupción en años recientes.

California, fue el primer estado en legalizar la venta de marihuana para uso medicinal, hace dos décadas. El ex alcalde de la ciudad de Cudahy fue condenado a un año en prisión federal, en 2013, por aceptar sobornos en efectivo a cambio de apoyar la apertura de una tienda de "marihuana medicinal" en la ciudad.

Advertisement

El jefe de la división del orden del código de la ciudad y un concejal de la ciudad también fueron condenados por participar en el plan de corrupción.

Las agencias del orden están investigando posibles casos de corrupción en otras ciudades del sur de California, según Ed Muramoto, un abogado privado de los dispensarios de marihuana medicinal que se han quejado de que las ciudades los están excluyendo de la competencia por los permisos. "Nos han contactado de un buen número de ciudades y jurisdicciones con respecto a las investigaciones en las que se están involucrando las agencias del orden", advirtió el letrado, quien se negó a identificar los sitios involucrados porque los investigadores le han pedido no discutir investigaciones pendientes.

El gobernador, Gavin Newsom, un partidario clave de la Proposición 64, se negó a comentar sobre los numerosos casos de sobornos relacionados con los cultivadores y vendedores de marihuana.

La ley estatal otorga excesiva autoridad a los funcionarios locales para dictar los términos de las licencias de las ciudades, según Dale Gieringer, director de California NORML, un grupo pro legalización, que apoyó la Proposición 64. "La corrupción siempre es peor a nivel local, porque hay muchos más funcionarios locales y no tienen tanto control como los de Sacramento", afirmó. Las agencias estatales, dijo, "han estado haciendo todo lo posible para agilizar las licencias, pero se han involucrado demasiados jugadores locales".

El caso del condado de Siskiyou, proporciona evidencia adicional de que California sigue siendo el mayor exportador de marihuana en el país. Yang, según parece, le dijo al sheriff que quería enviar el cannabis cultivado en California a Missouri.

Sam Clauder, puede hablar por experiencia propia acerca de quedar atrapado en una actividad interestatal ilegal, después de sucumbir a la tentación financiera. El ex asesor del Congreso y funcionario del partido demócrata del condado de San Bernardino se declaró culpable en Texas, en 2017, de los cargos de poseer 130 libras de cannabis, que transportaba hacia el este desde California.

Clauder había comenzado a transportar marihuana, desde el condado de Humboldt a los dispensarios legales de cannabis, en el sur de California. Pero incursionó en el transporte ilegal hacia otros estados cuando lo despidieron de un trabajo como ayudante del entonces representante Joe Baca (D-Rialto) por un caso criminal no relacionado, y por el cual más tarde fue declarado inocente.

Según Clauder, los cultivadores de cannabis le pagaban alrededor de $30.000 por cada 100 libras de marihuana que transportaba al este. Realizó el viaje a través del país unas 45 veces, antes de ser arrestado en Texas. "Creo que es una tentación cruzar un límite, si no puedes hacerlo legalmente", expuso Clauder. "Pasé de trabajar para un congresista de EE.UU a quedarme sin hogar y estar desamparado de la noche a la mañana. ¿Qué se suponía que debía hacer? Simplemente caí en ello".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement